SÓLO REPSOL REPUNTA CON FUERZA EN 2013

Un Ibex de medias tintas: alcanzar los 9.000 puntos exige el despertar de los ‘blue chips’

Ha pasado casi medio año y, como decía la canción, la vida sigue igual. La clara tendencia lateral que marca el Ibex 35 desde finales del

Ha pasado casi medio año y, como decía la canción, la vida sigue igual. La clara tendencia lateral que marca el Ibex 35 desde finales del pasado año difícilmente podría ser más clara. Enmarcado en una franja que va desde los 8.200 a los 8.700 puntos, el selectivo español no encuentra motivo alguno para seguir subiendo… y tampoco para experimentar mayores caídas. Muchos analistas consideran que la bolsa está viviendo un proceso de consolidación. Algunos lo definen como una sana recogida de beneficios que ya se alarga desde finales de 2012. Otros miran hacia el final del calendario y esperan un segundo semestre más prolífico con vistas a los 9.000 puntos. ¿Qué hace falta para culminar este recorrido?

A la vista de los 35 valores del selectivo se puede apreciar que, en términos generales, el año está siendo relativamente positivo para la mayoría de las empresas. Apenas diez compañías se mantienen en negativo en 2013 dentro de un índice que en lo que va de año acumula una subida de apenas un 1,21%, muy por debajo de lo que registra el Dax alemán (8,4%), el Cac francés (6,3%) o el Ftse 100 británico (8,7%). Los repuntes de la clase media, de los Bankinter (41% en el año), IAG (42%) OHL (30%) o Sacyr (29%) no dejan de ser medias tintas para un índice que, según los analistas, está pidiendo a gritos la necesaria colaboración de algunos de los valores con más peso en el selectivo que, hasta la fecha, se han quedado en fuera de juego.

 Evolución del Ibex 35 en el último año

Firmas como Banco Santander o Inditex se mueven en terreno negativo con caídas en el año de un 10% y un 5%, respectivamente. El panorama no es mejor a la hora de mirar hacia Iberdrola (0,6%), BBVA (1,4%) o Telefónica (2,4%), que muestran un papel, cuando menos, discreto en lo que va de ejercicio. En resumen, de los llamados blue chips (los grandes valores de la bolsa) sólo Repsol está dando la talla, con un repunte superior al 13,3%. Este es el síntoma más evidente de que el Ibex no termina de carburar, a la vista de que la ponderación de estas seis firmas supone casi dos tercios del total del selectivo.

“El recorrido hasta los 9.000 puntos está ahí y nosotros pensamos que de aquí a final de año se va a producir. Sin duda, el comportamiento reciente de las bolsas nos invita a pensar que el Ibex es el índice que más recorrido tiene”, apunta María Muñoz, asesora financiera de Inversis Banco. Otros expertos son todavía más optimistas a la hora de valorar los plazos en los que se moverá el selectivo. Desde XTB, Jesús González cree que se podría dar un escenario en el que el Ibex pudiera llegar a tocar los 9.000 puntos antes de que terminara el mes de julio. “La macro nos puede avalar con datos como el repunte del PMI del sector servicios, que en mayo ha subido contra pronóstico de 44 a 47 puntos y se sitúa cerca del nivel expansivo que marcan los 50 puntos. La tregua estival ayudaría a poner en el foco el potencial de la bolsa española y podría traer sorpresas”, añade.

Sin los grandes bancos no hay fiesta

En lo que todos los expertos coinciden es que la participación de los grandes valores se antoja fundamental a la hora de plantear cualquier escenario alcista en torno al Ibex 35. Dentro de estas compañías, la banca desempeña un papel fundamental (sólo en Santander y BBVA reside casi un 29% del peso del índice) y las previsiones son bien distintas a la hora de entrar a valorar los grandes bancos españoles.

“La presentación de sus últimos resultados ha revelado que se encuentran en una posición bien distinta, a la vista de su diferente expansión internacional”, apunta Virginia Pérez, analista de Tressis. Brasil y México son los dos grandes puntos calientes por los que pasa necesariamente el futuro de ambas entidades. “El devenir de la economía de estos países es el que va a condicionar sus resultados operativos. Por el momento, mantenemos nuestras previsiones, seguimos confiando en BBVA dentro del sector y esperamos una mejora tibia de Santander en los próximos meses que puede dar algo de aire al Ibex”, subraya.

En esta línea, María Muñoz cree que “el sector bancario es el menos atractivo dentro del Ibex, ya que no está clara la finalización de la restructuración de las entidades e incluso no es descartable un nuevo plan De Guindos”. Con todo y con ello, desde Inversis también coinciden al apuntar a BBVA como el gran favorito del conjunto del sector. En el aspecto técnico, desde XTB consideran “mucho más probable que BBVA toque los 8 euros en el corto plazo, mientras aprecian mayor resistencia para que Santander alcance los 6 euros”.

Compás de espera en Inditex y Telefónica

Inditex y Telefónica son otros dos valores que tienen mucho que decir. El primero es la compañía con mayor capitalización del índice y es el cuarto valor por ponderación (11%) frente al 14% de la teleco. Su trayectoria en los últimos años es bien distinta, pero el momentum actual guarda una similitud: hace falta algo más para terminar de convencer a los inversores.

En el caso de la textil, Alberto Roldán, director de inversiones de Lloyds Bank, considera que es “una historia demasiado machacada que se ha atascado en los últimos tiempos dentro del nivel de los 100 euros”. Desde Tressis afirman que “el valor ha perdido su carácter de activo refugio y ahora presenta una clara opinión de mantener en cartera, si bien no es descartable que pueda alcanzar los 105 euros en la segunda mitad del año”, un precio en línea con el consenso de mercado que recoge Bloomberg y que lo sitúa en los 107 euros a un año vista.

Telefónica es otro de los valores que se han visto abocados en los últimos tiempos a acometer un profundo proceso de desinversiones. “La supresión del dividendo con cargo a 2012 supuso un palo muy severo para los accionistas. Ahora creemos que tiene que seguir reduciendo deuda y sólo contemplamos la entrada en el valor con vistas a largo plazo”, afirman desde Tressis.

Repsol e Iberdrola, grandes esperanzas

Dos de los seis grandes valores cuentan con mejores perspectivas para los analistas. Este es el caso de Repsol (con una ponderación del 6,5% en el Ibex) e Iberdrola (7,6%). En el caso de la petrolera, “las estimaciones son positivas, a la vista de que prosperen las negociaciones con YPF para desarrollar inversiones conjuntas en Vaca Muerta y de recibir una indemnización tras la expropiación de su filial por parte del Gobierno argentino”, señalan desde XTB. Estos analistas contemplan un recorrido de hasta cinco euros al alza a un año vista desde los niveles actuales de 17 euros.

En el caso de Iberdrola, las estimaciones apuntan a que se puedan ir despejando en los próximos meses todos los escollos regulatorios que han penalizado al valor. "Con ello, la compañía podría ganar terreno en la segunda mitad del año y apuntalar un potencial alcista que bien podría alcanzar el 15% desde los precios actuales de poco más de 4 euros", señalan fuentes del mercado.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios