DURO INFORME QUE ARREMETE CONTRA INDUSTRIA

La CNMC cuestiona el nuevo cálculo de tarifa al aumentar la volatilidad del recibo

La CNMC considera que la nueva fórmula fijada por el ministerio de Industria para calcular el precio del recibo la luz reducirá el importe a los consumidores

Foto: El ministro de Industria, José Manuel Soria (Efe)
El ministro de Industria, José Manuel Soria (Efe)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que la nueva fórmula fijada por el ministerio de Industria para calcular el precio del recibo la luz reducirá el importe a los consumidores, pero tiene el peligro de que el recibo será menos estable. Según el informe de la CNMC, la factura se reducirá en un 4,3% con el nuevo Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

El organismo regulador entiende que el nuevo PVPC supone un cambio del modelo en el que las variaciones de precios podrán oscilar entre 2 y 6 euros al mes. La nueva fórmula complica el cálculo de la factura al comercializador, al tener que facturar por valores horarios, de manera que la CNMC recomienda en su informe ampliar el plazo en un mes para su entrada en vigor. El objetivo manifestado por el ministerio de Industria es que el nuevo sistema tuviera efectividad a partir de abril.

El regulador advierte también que en España hay 27 millones de consumidores con derecho a precio voluntario. Es decir, usuarios conectados en baja tensión y con una potencia contratada inferior a 10kW. De todos ellos, 16 millones de consumidores, que equivalen al 60%, están inmersos en el nuevo sistema de precio voluntario mientras que el resto ha optado por el mercado libre.

El problema que subraya la CNMC reside en que los contadores  necesarios para poner en marcha el nuevo mecanismo son en estos momentos insuficientes. El plan de sustitución de estos equipos prevé que a 31 diciembre de 2014 solamente estarán operativos 7 millones de estos equipos, que equivalen a un 35%. Y el resto, se irán instalando en un proceso paulatino que no terminará hasta 2018.

La CNMC no repara en detalle dentro de su informe para señalar múltiples inconvenientes del sistema fijado por el Gobierno. Asegura que la nueva puesta en marcha del sistema es compleja y requiere una labor informativa dirigida al consumidor. Además, señala que el nuevo mecanismo supone pasar de un precio conocido a priori a otro difícil de saber en el momento en que se consume.

En opinión del organismo regulador, la nueva fórmula complica la elaboración de las facturas al comercializador, así  como la comprobación de las mismas por el consumidor, ya que incorpora 1.480 valores correspondientes a las horas de dos meses. El regulador insiste también en que se debe  adaptar el bono social a la nueva fórmula para no perjudicar a los consumidores más vulnerables y se compromete a crear un sistema en su página web que permita al consumidor comprobar que la factura es correcta.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios