Es noticia
Menú
Lagares propone un 'impuestazo' para la circulación tan caro como en San Sebastián
  1. Economía
SUBIR EL IMPUESTO PARA QUITAR EL DE MATRICULACIÓN

Lagares propone un 'impuestazo' para la circulación tan caro como en San Sebastián

El informe de los expertos liderados por Manuel Lagares no sólo se ocupa de los grandes tributos, sino que propone revoluciones en los más pequeños

Foto: El presidente del comité de expertos para la reforma fiscal, Manuel Lagares. (EFE)
El presidente del comité de expertos para la reforma fiscal, Manuel Lagares. (EFE)

El informe de los expertos liderados por Manuel Lagares no sólo se ocupa de los grandes tributos, sino que propone verdaderas revoluciones en los más pequeños. Es el caso del impuesto de circulación, el 'numerito' del coche, donde cada uno de los ayuntamientos tiene su propia tarifa (la más cara es la de San Sebastián). Aquí, la propuesta es una unificación del tipo para toda España y una subida generalizada para compensar la recaudación del impuesto de matriculación, cuya desaparición solicita.

Si hay un impuesto donde es evidente el "carajal" en que se ha convertido la fiscalidad en España, como ayer denunciaba S. McCoy, ese es el de circulación, llamado realmente impuesto sobre vehículos de tracción mecánica. En realidad, hay 8.000 impuestos de circulación diferentes, puesto que se trata de un tributo local y cada ayuntamiento fija los tipos que quiere. Esto ha provocado que mucha gente tenga el coche domiciliado en el pueblo donde tiene su segunda residencia, ya que paga mucho menos que en una gran ciudad; un fenómeno parecido al de pasar la ITV en una comunidad limítrofe donde el coste es hasta un 50% inferior. Incluso hay pueblos que hacen dumping fiscal con este impuesto (es el caso de Alcobendas, en Madrid).

Ante esta situación, la comisión de expertos pide unificar el tipo del impuesto en toda España: "La regulación del nuevo impuesto correspondería al Estado y sería igual para todos los Municipios y Comunidades Autónomas, dada su finalidad de preservación del medio ambiente", expone en su propuesta número 92. Esta coletilla medioambiental es el fundamento de la reforma de este gravamen, ya que propone que el tipo del impuesto se fije en función de las emisiones contaminantes en vez del sistema actual, que grava en función de la potencia (caballos fiscales) de coches y motos, o de la capacidad de autobuses y camiones.

Pero no se trata sólo de igualar el desmadre de tipos del impuesto ni de convertirlo en un tributo medioambiental. Además, hay que subirlo, a juicio de los 'sabios'. Se trata de compensar la pérdida de recaudación que supondría la supresión del impuesto de matriculación (que se llama realmente "impuesto especial sobre determinados medios de transporte"), que también solicitan; una pérdida cifrada en 555,45 millones en 2011. Esto supondría que la igualación de tipos debería hacerse necesariamente por arriba, en los niveles de las poblaciones más caras: San Sebastián se lleva la palma con 81,56 euros por vehículo de media ese año, seguida por Castellón, Huesca y Palma de Mallorca.

O incluso por encima, es decir, con unos tipos superiores a los de las ciudades más caras, si es preciso para compensar dicha pérdida de recaudación. Como ocurre con todas las propuestas, el informe no da cifras concretas ni hace los cálculos de lo que sería necesario para alcanzar este objetivo en el caso del impuesto de circulación.

Unificar circulación y matriculación

¿A qué obedece la supresión del impuesto de matriculación? Un intento fracasado de directiva europea de fiscalidad de vehículos establecía que "la reforma del IDMT [Matriculación] constituiría solo una medida transitoria dirigida a su supresión, una vez que se hubiera establecido un impuesto sobre circulación –que podría ser el actual Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM)– adaptado a las exigencias de la tributación ambiental y que absorbiese la capacidad recaudatoria del impuesto sobre matriculación", según el informe, que añade que "aunque la Propuesta de Directiva comunitaria puede considerarse como fracasada, desde una perspectiva ambiental sigue resultando lógico que el IVTM se pudiese convertir en un impuesto ambiental, absorbiendo el IDMT en cuanto afectase a tales vehículos. Esta propuesta requeriría compensar a las Comunidades Autónomas por la pérdida del IDTM".

La propuesta contempla que sean los ayuntamientos los que sigan recaudando el impuesto, aunque regulado por el Estado, y que estos transfieran una parte a las comunidades autónomas, la que les correspondería por el actual impuesto de matriculación.

Finalmente, Lagares hace suya una práctica que ya existe en muchas ciudades europeas (esta semana se ha implantado en París): cobrar una tasa por entrar al centro de las ciudades. "En los regímenes especiales de Madrid y Barcelona, y en otras ciudades de acusados valores histórico-monumentales, podría regularse la posibilidad de exigir “tasas de congestión” por la entrada de vehículos de tracción mecánica al centro de la ciudad. Esas tasas deberían ir acompañadas de la existencia en las vías de entrada de aparcamientos para vehículos".

El informe de los expertos liderados por Manuel Lagares no sólo se ocupa de los grandes tributos, sino que propone verdaderas revoluciones en los más pequeños. Es el caso del impuesto de circulación, el 'numerito' del coche, donde cada uno de los ayuntamientos tiene su propia tarifa (la más cara es la de San Sebastián). Aquí, la propuesta es una unificación del tipo para toda España y una subida generalizada para compensar la recaudación del impuesto de matriculación, cuya desaparición solicita.

Manuel Lagares San Sebastián Reforma fiscal
El redactor recomienda