CAROLINE WOZNIACKI CORRIÓ EN 3 HORAS 26 MINUTOS

¿Arriesgó la número ocho del tenis mundial corriendo el Maratón de Nueva York?

Wozniacki paró el crono en 3 horas y 26 minutos en el Maratón de NY. Antonio Páez, exatleta y preparador físico de tenistas, explica los riesgos que corrió la danesa

Foto: Caroline Wozniacki, en el Maratón de Nueva York (Efe).
Caroline Wozniacki, en el Maratón de Nueva York (Efe).

Caroline Wozniacki es la número ocho del tenis femenino mundial y el fin de semana pasado en Nueva York disputó el maratón más famoso del mundo. La danesa paró el crono en 3 horas 26 minutos y 33 segundos y en la meta estaba su amiga Serena Williams esperándola para darle la enhorabuena. En mayo se conocía la noticia de que Rory McIlroy, su ya exnovio, anulaba la boda que tenían prevista para noviembre y por tanto su relación. Wozniacki cambió el altar por el maratón, se enfundó las zapatillas y firmó un tiempo más que decente en los 42 kilómetros y 195 metros que se corrieron por la ciudad de los rascacielos. Además, recaudó 81.000 dólares para una ONG infantil llamada Team for Kids.

“El secreto fue comer muchos carbohidratos los días antes, nunca había intentado algo tan duro como esto. Es el reto físicamente más duro de mi vida. Tienes que seguir y seguir. Correr el maratón siempre estuvo en mi lista de cosas que quería hacer en la vida", explicaba la tenista al Daily News.  Además reconocía que su entrenamiento nunca había superado las 13 millas (21 kilómetros) y cuando pasó la barrera de las 20 (32 km.) dijo a sus acompañantes: "Esto es increíble, pero ahora mismo necesito un batido de vainilla". Pero, ¿arriesgó la número ocho del tenis mundial corriendo en Nueva York?

Antonio Páez es un exatleta que en 1979 logró algo inimaginable para el atletismo español, proclamarse campeón de Europa en pista cubierta de 800 metros lisos. En la actualidad, Páez es preparador físico de tenistas. Es fácil verle por el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid entrenando a las jóvenes de la raqueta. Ahora, prepara físicamente a Mónica Puig, puertorriqueña de 21 años y una de las grandes promesas de la raqueta que, en estos momentos, ocupa la posición 60 del ranking WTA. Este exatleta se encarga de la readaptación muscular y de realizar planes de entrenamientos para ponerlas a punto.

En conversación con El Confidencial, Páez analiza los riesgos que corrió la tenista danesa en Nueva York: “Lo de Wozniacki es una cosa excepcional y ha generado miles de dólares para una ONG. Pero yo no lo recomiendo porque hay mucho traumatismo muscular, durante tres horas y media machacas zonas como las rodillas y los tobillos que sufren mucho. Si encima está al final de temporada, cuando estás agotada físicamente, te puede acarrear problemas porque el tiempo de descanso del tenista es cortísimo, sólo tienen 7 o 8 semanas para descansar. La necesidad física para el tenis no tiene nada que ver con el maratón, es una cosa excepcional que la ha hecho al acabar la temporada. No creo que su entrenador se lo hubiera permitido antes de un torneo importante”.

Antonio Páez explica las diferentes necesidades que tiene un tenista y un maratoniano: “Para hacer un maratón es otro tipo de entrenamiento. El tenista debe realizar un trabajo de explosividad y una gran resistencia muscular. Para el trabajo aeróbico y de cara a aguantar partidos que duran más de tres horas puede venir bien que intervengan algunas cosas del entrenamiento del maratón”. Una opinión que también comparte Wozniacki: "Esto me ayudará para el tenis, porque sé que puedo estar en la pista jugando horas y horas y estar bien físicamente. Eso me dará mucha ventaja mental sobre mis rivales cuando juegue partidos largos".

Wozniacki es tenista, pero además practica running a diario. “El padre tenía como costumbre que hiciera 10 kilómetros todas las mañanas, en 40 o 50 minutos. Eso viene bien porque oxigenas el músculo y hay mejor recuperación. Después de un partido, el que más capacidad y potencia aeróbica tiene es el que mejor se va a recuperar. Creo que Ferrer también corre por las mañanas, incluso el día de partido. Eso es bueno porque su cuerpo se adapta a ello, no le influye en el cansancio y le beneficia para estar mejor que otro. No es lo normal ni tampoco una necesidad. Si comparamos el atletismo con el tenis, cada uno tiene sus necesidades, pero no quiere decir que en el tenis no se tenga que hacer trabajo aeróbico. Es importante para la recuperación entre partidos, y entre sets”, reconoce Paéz.

En sus planes de entrenamientos asegura que es muy importante mantenerse durante los pocos descansos que tiene el tenista: “En principio hay unas dos o tres semanas en las que se hace un acondicionamiento físico general. Se hace un poco de todo pero, especialmente se acumulan grandes cantidades de trabajo a intensidades bajas. Dependiendo de cada persona, se incide en las carencias que pueden tener. Además, luego hay planes de mantenimiento que se les mandan para que realicen cuando descansan. Ellos compiten todas las semanas y descansan muy poco por lo que lo más importante es el mantenimiento durante la temporada”.

Antonio Páez no cree que el ‘running’ y el tenis sean incompatibles siempre que se realicen dentro de unos límites: “Para mí, lo ideal sería un trabajo aeróbico de 7 u 8 kilómetros por la mañana a ritmos lentos. En el caso del tenista, alrededor de 4 minutos kilómetro. No necesita más. Luego eso, lo compaginas con el trabajo de resistencia muscular y es una buena combinación”, concluye. 

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios