Djokovic iguala el récord de Nadal y Federer y es el primer hombre que aspira al 'Golden Slam'
  1. Deportes
  2. Tenis
Tercer Wimbledon consecutivo para el serbio

Djokovic iguala el récord de Nadal y Federer y es el primer hombre que aspira al 'Golden Slam'

El serbio se convierte en el segundo tenista que conquista los tres primeros 'grandes' de una temporada (tras Rod Laver en 1969). Alcanza el récord de ‘grandes’ de Federer y Nadal tras una buena final contra Berrettini (6-7, 6-4, 6-4 y 6-3)

placeholder Foto: Djokovic, después del último punto. (REUTERS)
Djokovic, después del último punto. (REUTERS)

Hace once temporadas, Novak Djokovic tenía 15 ‘grandes’ menos que Roger Federer y ocho menos que Rafa Nadal. El jugador serbio ya formaba parte del Olimpo tenístico este domingo por la mañana, pero esta tarde en Londres ante Matteo Berrettini confirmó los presagios lanzados por aquella semifinal de Roland Garros, hace un mes exacto, contra Rafael Nadal. Existe ya un empate oficial a 20 Grand Slams entre el español, el serbio y Federer, cuya dura retirada de Wimbledon esta semana tuvo hechuras de despedida. Si se tiene en cuenta que este año falta aún el Abierto de Estados Unidos y se considera la facilidad de ‘Nole’ para las superficies rápidas, el duelo parece decidido.

El sexto título en Wimbledon (tercero consecutivo, una hazaña) terminó de forma menos cómoda de lo previsto, gracias a la colosal remontada del tenista italiano (25 años, número 9 del mundo) en la primera manga: el jugador romano superó una bola de ‘set’ con 5-2 en el marcador y terminó llevándose el primer parcial en la muerte súbita, encendiendo las gradas del All England Lawn Tennis and Croquet Club. Pero la ambición de Djokovic es tan extraordinaria como su resistencia a seguir las reglas preestablecidas. Después de ganar a Nadal en París, parece ciertamente imparable en la lucha por el cetro de mejor jugador de la historia.

placeholder  Berrettini, en acción. (REUTERS)
Berrettini, en acción. (REUTERS)

¿Primer 'Golden Slam' masculino?

Este año, pese a la pandemia y sus deslices de carácter y sus peleas con la ATP, podría ser el mejor en la vida del tenista serbio: tiene a tiro el ‘Golden Slam’, la victoria en los cuatro ‘grandes’ y unos Juegos Olímpicos el mismo año, una distinción que en el mundo del tenis sólo ha conseguido Steffi Graf. Los Juegos de Tokio se celebran el mes próximo y el Open de Estados Unidos del 30 de agosto al 12 de septiembre. Es el favorito en ambas competiciones.

Notable actuación de Berrettini

Demostró su carácter y sus excelentes maneras Matteo Berrettini en ese primer y apasionante ‘set’, siendo el primer tenista italiano que alcanzaba la gran final de Londres. Pareció en la primera media hora que iba a pagar los nervios del novato en una pista atestada de espectadores, propia de otra era. Sin embargo, terminó llevándose el octavo juego tras un larguísimo y fabuloso ‘deuce’ que introdujo el partido en otra dimensión. El romano rompió el juego del campeón en el noveno, mantuvo su servicio con mucha autoridad en el décimo y condujo de nuevo el encuentro a la igualdad. En el ‘tie break’ se sacudió la tensión y ganó la manga con un ‘ace’ final por 7-4 entre vítores.


Djokovic reaccionó de forma bestial e hizo un ‘break’ en el primer juego del segundo ‘set’, mientras el público todavía se frotaba los ojos ante la insolencia del aspirante. El panorama había cambiado súbita pero profundamente: ‘Nole’ ganó su servicio y volvió a romperle el saque en el tercero a su rival, obligado a buscar golpes imposibles ante la precisión relojera del serbio. Cuando se puso 4-0, la manga parecía terminada. Volvió a demostrar tenacidad Berrettini, regresando de un 5-1 para colocarse 5-4 (incluidas tres bolas de ‘set’ con 5-3); no obstante, Djokovic conservó el temple en una segunda mitad de ‘set’ francamente entretenida.

El tercer parcial se descompensó de nuevo relativamente pronto: Djokovic rompió el saque rival en el tercer juego, luciendo una forma física admirable el mayor embajador mundial del ayuno intermitente. Berrettini mantendría el tipo durante todo el ‘set’, con oportunidades de ‘break’: hacía un buen partido el italiano, con un primer servicio no espectacular pero muy efectivo. Sin embargo, Djokovic había vuelto a entrar en trance y no fallaba golpes: sólo tres errores no forzados en esa decisiva tercera manga. Cuando el serbio terminó el ‘set’, la pista central de Wimbledon estalló en gritos a favor del vigente campeón.

placeholder Djokovic, durante la final. (EFE)
Djokovic, durante la final. (EFE)

Impresionante estado físico

Regresó el mejor saque de Berrettini en el cuarto ‘set’, que evolucionó con una igualdad absoluta, sin oportunidades de rotura, hasta el séptimo juego. Berrettini se había mostrado más cómodo al resto, pese a su fuerte vendaje en el muslo; estuvo incluso 0-30 en el sexto juego, obligando a Djokovic a jugar y a correr al máximo de su capacidad para equilibrar las cosas. Al siguiente pagó quizá las expectativas frustradas el romano, que entregó su servicio y colocó al serbio (4-3) a dos juegos de la máxima gloria. ‘Nole’ ganó ambos y llevó a las gradas a la locura: primero se arrodilló, después comió unas briznas de hierba y por último subió las gradas para abrazar a su equipo. Luego regaló todo su equipo a los espectadores, enfervorecido y exhausto.

Las cifras del número uno mundial producen vértigo: trigésima final de Grand Slam de su carrera, 21 victorias seguidas en Wimbledon, 21 triunfos consecutivos en grandes torneos esta temporada. Ha ocupado más semanas que nadie (328) en el primer puesto del ránking global y ha ganado –junto a Nadal– más Masters 1.000 que ningún otro tenista en la historia. (Además de 7 de los últimos 12 ‘grandes’, siendo descalificado en otro de ellos). Tras la derrota, el serbio prometió que "esto no va a parar" y avisó: "Mi máxima prioridad en este momento de mi carrera es prepararme a conciencia para ganar más Grand Slams".

.

Wimbledon Novak Djokovic Rafa Nadal Tenis
El redactor recomienda