SUBCAMPEONES EN EL GPS DE EUROPA DE RUSIA

Otra machada de España: cuando tanto éxito borra los milagros

España se proclamó subcampeona del GPS de Europa celebrado en Rusia, logrando el objetivo en el primero de cuatro torneos para optar a una de las dos plazas del Mundial de Seven

Foto: España frente a Polonia, a la que ganó 40-0.
España frente a Polonia, a la que ganó 40-0.

Es una machada más, pero no se puede considerar otro milagro deportivo. España de rugby lo ha vuelto a hacer y este fin de semana han quedado subcampeones en el Europeo de Rusia, sólo por detrás de Irlanda y por delante de selecciones como Francia, Inglaterra, Italia, Gales, Georgia o Rusia. El equipo entrenado por Pablo Feijoo vuelve a superar presupuestos más potentes y plantillas enteramente profesionales para aspirar a objetivos fabricados para la élite del rugby.

Hay dos plazas en juego para el mundial de rugby a 7 y son tres GPS de Europa los que restan para saber quiénes estarán presentes en la cita de San Francisco de 2018. Para España no es sólo poder medirse a los mejores del mundo: es mejorar su calidad de vida, aspirar a ser algo mejor, igualar en cierta manera las condiciones con los que sus rivales preparan los torneos… Es una puerta a la que se accedería gracias a la llave que aporta una mejor beca ADO, un sustento económico ligeramente superior a los 1.000 euros (más acceso a la residencia Blume) que permitiría pensar sólo en rugby, ampliar la actual plantilla y llegar en mejor forma que la actual a las Series Mundiales.

Este sábado, España ganó a Polonia por 40-0 y perdió frente a Italia (14-0) y Rusia (17-12). Aún así se clasificó para cuartos como mejor tercera. Las dos selecciones frente a las que cayó en su grupo tienen mayor músculo financiero, como Alemania, a la que derrotó en cuartos. En las semifinales volvió a jugar frente al equipo transalpino y ahí no perdonó. La final fue ante una Irlanda que no contaba con un equipo de rugby a 7 hace un par de años y que se ha puesto las 'pilas' gracias al ímpetu olímpico… Irlanda tiene base y presupuesto para ponerse rápidamente a la altura de las mejores (aunque el 12-0 de la final ante los Leones es engañoso ya que se ha juntado un gran partido de los irlandeses y uno malo de los españoles).

Tanto éxito no es casualidad

La historia se repite: España vuelve a meter la cabeza en posiciones que deberían ocupar selecciones más potentes fuera del césped. El rugby a 7 masculino nacional se clasificó para los JJOO de Río del pasado verano y recientemente para las Series Mundiales de 2018. Demasiados milagros deportivos para ser… milagros. No es casualidad.

Talento, ambición, mucho trabajo y la competitividad de la selección española de rugby continúa empujando para no pararse en ningún peldaño de esta larga escalera. La próxima cita europea será en Polonia, donde se intentará igualar la gesta de llegar a la final. Después restarán otros dos eventos -Francia e Inglaterra- en los que se espera que los países anfitriones vayan con su mejor plantel (no como ahora) para tratar de llevarse el torneo, por lo que podrían desvirtuar esa lucha de nueve selecciones (todas las del torneo salvo Francia, Inglaterra y Gales) para sólo dos plazas.

[Lea más noticias de rugby]

Más piedra para picar hasta encontrar alguna piedra preciosa en forma de patrocinador de una selección que se codea con las mejores en el barro… porque aunque alguna empresa haya llamado a las puertas de los Leones para las World Series, todavía no hay ninguna que firme para empujar en esta melé.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios