PYMES ESPAÑOLAS QUE TRIUNFAN EN EL MUNDO

Ecoficus, los higos extremeños que recorren el mundo

A veces tienen que venir de fuera para reconocerte la valía. Eso le sucedió a Juan Jesús Collado, gerente de Ecoficus, en una visita a Nueva

Foto: Ecoficus, los higos extremeños que recorren el mundo
Ecoficus, los higos extremeños que recorren el mundo

A veces tienen que venir de fuera para reconocerte la valía. Eso le sucedió a Juan Jesús Collado, gerente de Ecoficus, en una visita a Nueva York en la que le presentaron al director de un supermercado de Manhattan diciendo que venía de Extremadura: “Qué ocurrencia, pensé, seguro que no sabe ubicar España en el mapa, cuanto más mi región”, comenta Collado. “Cual sería mi sorpresa cuando aquel hombre de dos metros de alto por dos de ancho me saludó efusivamente diciendo con acento yanqui: 'Extremadura, valle del Jerte, pimentón de la Vera, Torta del Casar…”, dice.

Collado iba para maestro pero un día se cambió la gorra y se hizo empresario: vende higos, pero no unos higos cualquiera sino los de la variedad Calabacitas que sólo crecen en Almoharín, un pequeño pueblo de Cáceres. Dicen que fueron los musulmanes los que trajeron esta fruta a la localidad, que vive por y para los higos. Hasta ahí nada excepcional sino fuera porque el grueso de la producción de Ecoficus (cien toneladas en 2010) va a parar al extranjero: EEUU, Reino Unido, Noruega, Francia, Alemania… Sus bombones, pasteles e higos causan furor, por ejemplo, en una de las pastelerías más selectas de Filadelfia, Jhon Kiras, que incluso los anuncia en su web.

La primera incursión en este negocio la hizo el padre de Juan Jesús, en tiempos de Franco, cuando montó con otros agricultores una especie de cooperativa que vendía higos a Cataluña y Levante. En 1992 adquirieron una de las fincas más importantes de la comarca, para asegurarse una mayor producción. “En 1998 comenzamos a madurar la necesidad de montar una empresa y desarrollar algunas ideas que no se podían hacer desde una cooperativa. Queríamos una agricultura ecológica y muchos de los que pertenecían a la cooperativa no eran partidarios”.

Así nació Ecoficus, que se dedica a la venta de higos y de productos elaborados con esta fruta: pasteles, bombones, etc. Todo proveniente de la agricultura ecológica, de hecho cuenta con la normativa europea y la americana que responde a esta clasificación. En la pyme trabajan quince personas, aunque en picos de trabajo (sobre todo en época de recolección) refuerzan la plantilla. En 2010 facturaron 300.000 euros.

Los higos se recolecta a mano, normalmente, a mediados de agosto. Una vez recogidos se llevan a las cámaras de frío, donde se ultracongelan durante 72 horas. Posteriormente se lavan y ya estarían listos para consumirse. Una de sus especialidades son los bombones, que se elaboran inyectando a los higos praliné de almendras y cubriéndolos de chocolate belga con un 70% de cacao. Los pasteles, por ejemplo, tienen sabores a ralladura de limón, pistacho, almendra… Procuran tener alguna que otra novedad todos los años. ¿Próximo proyecto? “Empezamos a vender en Rusia”, comenta.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios