Burberry reduce un 21% sus ventas en España en su segundo semestre fiscal

La marca de moda de lujo Burberry cerró el segundo semestre de su ejercicio fiscal, concluido el pasado 31 de marzo, con unas ventas de 58

La marca de moda de lujo Burberry cerró el segundo semestre de su ejercicio fiscal, concluido el pasado 31 de marzo, con unas ventas de 58 millones de libras (66,3 millones de euros) en el mercado español, lo que supone un descenso del 21% respecto al mismo periodo del año anterior, según informó hoy la compañía.

En febrero pasado el grupo textil anunció una reestructuración de sus operaciones en España, cuya implementación se encuentra en marcha. Además de asumir un coste de entre 50 y 70 millones de euros, Burberry estima que incurrirá en España en mayores pérdidas operativas durante el ejercicio 2010-2011 que en el año fiscal 2009-2010.

A escala global, las ventas de Burberry crecieron un 7%, hasta 707 millones de libras (808,2 millones de euros). "Con un final de año más fuerte del previsto tanto en ventas minoristas como mayoristas, esperamos que Burberry arroje un beneficio bruto ajustado ligeramente por encima del actual consenso del mercado", comentó la consejera delegada de la compañía, Angela Ahrendts.

En concreto, las ventas minoristas crecieron un 14%, hasta 437 millones de libras (499,5 millones de euros), y, en términos de superficie comparable, el incremento fue del 10%. La compañía destacó el buen comportamiento de mercados como Hong Kong, Reino Unido y Emiratos Árabes Unidos.

Por su parte, las ventas al por mayor se redujeron un 7%, hasta 217 millones de libras (248 millones de euros). Este descenso recoge, según el grupo, el impacto de acciones propias de Burberry, como el cierre de determinadas cuentas especializadas en Europa, al tiempo que refleja la "debilidad" en España.

Para el próximo ejercicio, que finalizará en marzo de 2011, Burberry prevé un incremento medio de en torno al 10% en la superficie de venta minorista, con mayor peso en el segundo semestre fiscal. La compañía no prevé cambios en su cartera de tiendas en España tras la reestructuración puesta en marcha en febrero.

La multinacional británica anunció en febrero pasado el cierre de su filial Burberry Spain, lo que supondrá el despido de casi 300 empleados. Esta decisión, que implica la desaparición de la filial que hasta ahora se encargaba del diseño y la comercialización de las colecciones exclusivas para el mercado español, deriva del descenso "importante" de las ventas en España, que se traducirán en pérdidas en el presente ejercicio.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios