SE ESTANCA LA INVERSIÓN NETA PRODUCTIVA

'Se vende España': Las multinacionales desinvierten 3.563 millones en seis meses

Las desinversiones de las multinacionales extranjeras presentes en el país crecen. Y lo hacen de forma sostenida en los últimos años. Principalmente, en el sector eléctrico

Foto: Aerogeneradores. (EFE)
Aerogeneradores. (EFE)

Los datos los acaba de hacer públicos el departamento de Comercio, y no dejan lugar a dudas. Las desinversiones de las empresas extranjeras residentes en España han crecido nada menos que un 408% en el primer semestre de este año respecto del mismo periodo del año anterior. En concreto, han alcanzado los 3.563 millones de euros frente a los 701 millones del año anterior. Lo sucedido no tiene que ver con un fenómeno puntual ligado a una gran operación. Al contrario. El montante de las desinversiones supone un avance del 68% respecto de 2012. Y del 94% frente a 2011, lo que refleja una tendencia constante en el tiempo. Al menos en los últimos años.

No se trata tampoco de un movimiento vinculado a operaciones de cartera, que por su propia naturaleza tienen un carácter especulativo, sino de inversión directa en actividades productivas. Como aclara el Ministerio de Comercio en su informe semestral, para que se produzca desinversión en la venta de participaciones en capital el inversor extranjero debe transmitir su participación a un residente, pues si la vendiera a un no residente (otro extranjero), no habría desinversión foránea propiamente dicha, sino “un simple cambio de inversor/país que no afectaría al flujo inversor”.

El propio Ministerio de Economía asegura que “esta negativa evolución” tiene que ver, fundamentalmente, con la “muy baja desinversión” del pasado año frente al actual, y niega que se esté produciendo un “proceso generalizado” de desinversiones. Lo achaca a que se están produciendo desinversiones puntuales de importes elevados.

Informe de flujos de inversiones exteriores directas. (Ene-Jun 2015)
Informe de flujos de inversiones exteriores directas. (Ene-Jun 2015)

El hecho de que se produzcan desinversiones no significa, sin embargo, una liquidación de la empresa, al menos de forma total. La información que obra en poder de Comercio aclara que han predominado las ventas a residentes. Por lo tanto, a inversores radicados en España. Suponen, en concreto, un 81% del total frente a las liquidaciones de empresas, que representan un 19%. Es decir, solo la quinta parte de las ventas han supuesto la cancelación del negocio.

¿Y qué es lo que venden las multinacionales extranjeras en España? Pues fundamentalmente sus negocios vinculados al suministro de energía eléctrica (37%); actividades financieras y de seguros (25%); construcción (14%) y actividades inmobiliarias (10%). En conjunto, estos cuatro sectores explican hasta un 86% de la desinversión del periodo. Muy lejos le siguen la desinversión en hostelería o industria manufacturera (3%).

El hecho de que las multinacionales deshagan parte de sus posiciones no significa, sin embargo, que se esté reduciendo su presencia en España. Ahora bien, supone un freno significativo en términos netos (saldo entre inversiones y desinversiones).

Informe de flujos de inversiones exteriores directas. (ene-jun 2015)
Informe de flujos de inversiones exteriores directas. (ene-jun 2015)

Un dato lo acredita. La inversión extrajera directa en inversiones productivas se situó en el primer semestre en 4.971 millones de euros, muy cerca de los 4.221 millones del año anterior y de los 4.476 millones de 2011. Es decir, que pese a la mejora de la situación económica y al fin de la crisis del euro -lo que en teoría favorece la entrada de capitales-, la inversión directa en España apenas avanza.

Cotizadas y no cotizadas

La inversión 'productiva' se concentra prácticamente en un 96% en sociedades residentes no cotizadas en bolsa (8.237 millones de euros en términos brutos) entre enero y junio, y casi duplica a la del primer semestre del año anterior. La inversión en sociedades cotizadas en bolsa -que solo tienen la consideración de inversión directa si la participación del inversor extranjero es igual o superior al 10% del capital de la sociedad de inversión directa- sigue siendo muy residual y cae en términos brutos y netos un 17,2% y un 19,5%, respectivamente.

Las inversiones extranjeras, sin embargo, no significan una apuesta por los nuevos sectores. Hasta el punto de que las ampliaciones de capital siguen teniendo el mayor peso en el primer semestre de 2015 (72% sobre el total), en tanto que las constituciones de nuevas sociedades, como revelan las cifras oficiales, permanecen con un peso muy reducido (1,7%), aunque en ambos casos su evolución ha sido positiva en este primer semestre, ampliaciones (+67,9%) y constituciones (+4%).

Trabajadores de una planta de acero. (EFE)
Trabajadores de una planta de acero. (EFE)

Por su parte, las adquisiciones de sociedades ya existentes van ganando mayor peso relativo en los últimos tres años e incluso se incrementan prácticamente un 100% con respecto al primer semestre de 2014, llegando al 26% del total de la inversión productiva.

Este proceso parece tener mucho que ver con el nuevo mapa industrial de España, aunque no solo por el perfil de su especialización tras el derrumbe del sector de la construcción, sino también por la propiedad de sus activos. Los datos más recientes muestran que casi el 40% del volumen de negocio de la industria ubicada en España es propiedad de empresas de capital extranjero. En concreto, el 37,2% de la industria nacional pertenece a filiales de multinacionales radicadas en España.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios