EN SU PARTIDO CONTRA DOMINIC THIEM

La bronca de Rafa Nadal a la jueza de silla en Australia: "No te gusta el buen tenis"

Aurelie Tourte decretó un 'warning' para el número uno del mundo por superar los 25 segundos para sacar, sin tener en cuenta que acababan de disputar un punto demasiado largo

Foto:

Rafa Nadal cayó en los cuartos de final del Open de Australia ante Dominic Thiem en un apasionante partido que se decantó del lado del jugador austriaco por un ajustado 7-6, 7-6, 4-6 y 7-6. Un choque que se decidió en pequeños detalles, aunque el número uno del mundo nunca pudo desplegar todo su juego ante el gran encuentro de su rival.

El partido no decepcionó a los miles de aficionados que llenaban el Rod Laver Arena y que tuvieron la suerte de disfrutar de un encuentro épico. Sin embargo, hubo un detalle que no pasó desapercibido para nadie: el enfado que el tenista español mostró con la jueza de silla tras uno de los puntos.

El partido estaba siendo muy equilibrado y algunos puntos se iban por encima de los veinte golpes, lo que provocaba un enorme desgaste físico en los jugadores. Pero a la jueza de silla del partido, Aurelie Tourte, no le pareció oportuno dejarlos descansar y nada más concluir uno de los puntos más largos del encuentro puso a contar el reloj de 25 segundos que tienen los jugadores en cada saque.

'Warning' y enfado monumental

Ese contador se agotó y Rafa Nadal no había sacado aún, recuperándose del punto anterior, por lo que fue sancionado con un 'warning' por violación del tiempo. Eso no sentó nada bien al número uno del mundo, que se fue al centro de la pista para dirigirse directamente a la jueza de silla por su decisión.

El español dejó claro su punto de vista: "Es increíble que después de este punto pongas el crono a funcionar tan rápido. ¡A ti no te gusta el buen tenis!". El español se concentró en su juego de nuevo, aunque no olvidó lo sucedido y poco después aprovechaba un parón para intercambiar algunos comentarios con el supervisor árbitro del partido, el suizo Andreas Egli.

No fue el único desencuentro entre Rafa Nadal y Aurelie Tourte. En el cuarto set, el español pidió el ojo de halcón por una bola que no vio clara, pero la jueza de silla le negó esa posibilidad argumentando que ya había pasado demasiado tiempo. Aunque el número uno del mundo explicó que necesitaba ver antes la marca del bote, Tourte no dio su brazo a torcer.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios