Es noticia
Menú
Flexibilidad laboral y "cero subvenciones" para reindustrializar la economía española
  1. Economía
Mesa redonda sobre el futuro de la industria

Flexibilidad laboral y "cero subvenciones" para reindustrializar la economía española

La empresa española mira ya a la crisis en pasado, hace balance de las lecciones aprendidas y plantea los cambios imprescindibles para reindustrializar el país.

Foto: De izq a dcha, el presidente de Acerinox, Rafael Miranda; el periodista Carlos Sánchez; el presidente de Ebro, Antonio Hernández; y el CEO de Grupo Antolín, José Manuel Temiño (Foto: PLL)
De izq a dcha, el presidente de Acerinox, Rafael Miranda; el periodista Carlos Sánchez; el presidente de Ebro, Antonio Hernández; y el CEO de Grupo Antolín, José Manuel Temiño (Foto: PLL)

La gran empresa española mira ya a la crisis económica en pasado, hace balance de las lecciones aprendidas y plantea los cambios imprescindibles para acometer la necesaria reindustrialización del país. Con la necesidad de dar un paso al frente en el ámbito laboral y regulatorio. “Las industrias que tienen éxito son competitivas a nivel mundial. No es tan importante reducir los salarios, pero sí introducir flexibilidad”, aseguró Rafael Miranda, presidente de Acerinox, durante la mesa redonda sobre la materia celebrada hoy durante las jornadas Perspectivas Económicas España 2015, organizadas por PIMCO y El Confidencial.

“¿Por qué es exitoso EEUU y por qué debería preocuparse Europa? –reflexionó el ejecutivo-. Evidentemente, hay que hacer una reindustrialización competitiva. Las industrias que tienen éxito son competitivas a nivel mundial. Y Estados Unidos, en términos laborales, tiene una gran flexibilidad. Segundo elemento, los costes energéticos. Si son en Europa un 50% superiores a los de EEUU, no se puede competir. Tercero, la financiación. Y cuarto, la regulación. Europa es excesiva en sus regulaciones, por ejemplo en el ámbito medioambiental”

Miranda, tras lamentar que el país haya dado la espalda a la industria en estos últimos años, incidió en la importancia de la educación –cuya reforma, un tema de Estado, no se está acometiendo-, del excesivo apalancamiento en que ha incurrido la industria españolay subrayó que los países que han logrado mantener el empleo son aquellos en los que el peso de la industria sobre PIB es más alto. Respecto a la financiación, abogó por buscar alternativas a la bancaria, en línea con las fórmulas que se emplean enpaíses comoEstados Unidos.

Por su parte, Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods, lamentó el exceso de regulación que sufre la gran empresa española y, sobre todo, el de subvenciones. “La competencia con empresas de nueva creación es compleja, sobre todo si son cooperativas, que tienen acceso a buen número de subvenciones. Lo que deberíamos de tener es cero subvenciones, porque traen consigo corrupción. Es un entramado sobre el que la UE debería hacer una reflexión. Sin contar con empresas que nacen con la nueva reforma laboral y nosotros tenemos convenios de cincuenta años”, expuso.

Competencia desleal

Por si fuera poco y en esa misma línea, Hernández Callejas subrayó que esas empresas a menudo pequeñas, que se benefician de esas ayudas públicas, luego tienden a internacionalizarse por la vía de jugar con márgenes muy pequeños, lo que va en detrimento del producto y de la destrucción de valor. Todo un contrasentido para él. “En España se ha sobrelegislado”, remachó, insistiendo en la necesidad de focalizar el negocio. “Nosotros no nos hemos metido en otros ámbitos. Hacemos las cosas que hacemos bien”, zanjó.

Finalmente, José Manuel Temillo, consejero delegado del Grupo Antolín, firma dedicada a los componentes de automoción, quiso restar importancia al papel de la Administración en los procesos de internacionalización de las empresas. Es más, apostó por que sea la industria quien ejerza como motor de arrastre de esas pymes. “Nosotros tenemos un papel. Tenemos que tirar de esas empresas. Llevar a nuestros compañeros de viaje a otros territorios”, incidió. Y puso como ejemplo los nuevos desarrollos en Marruecos, próxima para de los fabricantes de vehículos, con Ford a la cabeza.

“Le faltainfraestructura y tenemos que importar desde España –reflexionó-. Aquí ya no somos tan competitivosytenemos que convertirnos en un centro de excelencia dentro de la automoción. Dedicamos un 2,8% a I+D”. En este sentido, consideró fundamental seguir los pasos de Alemania en la formación profesional, una evolución que encuentra como principal problema las 17 comunidades autónomas. “Incide mucho el elevado nivel de descentralización que tenemos en España. Hay que reestructurar todo eso. Y cada autonomía tira para su lado”, remató.

La gran empresa española mira ya a la crisis económica en pasado, hace balance de las lecciones aprendidas y plantea los cambios imprescindibles para acometer la necesaria reindustrialización del país. Con la necesidad de dar un paso al frente en el ámbito laboral y regulatorio. “Las industrias que tienen éxito son competitivas a nivel mundial. No es tan importante reducir los salarios, pero sí introducir flexibilidad”, aseguró Rafael Miranda, presidente de Acerinox, durante la mesa redonda sobre la materia celebrada hoy durante las jornadas Perspectivas Económicas España 2015, organizadas por PIMCO y El Confidencial.

Subvenciones PIB Foro El Confidencial - PIMCO
El redactor recomienda