Iberdrola, Endesa y Cepsa vetan la entrada de Gas Natural en Medgaz
  1. Economía
LA COMPRA DEL 10% DEL GASEODUCTO SE RETRASA

Iberdrola, Endesa y Cepsa vetan la entrada de Gas Natural en Medgaz

Pese a que la operación se daba por hecha, el consejo de administración de Medgaz ha rechazado la propuesta de Sonatrach de vender a Gas Natural

Foto: Iberdrola, Endesa y Cepsa vetan la entrada de Gas Natural en Medgaz
Iberdrola, Endesa y Cepsa vetan la entrada de Gas Natural en Medgaz

Pese a que la operación se daba por hecha, el consejo de administración de Medgaz ha rechazado la propuesta de Sonatrach de vender a Gas Natural un 10% del gaseoducto que une Argelia con Europa a través de España. Los principales accionistas, Iberdrola, Endesa y Cepsa, han vetado la iniciativa del grupo norteafricano, que pretendía cerrar el acuerdo estratégico firmado en julio de 2011 con la empresa catalana.

Según han confirmado fuentes próximas al consejo de administración de Medgaz, la operación ha sido desestimada por unanimidad. El motivo es que los accionistas de la compañía que gestiona el gaseoducto del Magreb consideran que hay conceptos legales que no están lo suficientemente claros para autorizar la entrada de un nuevo operador en el capital.

Por ese motivo, han decidido suspender el visto bueno hasta nuevo aviso, una decisión que se adopta en el ejercicio del derecho de veto y de tanteo que tienen Iberdrola, Cepsa, Endesa y Gas de France Suez sobre cualquier movimiento accionarial en Medgaz. Las dos primeras compañías tienen cada una un 20% del capital del gaseoducto, mientras que el grupo controlado por Enel y la multinacional francesa controlan paquetes del 12% por cabeza..

La negativa de los accionistas de referencia de Medgaz supone un jarro de agua fría para Gas Natural, que daba por hecha la autorización tras más de doce meses de intensas negociaciones. Una transacción, valorada en unos 140 millones de euros entre el desembolso en efectivo y la deuda, que suponía completar el acuerdo estratégico firmado hace un año con Sonatrach.

Aquel apretón de manos supuso resolver el conflicto judicial por el que la española debía de pagar 1.300 millones de euros al grupo público argelino por un incumplimiento en el contrato de suministro. La firma de la paz conllevó también la compra del 3,8% de la multinacional con sede en Barcelona por la compañía africana por 514,7 millones de euros.

La compra del 10% de Medgaz también incluye la participación en el contrato de suministro de gas (tiene una capacidad de 8.000 metros cúbicos al año) extraído de la región de Beni Saf y que llega a España por Almería. Fuentes próximas al consejo han indicado que, pese al rechazo unánime de la sesión celebrada ayer, se confía en que finalmente se respalde la operación planteada por Sonatrach, máximo accionista con el 36%. Si finalmente se lleva a cabo, la argelina reducirá su participación al 26%, ya que el resto de accionistas mantendrán sus paquetes actuales.

El gasoducto, que entró en funcionamiento a principios de marzo tras una inversión de 1.000 millones de euros, tiene una longitud de 210 km y cuenta con una capacidad de transporte de 8 bcm, el equivalente a 8.000 metros cúbicos de gas natural. La profundidad máxima que alcanza el gasoducto es de 2.160 metros. Esta infraestructura es de importancia “estratégica” para España, que hasta el pasado año compraba el 30% del gas que consumía al país norteafricano. Con la puesta en marcha del gaseoducto, esa proporción se ha elevado hasta el 50%.

Medgaz Iberdrola Renovables Gas Natural Fenosa Cepsa Endesa