Tensión en la cúpula de la Sareb por las diferencias entre Romana y Walter de Luna
  1. Economía
DISTINTOS CRITERIOS EN EL BANCO MALO

Tensión en la cúpula de la Sareb por las diferencias entre Romana y Walter de Luna

Tregua temporal en la cúpula del Sareb. El verano ha servido para que la relación profesional entre la presidenta, Belén Romana, y el director general, Walter de Luna, haya superado los momentos críticos

placeholder Foto:  Belén Romana y Walter de Luna, sentados delante del resto de ejecutivos de la Sareb. (EFE)
Belén Romana y Walter de Luna, sentados delante del resto de ejecutivos de la Sareb. (EFE)

Tregua temporal en la cúpula del Sareb. El verano ha servido para que la relación profesional entre la presidenta, Belén Romana, y el director general, Walter de Luna, haya superado los momentos más críticos que se vivieron durante los meses de junio y julio, según fuentes accionariales y del sector inmobiliario. La tensión entre ambos es desde hace tiempo un secreto a voces más allá de los muros de la sede corporativa del Paseo de la Castellana. Sólo el problema de credibilidad y de mala imagen que habría causado a ojos del Gobierno y de los inversores internacionales, diez meses después de su creación, ha evitado que el conflicto acabe con la salida en falso de alguno de los protagonistas.

Aunque la falta de sintonía personal arranca casi desde el principio, la razón fundamental del desencuentro tiene que ver con las diferencias de criterio existentes sobre la gestión de Sareb. La definición de un plan de choque para dinamizar la venta de activos que se ejecutó a finales de junio es la piedra de choque entre Belén Romana, partidaria de esta decisión, más agresiva en política de precios, con Walter de Luna, inclinado hacia un modelo más conservador, con sesgo más inmobiliario. Este extremo, sin embargo, ha sido desmentido por fuentes oficiales del 'banco malo', desde donde explican que todas la decisiones estratégicas de la entidad se toman tras los pertinentes debates entre los integrantes de la cúpula.

En el segundo trimestre del año, el retraso en el despegue de las ventas del Sareb amenazó con no generar siquiera los ingresos necesarios para hacer frente a sus costes financieros. Sólo unos meses después de nacer, y tras contratar a KPMG en febrero para que rehiciera su plan de negocio, el 'banco malo' puso en marcha unPlan de Dinamización de Ventas. Gracias a un sustancial descuento en los precios, la entidad consiguió triplicar y cuadruplicar sus volúmenes de activos transaccionados, aunque los ingresos mensuales no crecieron en la misma proporción y sólo se duplicaron respecto a los alcanzados hasta mayo, según consta en la información remitida a los accionistas a finales del mes de julio.

Esta agresiva política comercial, por la que esperan a vender cerca de 14.000 activos al cierre del año, tensó sobremanera la relación entre la presidenta y su número dos. Para entonces, Romana había encargado ya un nuevo plan de negocio para Sareb a la consultora KPMG, lo que hace que el tenso desencuentro que ha congelado el periodo estival pueda volver a reaparecer con más fuerza. En sentido contrario, desde el 'banco malo' insisten en subrayar que no hay diferencias profesionales en el seno del reducido y compactado plantel directivo, al que afectan sobremanera las quejas sobre su funcionamiento que llegan desde el propio sector inmobiliario y financiero, de donde proceden la mayoría.

El diseño del Sareb por parte del FROB/Economía pasó por una mezcla de perfiles, con una presidencia más política, para alguien con experiencia en la Administración, como ocurre con Belén Romana, amiga personal del ministro de Economía, Luis de Guindos, y con una formación estrictamente financiera (fue directora general del Tesoro), y otro perfil profesional vinculado al sector inmobiliario, como el de Walter de Luna, que había desarrollado la última parte de su carrera como responsable de los fondos inmobiliarios del banco ING para el mercado español. En definitiva, una especie de bicefalia, con un cerebro financiero y un brazo ejecutor inmobiliario que debían complementarse.

En la práctica, esta unión sólo ha congeniado a la fuerza. Además, el poder de Romana trasciende a la presidencia y se extiende también a la parte ejecutiva, ya que influyó en el nombramiento de dos directores procedentes de ONO, la operadora donde la responsable del Sareb fue consejera durante varios años. Más allá de esta situación, Walter de Luna ha visto cómo sus criterios para marcar las líneas generales del proyecto, como el trato con los promotores, la gestión comercial o la clasificación de los activos, han estado sometidosa revisión, a la vez que el ingente proceso de auditoría de todos los bienes transferidos, subcontratado a Richard Ellis y Clifford Chance, ha deparado sorpresas negativas inimaginables.

Al final, con todos los operadores del sector financiero pendientes del Sareb, convertida en la mayor gestora de activos inmobiliarios de Europa, el intercambio de información sobre la operativa del banco malo está a la orden del día. "El tema está muy tenso", confiesa un interlocutor… "digamos que hay diferencia de criterio con los políticos". Más allá de las diferencias ejecutivas, quienes conocen a los protagonistas aseguran que los desencuentros personales eran sólo una cuestión de tiempo: "Es de suponer, porque desde el principio todos sabíamos que el carácter de uno y otro no encajan". Dentro de la casa, sin embargo, aseguran que hay buen ambiente y todo el equipo está muy bien avenido.

Mientras tanto, tras un mes de agosto bastante agitado, Sareb ha conseguido llevar a cabo diversas operaciones de venta de activos y de deuda, animando así parte del mercado inmobiliario, y ha cerrado un contrato de swaps sobre tipos de interés por valor de 42.000 millones. No en vano, además de una gran inmobiliaria, el 'banco malo' es también una gran financiera, ya que emitió 50.000 millones de deuda senior, que fueron entregados a las entidades rescatadas por el FROB como pago por la transferencia de sus activos tóxicos, un pasivo que obliga al pago de unos intereses que abonará con la caja generada con la venta de activos. Un plan a 15 años donde se quiere ganar dinero desde el primero.

Belén Romana Sareb FROB Banco Malo
El redactor recomienda