para venezuela su caso fue una cuestión estado

España presume de Garbiñe después de estar a las duras y a las 'maduras'

Venezuela apostó muy fuerte por retener a Muguruza, pero la tenista escogió jugar con España por motivos deportivos y gracias a la gestión del CSD y del patrocinio de BBVA

Foto: Garbiñe Muguruza posa con su trofeo en la fuente de la Plaza de la Concordia, de París. (EFE)
Garbiñe Muguruza posa con su trofeo en la fuente de la Plaza de la Concordia, de París. (EFE)

"Venezuela me apoya muchísimo, no juego solo para España", dijo Garbiñe Muguruza después de hacer sonar por vigésimo primera vez el himno español en Roland Garros y unirse a esta selecta lista en la que figuran Manolo Santana (2), Andrés Gimeno, Arantxa Sánchez Vicario (3), Sergi Bruguera (2), Carlos Moyá, Albert Costa, Juan Carlos Ferrero y Rafa Nadal (9). Garbiñe, hija de un español, vasco concretamente, y de una venezolana, nacida en Caracas, pero residente en España desde los 6 años, aseguró que en su alocución en la pista tras derrotar a Serena Williams se acordó del país de su padre por la importancia que allí tiene Roland Garros. "He recalcado España porque este es un torneo tradicional allí y me he formado en tierra. Todo el mundo sabe las veces que lo ha ganado Rafa (Nadal). En España, ganar Roland Garros es el sueño de todo niño que empieza a jugar al tenis", explicó la campeona.

Sin embargo, y como es lógico al ser su madre venezolana, Muguruza aprovechó la posterior rueda de prensa para dedicar también el triunfo al país que la vio nacer. "Es una buena victoria para el tenis venezolano. Espero que haya más tenis en Venezuela. No es un deporte principal allí, pero ojalá esto lo hayan visto niños y niñas, sientan atracción por la raqueta y que se pongan a jugar", comentó Garbiñe, quien el pasado 6 de diciembre también hizo un guiño a la tierra de su padre al hacer el saque de honor en Anoeta antes del derbi guipuzcoano entre la Real Sociedad y el Eibar.  

[Garbiñe Muguruza y la normalidad de tomar París con solo cinco raquetas]

Cabe recordar que la ahora flamante campeona de Ronald Garros fue una cuestión de estado para Venezuela, cuyo gobierno no quería dejar escapar a una deportista a la que se le vaticaba un gran futuro en el tenis, tal y como rápidamente ha quedado demostrado. El propio Nicolás Maduro dio el ‘ok’ para que Muguruza compitiera con bandera tricolor. Antonio Álvarez, su ministro de Deporte, trasladó una oferta económica a la tenista para ayudarla a despejar sus dudas. La Federación Española de Tenis (RFET), entonces presidida por el ahora inhabilitado José Luis Escañuela, no tenía una buena relación con Garbiñe. De hecho, no tenía ninguna, de ahí que resultara decisiva la intervención del Consejo Superior de Deportes (CSD), quien, de la mano del BBVA, terminó por convencer a Muguruza.

Lo cierto es que la principal razón por la que Garbiñe eligió España en lugar de Venezuela fue por cuestiones deportivas. Especialmente, el hecho de que hacerlo como española le facilita las cosas, no sólo en la Copa Federación, sino también en los Juegos Olímpicos, en los que Muguruza podría jugar este verano, no sólo los individuales y el doble con Carla Suárez, sino incluso el dobles mixto con Rafa Nadal como compañero. Casi nada.   

[Los siete cambios en la vida de Garbiñe desde de Wimbledon a Roland Garros]

"Victoria histórica para el deporte español, un orgullo para todos", fue el mensaje del presidente del Gobierno de España en funciones, Mariano Rajoy, quien, sin embargo, no asistió a la final femenina de Roland Garros, sino que delegó la representación en la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, además del presidente del CSD, Miguel Cardenal. Se echó en falta también una representación de la Casa Real, que nunca ha faltado a los éxitos de Rafa Nadal en París. Un pequeño borrón que a buen seguro no volverá a pasar. Sobre todo porque, tal y como vaticinan todos los expertos, a sus 22 años la historia de Garbiñe Muguruza no ha hecho más que empezar y la victoria ante Serena Williams no será la única.     

Badosa y Kuhn, los otros casos Garbiñe

La apuesta de España por Muguruza no es la única en el tenis. Otra joven tenista, Paula Badosa, de padres españoles, pero nacida hace 18 años en Nueva York, podía elegir entre jugar con España o con Estados Unidos. La ganadora del Roland Garros júnior de 2015 se decantó por España, tal y como anunció a finales del año pasado. “Tuve contacto con la federación estadounidense, pero mi vida está aquí, empecé a jugar al tenis en España. Enseguida me ofrecieron la posibilidad, no lo dudé”, dijo Paula en un acto en el que se anunció que LaLiga iba a patrocinar su carrera, junto al taekwondista Yoel González y al tenista júnior Nicola Kuhn.

Precisamente Kuhn, nacido en Innsbruck (Austria), también anunció su intención de competir con España. “Llevo desde los tres meses viviendo aquí, siempre me ha hecho ilusión jugar por mi país”, dijo Nicola, que en Roland Garros ha llegado a semifinales a pesar de sus 16 años. “Nací en Austria, pero llevo toda la vida viviendo en España. Tengo mi familia aquí, siempre ha sido para mí un sueño poder jugar en este país, que es donde vivo. Me siento español, más que nada”, agregó Kuhn, quien a sus 16 años fue semifinalista en Roland Garros júnior. 

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios