TRAS UN 'WARNING' POR UN PELOTAZO A LA GRADA

El enésimo lío de Kyrgios, el 'enfant terrible' del tenis: "Si fuera Nadal, no me castigarías"

Nick Kyrgios puede presumir de ser uno de los grandes talentos del tenis mundial, pero su complicado carácter le ha granjeado más de un problema: el último, en Miami

Foto: Abierto de Nick Kyrgios, haciendo gestos a Tomas Berdych durante el pasado Open de Australia (Efe).
Abierto de Nick Kyrgios, haciendo gestos a Tomas Berdych durante el pasado Open de Australia (Efe).

Nick Kyrgios la ha vuelto a liar. El jugador australiano ha vuelto a tener una nueva salida de tono dentro de la pista, involucrando en la polémica al propio Rafa Nadal sin beberlo ni comerlo. Con sólo 20 años, ya es una de las grandes promesas del deporte, pero su complicado carácter ya le ha granjeado más de un problema. Tan buen tenista como polémico, el deportista 'aussie' ha vuelto hacer honor a su condición de nuevo 'enfant terrible' del tenis mundial.

Esta madrugada, Kyrgios se enfrentaba al ruso Andrey Kuznetsov en los octavos de final del Masters de Miami. En un momento del partido, uno de los recogepelotas le mandó una bola antes del saque, pero el australiano no estuvo conforme. Considerando que se la había mandado excesivamente fuerte, el australiano no tuvo ningún reparo en golpearla contra la grada, recibiendo un 'warning' por parte del juez de silla nada más cometer esta acción.

Los gestos de Kyrgios indicaban que estaba realmente enfadado por la decisión, pero siguió jugando con normalidad hasta que llegó el siguiente intercambio de pista. Sería en ese momento cuando se iba a dirigir al árbitro principal: "Si hubiera sido otro jugador, como Rafa Nadal, no habrías dicho nada. Este deporte es tan parcial como cualquier otro, todo el mundo lo sabe... Está sesgado, completamente sesgado" confesaba con cara de pocos amigos.

Y es que ésta es la enésima bronca que ha tenido Kyrgios en su corta carrera como deportista profesional, incluso algunas realmente serias que han podido marcar su vida deportiva. Discusiones muy subidas de tono, negarse a jugar en varias ocasiones o incluso faltas de respeto hacia compañeros han marcado su corta trayectoria. Eso sí, su brillante tenis le permite no sólo estar en el 26º puesto de la ATP, sino que este mismo lunes podría meterse entre los veinte primeros.

El enésimo lío de Kyrgios, el 'enfant terrible' del tenis: "Si fuera Nadal, no me castigarías"

Sin ninguna duda, la polémica más fuerte de Kyrgios sucedió en el Masters de Montecarlo del pasado año. El australiano se enfrentaba a Stan Wawrinka y, tras conseguir un punto tras un potente servicio, se giraba para recibir nuevas bolas. Sería en ese momento donde soltaría el gran improperio: "Kokkinakis se acostó con tu novia. Lamento decírtelo, compañero". El suizo no lo escucharía en pista, pero tras el partido montaría en cólera.

Kyrgios se refería a la tenista croata Donna Vekic, lo que provocó la reacción de Wawrinka en Twitter:  "Lo que dijo no se lo diría a mi peor enemigo. No es sólo inaceptable, sino que va más allá. Espero que la ATP no se quede parada y se levante por la integridad de este deporte que hemos trabajado tanto por construir". El australiano fue multado con 10.000 euros y fue apercibido con cumplir un mes de sanción si reincidía.

El enésimo lío de Kyrgios, el 'enfant terrible' del tenis: "Si fuera Nadal, no me castigarías"

Amagos de retiradas, protestas y no querer jugar

Otra de sus grandes polémicas tuvo lugar en Wimbledon 2015: en primera ronda ante Diego Schwartzman amenazó con abandonar la pista después de que el 'ojo de halcón' diera por buena una bola que él veía mala; tres rondas después, ante Richard Gasquet, se negaba incluso a golpear algunas bolas durante el segundo set, dejándolas pasar descaradamente, demostrando que ya nada tenía que hacer en ese parcial y esperando el próximo.

Poco después, en Copa Davis, también amenazaba con dejar de jugar en el partido que le enfrentaba al kazajo Aleksandr Nedovyesov por algunas decisiones del juez de silla. Y ese mismo año, en el Masters de Madrid, lograría una de sus grandes victoria derrotando al mismísimo Roger Federer, no sin antes liarla: después de que el árbitro principal corrigiera varias bolas, iba a estrellar un saque contra una recogepelotas, recibiendo un 'warning' y el abucheo del público.

Antes de su nueva protesta en pista, su último lío tuvo lugar en la Davis, donde su gran amigo Bernard Tomic iba a cargar contra él por borrarse de la competición por un supuesto virus: "Y una mierda está enfermo, ya es la segunda vez que lo hace" aseguraba, pues el año pasado ocurrió lo mismo ante la República Checa. Kyrgios continúa con las polémicas dentro de la pista. Un talento innato llamado a grandes logros, pero cuyo carácter le juega demasiadas malas pasadas.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios