PRIMER ENCUENTRO FORO DE FOROS

Mario Monti: "España ha ido más lejos que el resto de Europa en reformas estructurales"

El exprimer ministro italiano Mario Monti ha destacado el alcance de las reformas llevadas a cabo por España, aunque ha criticado su tardanza, y ha defendido la permanencia de Grecia en el euro

Mario Monti, excomisario europeo y el hombre que sustituyó a Silvio Berlusconi al frente del Gobierno italiano, reconoció ayer que "España ha ido más lejos que el resto de Europa en las reformas estructurales", dentro de las que ha destacado especialmente la del mercado laboral. En declaraciones a El Confidencial (ver video superior) en el Foro de Foros que se celebra en La Granja de San Ildefonso (Segovia), Monti también criticó que nuestro país haya ido más despacio que otros, como Italia, en otras reformas como la reducción del déficit público y recordó que las reformas son un movimiento permanente que no se puede parar.

Respecto a la situación de Grecia, Monti considera que sería "definitivamente una mala idea" su salida del euro. "El sentimiento de la opinión pública griega es favorable a mantenerse en la zona euro. Es muy crítica con la troika, algo que puedo entender por mi experiencia en Italia, pero no prefiere la salida del euro", algo que es compartido, a su juicio, por el resto de los ciudadanos del Sur de Europa, incluyendo los españoles.

A juicio del excomisario, la responsabilidad de lo que ocurre en Grecia pertenece exclusivamente a los griegos, en concreto al fracaso de los Gobiernos anteriores al rescate, aunque ha reconocido los avances conseguidos en los últimos años. Ahora bien, es más crítico con la "dura" posición del actual Ejecutivo de Syriza presidido por Alexis Tsipras, que considera que responde a "motivos de consumo interno". Con las negociaciones dirigidas por su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, "sólo ha conseguido ganar tiempo, pero no solucionar el problema", concluyó.

Monti también aplaudió la compra de deuda por parte del Banco Central Europeo, el famoso quantitative easing, que comenzará el próximo lunes. En su opinión, no es nada revolucionario porque se trata simplemente de otra modalidad para ejecutar la labor de los bancos centrales, que es imprimir dinero, y ha criticado que "las ideologías que rodean al BCE, en especial la de Alemania, han provocado que haya hecho falta demasiado tiempo para ponerlo en marcha".

¿Es España competitiva?

Además de la presencia de Monti, el reto de la competitividad y las fórmulas para crear empleo fueron el debate estrella de la jornada de ayer en el Foro de Foros. Las posturas fueron muy divergentes pero hubo dos conclusiones comunes, una positiva y otra negativa: España es más competitiva de lo que parece pero tiene graves carencias, sobre todo en educación, en el mal funcionamiento de las instituciones (incluyendo la corrupción) o en la inseguridad jurídica. 

El más optimista fue el presidente de Ford EspañaJosé Manuel Machado, que puso como ejemplo que España puede fabricar coches de forma competitiva pese a que todo el mundo pensaba que la producción iba a deslocalizarse en Asia o Europa del Este. Ahora bien, considera que la base para ello está en las relaciones laborales, y más concretamente en la capacidad de alcanzar un acuerdo con los sindicatos fuera de cualquier convenio, algo que ahora la reforma laboral ha extendido a las pymes. "Quien no sea capaz de poner la casa en orden en materia laboral, no será capaz de mirar hacia delante e innovar", declaró a El Confidencial.

¿Qué necesita España para volver a crecer?

 

El exconsejero delegado de Caixabank, Juan María Nin, puso el acento en la innovación, ya que la tecnologia y la democratización de la información han hecho que el consumidor gane la batalla a las grandes corporaciones. Aunque reconoce que España se ha puesto a la altura del resto de la zona euro en materia económica, considera que todavía tenemos un problema de exceso de deuda y escasez de capital, y que necesitamos una mejora de las instituciones políticas, de la gobernanza empresarial y de la educación. 

Una visión con la que coincidió el economista del MIT Samuel Bentolila; a su juicio, España tiene cuatro barreras para el crecimiento y la creación de empleo: los problemas de la educación y la investigación; el déficit de competencia con la existencia de oligopolios; las dificultades de las pymes para desarrollarse; y los problemas del mercado laboral, como el régimen de convenios colectivos o la inexistencia de políticas activas de empleo.

Mala calidad de las instituciones

En las sesiones privadas, estos intervinientes y otros como Emilio Ontiveros (AFI), Joaquín Ayuso (Ferrovial), Nuño Arroyo (N Capital) o Alfredo Pastor (MIT), se mostraron mucho más duros con la situación política española, el mal funcionamiento de las instituciones -en especial los organismos reguladores y la justicia-, la corrupción, la inseguridad jurídica o el sistema educativo.

La preocupante situación de la educación fue objeto de un debate específico moderado por el colaborador de El Confidencial José Antonio Marina. La jornada también incluyó un foro sobre la estructura territorial de España en el que se pusieron de manifiesto las fuertes diferencias entre autonomías ricas y pobres, y la vuelta con fuerza del nacionalismo y los problemas geopolíticos en toda Europa.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios