LAS IMPOSICIONES A PLAZO FIJO SUPONEN 116 MILLONES

Alicia Koplowitz apuesta por Telefónica y reparte su inversión en depósitos en cinco entidades

Renta variable y mayor diversificación en depósitos. Así podría resumirse a grandes rasgos la estrategia de Alicia Koplowitz en su sicav Morinvest (470 millones de euros)

Foto: Alicia Koplowitz apuesta por Telefónica y reparte su inversión en depósitos en cinco entidades
Alicia Koplowitz apuesta por Telefónica y reparte su inversión en depósitos en cinco entidades
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Renta variable y mayor diversificación en depósitos. Así podría resumirse a grandes rasgos la estrategia de Alicia Koplowitz en su sicav Morinvest (470 millones de euros) durante el primer trimestre del año. Al contrario que a otras grandes fortunas, a Koplowitz no le gusta, sin embargo, la deuda pública española, sobre todo, la estatal, ya que en algunas comunidades autónomas sí tiene posiciones.

    Su principal apuesta en lo que a bolsa se refiere en el arranque de año ha sido invertir en Telefónica 12 millones de euros. La menor de las Koplowitz ha decidido entrar con fuerza en la compañía que preside César Alierta, pese a que la teleco pierde un 18,64% en lo que va de ejercicio. Asimismo, también ha comprado 3,76 millones de Banco Sabadell.

    Por el contrario, ha reducido su exposición a Iberdrola de 10,9 millones a 224.000 euros y ha sacado de la cartera a Técnicas Reunidas. Mantiene su apuesta en Repsol (7,24 millones) y Mediaset (81,29 millones).

    En lo que respecta a la liquidez, los depósitos siguen siendo el vehículo preferido de  inversión de Alicia Koplowitz, aunque durante el primer trimestre del año ha optado por la diversificación. A finales de 2011, contaba con 80 millones de euros invertidos en una imposición a plazo fijo. A cierre de marzo, el peso en depósitos había aumentado hasta los 116 millones de euros y, además, había repartido dicha cantidad en productos pertenecientes a cinco entidades distintas, entre las que figuran Banco Sabadell, BBVA o Banco Popular.

    Su preferencia por los depósitos contrasta con su desinterés por la renta fija española. La elevada rentabilidad que ofrece la deuda española no debe compensar, a juicio de Koplowitz, el riesgo que entraña invertir en ella. No en vano, durante los tres primeros meses del año, se ha deshecho de 39,99 millones en bonos del Tesoro español.

    Sí invierte, sin embargo, en títulos autonómicos y cuenta con 3,8 millones en pagarés de la Comunidad de Madrid y otros 754.000 euros en bonos de la región, 7,3 millones en bonos de la Junta de Castilla La Mancha,  4,7 millones en deuda de la Generalitat de Catalunya y 1,1 millones en la Comunidad Valenciana.

    En el segmento de renta fija corporativa destaca la adquisición de bonos de Sacyr Vallehermoso por valor de  7,36 millones y de Pescanova por 2,5 millones. Asimismo, se deshizo de gran parte de la deuda de entidades financieras y vendió la posición de 13,9 millones en cédulas de Pastor,  la de 7,1 millones en deuda de Bankia, la de 1,6 millones en bonos de CatalunyaCaixa y redujo a la mitad, hasta 3,8 millones, los bonos que tenía también en Banco Pastor.

     

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios