jugará en cuartos contra fabio fognini

Rafa Nadal sigue con paso firme en Roma y ahora se enfrenta a Fognini y sus camisetas

Rafa Nadal se ha impuesto al canadiense Denis Shapovalov y se ha colado en los cuartos de final del Masters 1.000 de Roma. Allí se enfrentará con Fognini, uno de los tenistas más originales

Foto: Nadal, tras su victoria contra Shapovalov. (EFE)
Nadal, tras su victoria contra Shapovalov. (EFE)

Rafa Nadal sigue ganando en Roma. Tampoco Denis Shapovalov, uno de los nombres en ascenso del circuito, le supuso una dificultad grande al jugador español. La victoria por 6-4 y 6-1 es una evidente muestra de que su derrota en Madrid suena más a un día malo que a algún problema mayor que pudiese hipotecarle el resto de la temporada de tierra. Nada de eso, Nadal está bien, con ganas y con el tenis afinado para hacer daño a cualquiera.

En cuartos de final se enfrentará al italiano Fabio Fognini, un viejo conocido para Rafa, especialista en tierra y uno de los más queridos por la afición del Foro Itálico. Es uno de los pocos jugadores que puede presumir de haber ganado al español dos veces en tierra batida. Al principio del torneo se esperaba que en esta ronda se cruzase Dominic Thiem en el camino de Nadal, su verdugo en Madrid. Las previsiones son complicadas en estos casos y el austriaco esta vez se quedó cortó y se vio sorprendido por el buen juego de Fognini.

El italiano no es uno más en el circuito y en casa se siente cómodo. No hay más que echar un vistazo para saber que la liturgia del tenis no va demasiado con él. Admitámoslo, no es el deporte más colorido del mundo, la excentricidad no se valora demasiado y las marcas deportivas juegan siempre a ser conservadoras y a vestir a sus jugadores con sobriedad y estilo clásico.

Nadal, en su momento, fue un rompedor. Iba sin mangas y con pantalones pirata, una locura conceptual para Nike, que suele ser un poco más agresiva en sus 'looks' que Adidas, pero siempre dentro del clasicismo. Aquello el tiempo se lo llevó también, las gentes de la marca se dieron cuenta de que el público que quería ponerse una camiseta sin mangas era más bien limitado y que tampoco había tanto consumidor con los brazos de Nadal para presumir.

Le dejaron los colores llamativos, en parte porque en él siempre quisieron realzar la imagen de jugador de sangre caliente, latino y pasional. Un tipo de jugador, por cierto, que tiene muy poco que ver con un tenista cerebral y extraordinariamente táctico, capaz de desquiciar a los rivales con su juego casi de ajedrez. Nike, además, tenía y tiene en su cartera de jugadores a Roger Federer, a quien siempre han vestido de una manera todavía más clásica, también porque la elegancia de sus golpes y su manera de conducirse por el mundo le cuadra más en la gama cromática que siempre le ha acompañado. Y es suizo, claro.

Calaveras y rayos

Fognini, un jugador diferente por muchos motivos, firmó hace un tiempo con una pequeña firma italiana, Hydrogen. Lo hizo por dinero, siempre es así, pero además en ella podía desarrollar un punto algo iconoclasta que a él siempre le llamó la atención. La marca tiene como logotipo una calavera, y eso ya es en sí mismo una declaración de intenciones. Y el hecho de ser una empresa de menor tamaño permite un intercambio de pareceres que no es común.

Así que si el tenista tiene un hijo en 2017 y le apetece hacerle un homenaje al niño no tiene más que llamar y pedir que le coloque un 17 gigante en la camiseta. Con ella jugó un par de torneos este año y aparece resaltada en la web de la marca. ¿Quién más puede llevar una camiseta así? en el tenis actual, nadie. En Roma, cuando juega en casa, tampoco se sale del perfil. Un rayo rojo gigante le cruza el pecho, lo que unido a las muñequeras y la cinta en la cabeza con las calaveras de la marca hace una imagen bastante chocante.

Todo esto no valdría de nada si Fabio Fognini no fuese un buen jugador, porque no hay publicidad ninguna en jugadores desconocidos. Pero el caso es que lo es, Fognini no solo es un verso libre en el circuito, también es alguien capaz de derribar a Thiem en este mismo torneo, sin importarle demasiado que llegase henchido de confianza después de ganar a Nadal. Ahora se enfrenta al español, a quien ha ganado en dos ocasiones en arcilla, otra de esas frases que no pueden decir muchos seres humanos sin mentir.

El reto de ganar a Nadal, uno de los más duros en el mundo del deporte, le llega ahora a Fognini. De conseguirlo lograría su victoria 300 en ATP. No es una estrella, pero tampoco es uno más. Solo hay que verle la camiseta para saberlo.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios