TRAS LAS EXCLUSIONES DE CINTRA E ITINERE

Abertis buscará compras en 2010 tras la retirada de Itinere y Cintra de la autopista bursátil

Se ha quedado sola en la carretera bursátil. Abertis entrará en 2010 como la única empresa pura de autopistas después de que a lo largo de

Se ha quedado sola en la carretera bursátil. Abertis entrará en 2010 como la única empresa pura de autopistas después de que a lo largo de este año se haya producido la exclusión de bolsa de Itinere y Cintra, las otras dos cotizadas dedicadas al negocio del peaje. Una soledad que la compañía catalana que preside y dirige Salvador Alemany pretende aprovechar para crecer con nuevas inversiones en proyectos o, incluso, podría comprar otros competidores o fusionarse con ellos, según los analistas.

Y es que una de las ventajas de cotizar en bolsa es la visibilidad ante los inversores y la potencial amplitud de fuentes de financiación frente a sus competidores Itinere o Cintra, que afrontan una nueva etapa de consolidación tras haber cambiado de accionistas y situación empresarial. Su consejero delegado lo reconoció la semana pasada en su discurso prenavideño.

"Son años, no meses, para la consolidación y para prestar especial vigilancia al endeudamiento", pese a garantizar que el grupo "se mueve y explora mercados, porque no renuncia al crecimiento futuro" y a constatar que "en el mundo existe financiación, principalmente procedente de fondos, dispuestos a invertir en proyectos de infraestructuras", señaló Alemany.

En la misma dirección han puesto su punto de mira algunos bancos de inversión, como el alemán Deutsche Bank, que espera movimientos corporativos. "Creemos que la recuperación del tráfico en combinación con los bajos tipos de interés hacen de las autopistas un inversión atractiva (...) Abertis es nuestra primera opción porque podría mostrar de nuevo un diferencial positivo de crecimiento vía adquisiciones y con un fuerte potencial de sorpresas positivas", señalan en un informe. Abertis es calificada como el "consolidador" del sector en referencia a su posible participación en fusiones.

Con menos jugadores en el sector, la firma alemana ha reiniciado la cobertura de la italiana Atlantia (antigua Autostrade) con recomendación de compra y precio objetivo de 22,3 euros, con un recorrido potencial del 26%, al tiempo que eleva de 'mantener' a 'compra' su consejo sobre las acciones de la portuguesa Brisa -con potencial alcista del 18%, hasta 8,3€- y para la propia Abertis, con valor teórico de 18,67 y recorrido del 27%.

Desde Deutsche Bank y otras firmas como UBS se han puesto positivos debido a los últimos resultados y a la correlación entre PIB, que sale de la recesión, y los indicadores de tráfico en la carretera. Abertis, fruto de la fusión de las concesionarias Acesa (La Caixa), Aurea (ACS) e Iberpistas (familia Godia), se ha convertido en los últimos años en uno de los principales grupos del mundo en proyectos de infraestructuras.

Autostrade, Turnpike y Globalvía

Con más de 10.000 millones de euros de capitalización en bolsa y unos 3.700 millones de ingresos anuales, su evolución se ha quedado estancada desde aquel proceso tras fracasar en sus dos grandes operaciones para dar el salto internacional: la primera, la interminable fusión con la italiana Autostrade (hoy Atlantia), cuyas negociaciones se extendieron durante cerca de dos años.

Y la segunda operación perdida fue el mayor proyecto de autopistas en EEUU de los últimos años, la Turnpike de Pensilvania, que se frustró poco después de ganar el concurso junto a su socio financiero, y principal accionista, Criteria CaixaCorp. Fuentes financieras señalan que en 2010 la compañía volverá a buscar objetivos de compra, como su participada portuguesa Brisa, o la participación en nuevos proyectos. "Abertis cuenta con la ventaja de haberse quedado como única referencia del sector y con su contenido endeudamiento", aseguran desde desde una casa de análisis española.

Pese a estas dos manchas, Abertis ha seguido comprando en el sector. En Francia se hizo con Sanef, una de las tres grandes compañías galas, y en los últimos meses ha adquirido distintos activos procedentes principalmente de la operación de troceo de Itinere, la filial de Sacyr, que fue vendida en su mayor parte al fondo de infraestructuras de Citigroup construido por Juan Béjar, ex de Cintra y Ferrovial, y actualmente a los mandos de Globalvía.

Precisamente, la reciente presencia de Béjar, un hombre clave en el mundo de las concesiones, en la filial de la constructora FCC y Caja Madrid aceleran las expectativas de que esta compañía sea una de las protagonistas del sector en 2010, debido a que se da por seguro en el sector que pilotará su salida a bolsa como ya hizo en 2004 con Cintra, según fuentes financieras. La llegada de esta nueva cotizada al parqué pondrá fin a la soledad de Abertis como cotizada de autopistas en España y volverá a pulsar el ánimo inversor en infraestructuras. 
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios