según la asociación española de la banca

Medio millón de hogares no sienten la recuperación y están siendo refinanciados

El presidente de a AEB, José María Roldán, ha alertado del riesgo que suponen las burbujas inmobiliarias a medio plazo con tipos de interés ultrabajos

Foto: Medio millón de hogares no sienten la recuperación y están siendo refinanciados

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, ha defendido que "la banca está haciendo un esfuerzo verdadero y sincero por ayudar a clientes hipotecarios en dificultades". Lo ha querido demostrar "con cifras" y ha afirmado que la banca está refinanciando actualmente las hipotecas de 500.000 personas, el 10% del saldo hipotecario.

Así lo ha indicado durante la jornada inaugural del curso 'El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por BBVA.

Según ha explicado, es de esperar que este "cierto alivio" para los deudores hipotecarios tenga que ser "temporal" porque su situación mejore, pero ha señalado que si sus dificultades fueran a más, la banca también buscaría soluciones.

Ha recordado que en ese caso, las entidades financieras ya están transformando hipotecas en alquileres "generosos" o recurriendo al código de buenas conductas de la banca o al fondo social de viviendas.

Sobre este último, Roldán ha recordado que sólo se han ocupado 1.500 de las 6.000 viviendas que lo engrosan y que, por ello, se han revisado los criterios para tratar de movilizar las 4.500 restantes. Se trata de las mismas cifras de febrero de este año, por lo que el presidente de la AEB ha asegurado que el sector siente "frustración".

"Los resultados son pobres y es un poco frustrante, porque estamos haciendo un esfuerzo sincero y parece que no es tal. Deberíamos estudiar cómo ser más efectivos, ser capaces, entre todos, de mejorar. Hemos firmado el código de buenas prácticas y parece que no estamos haciendo lo suficiente", ha lamentado.

No obstante, ha dicho que sería necesaria una mayor colaboración del sector público para identificar a los hogares que tienen un mayor riesgo de exclusión financiera. "Para nosotros no es sencillo ordenar los clientes en función de las circunstancias que atraviesan", ha añadido.

Propuestas de la banca pública

Roldán también se ha referido a las propuestas para la creación de una banca pública de los sindicatos y que llegó a barajar la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, aunque al final lo ha descartado.

Al respecto, ha pedido "concreción" en estas propuestas, ya que una banca pública puede direccionarse hacia entidades de desarrollo o mecanismos como el Instituto Crédito Oficial (ICO) o hacia una banca comercial al uso que compita con las entidades privadas. "No logro distinguir de qué tipo de proyectos estamos hablando", ha dicho.

No obstante, ha señalado que "hay una necesidad de cubrir por los medios existentes la mejora del acceso a la financiación de las pymes y los hogares" y, en cualquier caso, ha recordado que las ventajas que supone una banca pública similar al ICO, que ofrece condiciones de crédito ventajosas, son menores en un escenario de tipos bajos".

Por último, también ha incidido en que toda banca pública que se creara tendría que hacer frente a las nuevas exigencias de regulación y estaría sometida a Basilea III. Por ello, ha lanzado un mensaje de escepticismo: "Buena suerte con ser capaces de afrontar la regulación que hay sobre el sector. No es fácil en estos momentos ser un banco".

Riesgo de burbujas

El presidente de a AEB, José María Roldán, también ha alertado del riesgo que supone que se prolongue mucho tiempo la actual situación de tipos de interés ultrabajos, que "a medio plazo" podrían hacer que surgieran burbujas en algún sector de la economía.

"Hace poco teníamos miedo a un "crédit crunch" y a que no hubiera capacidad de financiar el proceso de recuperación económica y ahora estamos viendo que el crédito crecerá a finales de este año o principios de 2016", dijo.

"En el caso español", Roldán no observa todavía elementos de burbuja, sino que ve "un mercado que se empieza a reanimar, y una competencia entre entidades también incipiente".

"La burbuja la pondría en un entorno más internacional y más de medio plazo, es verdad que si los tipos bajos se prolongan mucho en el tiempo la probabilidad de que se generen burbujas en algunos sectores "será más alta".

Hasta ahora ha habido ciertos elementos puntuales de burbujas en el mercado inmobiliario internacional, aunque en España no ha sido así, pero es cierto que las medidas de las autoridades han logrado enfriar un poco el entusiasmo.

Pero cuanto más se prolongue esta situación de tipos bajos habrá más probabilidades de tener al final alguna burbuja en algún sector, que en definitiva no es más que un crecimiento de crédito excesivo y una identificación de los riesgos no adecuada. 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios