HABLAN LOS CONSUMIDORES Y EXPERTOS

¿Compensa tener una tarifa plana para la factura de la luz y del gas?

Es la última oferta de las compañías, pagar lo mismo cada mes. Los expertos dicen que ni el consumidor se ahorra tanto ni hay barra libre de energía

Foto: Tendido eléctrico. (Efe)
Tendido eléctrico. (Efe)

No saber cuánto va a ser el gasto de la electricidad y del gas descuadra las previsiones de cualquiera. Nuestras propias estimaciones no valen y los sustos con las cantidades son demasiado frecuentes. Las compañías salen al paso y ya hay algunas que se han subido al carro de ofrecer una tarifa plana, pagar siempre lo mismo al mes, y regularizar las cuentas (tanto si nos hemos pasado como si no hemos llegado al consumo previsto) a final de año.

La última ha sido Gas Natural Fenosa, con campaña de publicidad incluida, pero no es la única. Endesa, Iberdrola y hasta HoraLuz, la compañía que se llevó la subasta de luz de varios consumidores organizada por la OCU, ya lo estaban ofertando; bien con este nombre, o con ‘tarifa fija’. Tampoco Gas Natural Fenosa se lanza de nuevas. Según fuentes de la misma, la tarifa plana lleva un año en funcionamiento entre sus clientes que ya la han probado. La compañía ha aprovechado para corregir los errores antes de publicitarla públicamente.

¿Una forma de lavar la imagen de las empresas después de la mala prensa de los últimos años? ¿Una forma de ayudarnos en el pago? ¿O una mera estrategia para captar clientes? Sea lo que fuere, las asociaciones de consumidores y expertos advierten sobre este tipo de tarifas.

Gas natural. (Efe)
Gas natural. (Efe)

La confusión de la terminología

Llamarle tarifa plana podría confundir al cliente. Acostumbrados a tarifas planas de internet, donde se paga una cuota y se consume lo que quiere, el cliente podría entender lo mismo en electricidad y gas. Nada más lejos de la realidad. Estas tarifas significan que se paga lo mismo al mes, sí, pero si uno se pasa de los kilowatios contratados, a final de año toca regularizar y abonar la diferencia. Si no hemos llegado, lo que hemos ingresado de más se descontará del siguiente recibo.

No se ahorra en la factura

Lo importante es saber si realmente se ahorra. Los expertos preguntados son unánimes: no, sobre todo en la electricidad. “La compañía no puede garantizar que siempre vayas a pagar lo mismo porque existe una parte de tu factura que son costes regulados por el Gobierno, si esos suben, sube tu factura”, apunta Jordi Castilla, del departamento jurídico de Facua.

Acostumbrados a tarifas planas de internet, donde se paga una cuota y se consume lo que se quiere, el cliente podría entender lo mismo en electricidad y gas. Nada más lejos de la realidad

Tampoco Jorge Morales, ingeniero industrial y experto en el sector eléctrico, cree en el ahorro. Fue él quien ha bautizado a la tarifa eléctrica como ‘altiplana’ tras comparar las tarifas normales con las planas según precios del año pasado. Solo hay un caso excepcional para ahorrar, según este experto: ser capaz de acertar con la potencia contratada y nunca pasarte de la misma, amén de que esta potencia tendría que ser alta para que compensase.

La OCU analizó, precisamente, la oferta de Gas Natural Fenosa en enero y entonces ya advertía de que sólo sería beneficiosa para las potencias de 6,9kW o superior.

En el caso del gas, Morales ve una segunda intención en la tarifa plana: buscar un mayor consumo de esta energía que está cayendo en España, con la idea de que una tarifa plana puede incentivar el consumo poco responsable.

Penaliza el consumo responsable

Saber que siempre se va a pagar lo mismo cada mes puede ser un problema para el ahorro de energía. Desde Facua explican que se puede tender a consumir más al saber de antemano lo que vamos a pagar. Esto lleva a una segunda lectura. “Si consumimos más, la compañía debe comprar más energía para cubrir la demanda y esto, te acabará repercutiendo a ti”, añade Jorge Morales. “Porque aquí, más demanda no significa un abaratamiento del precio”.

Explica Morales, además, que en España se tiende a aumentar el tanto por cierto del precio fijo de la factura regulada por el Gobierno. “Esto implica que si tú vas a pagar 80 euros sí o sí, de manera fija, ya te da igual consumir más o menos o comprar un frigorífico eficiente”.

Sí conseguimos fraccionar el pago

Con estas tarifas lo que consigue el cliente es fraccionar el pago anual, aunque el resultante total sea el mismo. “Cuando te has pasado al final de año, la compañía te ofrece la posibilidad de prorrateártelo a lo largo del año. Facilidades de pago, todas”, cuenta Castilla desde Facua.

¿Más oferta de las compañías?

Nuevas ofertas para hacer más accesible la energía puede ser una buena manera de aumentar la competencia entre empresas, pero Manuel Romera recuerda lo encorsetado que está el sector energético. Como director del sector financiero del IE Business School apunta a que estas ofertas dan “cierta apariencia de competencia”, pero en realidad no lo son. “Ni siquiera pequeñas y medianas compañías de comercialización de energía pueden entrar a pujar en este sector. Esto es sólo una apariencia”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios