La caída de la confianza empresarial germana en agosto constata que Alemania "no es inmune" a la crisis
  1. Economía
EL IFO CAE A SU PEOR NIVEL DESDE JUNIO DE 2010

La caída de la confianza empresarial germana en agosto constata que Alemania "no es inmune" a la crisis

El indicador de confianza de los empresarios alemanes registró en agosto un retroceso "significativo" al pasar de los 112,9 puntos del mes anterior a 108,7 enteros,

Foto: La caída de la confianza empresarial germana en agosto constata que Alemania "no es inmune" a la crisis
La caída de la confianza empresarial germana en agosto constata que Alemania "no es inmune" a la crisis

El indicador de confianza de los empresarios alemanes registró en agosto un retroceso "significativo" al pasar de los 112,9 puntos del mes anterior a 108,7 enteros, lo que supone su nivel más bajo desde junio de 2010, según la encuesta del Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo), que advierte de que "la economía alemana no es inmune a las turbulencias globales".

La encuesta del Ifo refleja una caída de las expectativas de las empresas sobre la evolución de su actividad durante el próximo semestre, a pesar de que la valoración de la situación actual continúa siendo en general positiva, aunque no tanto como en los meses anteriores.

En concreto, el indicador del Ifo para valorar la presente coyuntura bajó a 118,1 puntos, frente a los 121,4 enteros del mes anterior, mientras que respecto a las expectativas de futuro el índice retrocedió a 100,1 puntos, frente a los 105 enteros de julio.

De este modo, la pérdida de confianza de los empresarios alemanes se suma al desplome de las expectativas de los inversores, tal y como indicaba este martes el indicador de confianza económica de Alemania elaborado por el instituto de investigaciones económicas ZEW, que registró en agosto un descenso de 22,5 puntos, hasta situarse en los -37,6 enteros, lejos de su media histórica de 25,9 puntos.

La expansión de la economía alemana experimentó en el segundo trimestre del año un repentino frenazo al crecer apenas un 0,1%, tras haber registrado un incremento de la actividad del 1,3% en los tres primeros meses del año, lo que sumado al empeoramiento de las cifras macroeconómicas de sus principales socios de la zona euro y de EEUU eleva los temores hacia un estancamiento de las economías desarrolladas.

Ifo Noticias de Alemania Economía sumergida Confianza empresarial