LA SUBASTA SE MANTENDRÁ DE MOMENTO

Linde celebra una cumbre de urgencia con la banca para salvar la venta de CatalunyaCaixa

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, convocó ayer por la tarde a altos representantes de los bancos interesados en la subasta de CatalunyaCaixa a una cumbre

Foto: Linde celebra una cumbre de urgencia con la banca para salvar la venta de CatalunyaCaixa
Linde celebra una cumbre de urgencia con la banca para salvar la venta de CatalunyaCaixa
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, convocó ayer por la tarde a altos representantes de los bancos interesados en la subasta de CatalunyaCaixa a una cumbre de urgencia en la sede del supervisor para tratar de salvar la operación, según fuentes conocedoras de la reunión. En ella, las entidades aceptaron mantener el proceso de venta aunque con escasa disposición a hacer ofertas aceptables por el supervisor, sino sólo a pagar precios de derribo. En esa tesitura, la Comisión Ejecutiva del FROB, que se reúne esta mañana.

Las entidades interesadas inicialmente en la puja son Banco SantanderBBVA, Banco PopularBanco Sabadell y KutxaBank. Sin embargo, el interés de todas ellas ha decaído en las últimas semanas y, además, ha influido el precedente de la reciente venta de Banco de Valencia a la Caixa: "Todo el mundo quiere las mismas condiciones, la inyección de capital, el traspaso del ladrillo al banco malo y un EPA para las carteras más arriesgadas. Pero el FROB no ha querido repetir esa jugada para que Bruselas no le acuse de malgastar el dinero público, ante lo cual los grandes bancos se han echado atrás porque lo consideran un agravio comparativo con la Caixa", señala una de las fuentes consultadas.

La decisión de convocar la cumbre se explica porque no se trata sólo de CatalunyaCaixa, sino que el retraso de su subasta afectaría a todo el proceso de venta de entidades rescatada. Así, se tendría que aplazar también la venta de NovaGalicia, prevista inicialmente para después de la de CatalunyaCaixa, aunque algunas fuentes afirman que hay más interés por la entidad gallega que por la catalana. Igualmente, tendría que aplazarse la de Ceiss (Caja España-Duero), que también será subastada si no alcanza un acuerdo de último minuto con Unicaja.

Santander era el gran favorito para quedarse con la fusión de Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona, pero es el que exige mejores condiciones para la compra; no en vano, hasta ahora no ha participado en la reestructuración del sistema financiero español porque las condiciones de los procesos de venta nunca le han parecido suficientemente buenas a Emilio Botín. Además, el proceso de reducción de plantilla y oficinas iniciado con la absorción de Banesto y Banif dificultaba mucho embarcarse ahora en una adquisición dentro de España.

BBVA ya alcanzó los niveles de cuota de mercado que deseaba en Cataluña con la compra de Unnim el año pasado y considera a CatalunyaCaixa una entidad "demasiado grande" para digerirla cuando no la necesita. Quitársela al eterno rival es un argumento de peso, pero sólo si el precio a pagar es muy reducido. Y Francisco González ha dejado claro que no está para hacer favores al Gobierno con su negativa a participar en Sareb. Sabadell, el banco que más adquisiciones ha protagonizado en los últimos años, también ha cubierto sus necesidades en su comunidad de origen con la reciente compra de la red de Caixa Penedès a BMN y, además, fuentes bien informadas añaden que su no estaba dispuesto a hacer el favor a Artur Mas de salvar la catalanidad de CatalunyaCaixa puesto que no está cómodo con la situación creada por el presidente de la Generalitat, como la mayoría de las empresas catalanas.

Los otros dos candidatos tienen bastante menos relevancia en este proceso. Popular todavía se está recuperando del suspenso en los test de estrés y de la ampliación de 2.500 millones que ha logrado sacar adelante con todo el esfuerzo del mundo. En cuanto a KutxaBank, una parte del Consejo se niega a hacer esta operación corporativa o cualquier otra. Por otro lado, el momento no es bueno para la entidad, que preferiría afrontar la subasta cuando la UE determine qué porcentaje de KutxaBank tendrán que vender las tres cajas vascas para cumplir con la nueva normativa de cajas impuesta por Bruselas.

Búsqueda en el extranjero

Las distintas entidades manifestaron estas situaciones ayer a Linde. No ha sido el único intento de las autoridades españolas, que también han tratado de convencer a entidades extranjeras -asiáticas incluidas- para que se queden con la entidad catalana una vez saneada, pero tampoco han tenido éxito. 

La alternativa de aplazar la subasta, que siempre se puede adoptar si las ofertas finalmente no son satosfactorias, supondría un cambio radical en la política del FROB desde que comenzó la crisis, ya que hasta ahora había primado la rapidez en dar salida a las entidades en problemas antes que en el coste de estas operaciones para el erario público. De esta forma se explican las favorables condiciones concedidas al Sabadell para adquirir la CAM (donde presentó la única puja) y a la Caixa para hacer lo propio con Banco de Valencia (esta vez urgido por la amenaza de Bruselas de liquidar la entidad).

"Hay valor en CatalunyaCaixa"

"Lo importante es que la pérdida no se incremente, sino que quede cubierta por la inyección de capital que ha recibido CatalunyaCaixa" de 9.084 millones, según un experto en el sector. Para ser aceptables, las ofertas tienen que respetar esta condición mínima, lo que excluye un EPA o cualquier ayuda adicional. "Estos esquemas estaban pensados para las pérdidas de la exposición inmobiliaria, pero ahora todos esos activos se han traspasado al 'banco malo', no hay necesidad de conceder estas garantías", explican las fuentes citadas.

Es más, el FROB considera que, una vez saneada y recapitalizada, CatalunyaCaixa tiene un valor económico que alguien tiene que pagar y que, aunque no sea tan alto como el que el mercado otorga a las entidades cotizadas (entre 0,6 y 0,8 veces el valor en libros) sí debe ser significativo. La troika, por su parte, exige obtener la mayor cantidad posible por la venta de las entidades, para lo cual concede un plazo de cinco años. 
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios