LAS POSICIONES CORTAS VUELVEN A GENERAR POLÉMICA

Las bolsas ‘enloquecen’ en un contexto de enorme volatilidad y mucho volumen

Día que pasa, día de locura en los mercados. Las bolsas se han convertido en una montaña rusa no apta para cardíacos. La volatilidad es la tónica

Foto: Las bolsas ‘enloquecen’ en un contexto de enorme volatilidad y mucho volumen
Las bolsas ‘enloquecen’ en un contexto de enorme volatilidad y mucho volumen

Día que pasa, día de locura en los mercados. Las bolsas se han convertido en una montaña rusa no apta para cardíacos. La volatilidad es la tónica dominante en las últimas sesiones, con grandes oscilaciones entre los máximos y los mínimos intradía. En un intento por frenarla, Europa ha anunciado que va a prohibir las ventas en corto al descubierto en Francia, España, Italia y Bélgica de forma temporal.

Pero los expertos insisten, hasta que no se disipen las incertidumbres que existen sobre el crecimiento económico global -agravadas por la ausencia de una acción contundente por parte de los líderes políticos y los problemas de deuda a ambos lados del Atlántico-, esta volatilidad no desaparecerá. Tal y como comentaba un gestor a Cotizalia, “hemos entrado de golpe en un periodo de mucha volatilidad, similar a la de 2008”.

Tampoco cambiará la tendencia del mercado: las bolsas europeas seguirán cayendo porque sigue habiendo problemas muy graves. La tendencia es y seguirá siendo bajista pese a algún rebote técnico puntual. Otro gestor señala que "todo parece indicar que el peridodo alcista de la bolsa desde marzo 2009 parece haber acabado, aunque en el corto plazo es una gran oportunidad de compra ya que pocas veces en la historia ha caído el mercado en 10 días como lo ha hecho ahora".

Volumen elevado

A pesar de que el volumen de negociación que está habiendo este mes es extraordinariamente elevado para agosto, los expertos insisten en que son cuatro los que mueven el mercado y que los movimientos bruscos vienen marcados por los inversores con posiciones cortas (pedir prestadas acciones a un precio con la esperanza de que caigan, comprarlas entonces en el mercado y devolverlas, obteniendo como beneficio la diferencia).

En este sentido, cabe destacar, como ya adelantó la semana pasada el gestor de hedge funds Daniel Lacalle, que diversos reguladores han decidido poner freno a estas prácticas para evitar la volatilidad. Es el caso de Grecia, Corea del Sur o Turquía. Las posiciones cortas tienen defensores, que mantienen que favorecen la honestidad y liquidez del sistema, y detractores, que consideran que fomentan la especulación y hunde los precios de las acciones.

En Europa, el organismo que coordina las políticas de mercado de la unión (European Securities and Markets Authority) ha mantenido contactos para solicitar información a sus miembros sobre este tipo de apuestas contra el mercado, según recogía el diario The New York Times.

Estamos hablando con las autoridades de cada país para decidir de forma conjunta si hace falta poner en práctica una acción coordinada”, aseguraba ayer una portavoz del regulador europeo, que no quiso adelantar la probabilidad de que esto suceda ni cuándo lo harían. Diversas fuentes consultadas por el periódico estadounidense comentaban que se está discutiendo si prohibirlas de forma temporal, lo justo para calmar los mercados, y que podría ser una prohibición generalizada o afectar solo a las cotizadas del sector financiero.

El remedio, peor que la enfermedad

Los rumores sobre la posibilidad de que Italia o Francia prohibieran los cortos no han dejado de circular por el mercado en los últimos días y hoy se han confirmado.

La Autoridad Europea de Valores Financieros (ESMA) informó el jueves por la noche de que las ventas en corto al descubierto se van a prohibir en Francia, España, Italia y Bélgica a partir del viernes en un intento por frenar los "falsos rumores" que desestabilizan los mercados. La ESMA señaló en un comunicado que esos cuatro países han anunciado o tienen previsto hacerlo la prohibición de esa práctica, en un momento en el que la volatilidad de los mercados financieros ha llevado a los organismos reguladores a incrementar su vigilancia.

Sin embargo, numerosos expertos insisten en que este tipo de prohibiciones no van a ayudar en absoluto, como se ha visto en el pasado. Y recuerdan que no hay que irse muy lejos, basta con remontarse al principio de esta crisis, en 2008.

Cada vez que se han prohibido las posiciones cortas, el sector al que se supone que se iba a proteger se ha colapsado”, subraya un gestor de hedge funds a Financial Times. Y hay quien directamente señala que prohibirlas es algo muy estúpido.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios