Alun Wyn Jones, el hombre que pidió no sancionar a un rival, renueva por el rugby
  1. Deportes
  2. Rugby
EL GESTO QUE LE HA HECHO MÁS POPULAR

Alun Wyn Jones, el hombre que pidió no sancionar a un rival, renueva por el rugby

El galés es toda una institución en su club y país. Candidato a ser mejor jugador de rugby de 2015, el pasado viernes una imagen suya se convirtió en viral por los valores que emanó de forma espontánea

placeholder Foto: Alun Wyn Jones en un partido frente a Escocia.
Alun Wyn Jones en un partido frente a Escocia.

Ocurrió el pasado viernes en un partido importante, decisivo para que su club -Ospreys- sellara a falta de una victoria su pase a los cuartos de final de la Champions Cup (el torneo de clubes de rugby más importante de Europa). El marcador era favorable a Clermont cuando el árbitro Wayne Barnes llamó al orden al galés Alun Wyn Jones y al georgiano Viktor Kolelishvili. Éste estaba presionando con su antebrazo al capitán de los Ospreys en una melé y el colegiado consideró mostrarle tarjeta amarilla. Con un gesto espontáneo, Alun Wyn Jones pidió a Barnes que no amonestase a su rival, lo consideraba innecesario. No frenó la decisión del juez pero con esa muestra cariñosa aumentó su fama y respeto en el mundo del oval y sirvió de antesala para renovar por los Ospreys, firma que rubricó este martes.

“Al está en muy buena forma. Están claras las áreas en las que necesita mejorar, pero he visto avances en la actual temporada”. Además, “también está creciendo como líder, como en su conducta tras los partidos. Nos quedamos decepcionados con el rendimiento después del partido ante los Dragons y Al dijo unas palabras que dieron en el clavo. Está aprendiendo cómo liderar este grupo y se está convirtiendo en muy buena referencia”. Las palabras de su entrenador Chris Gibbes tuvieron lugar a comienzos de año, antes de renovar, y en ellas se daba una importancia exquisita al 'rendimiento' de Alun sin el balón en juego. Ante el Clermont refrendó esa “buena referencia” y pocos días después estampó su nuevo contrato. Casualidad. “Con mi futuro cerrado, puedo continuar con la cabeza puesta en mi club y la selección”, indicó el internacional este martes.

A pesar de las dudas que pudiera tener el club, Alun Wyn Jones es considerado uno de los mejores segunda líneas de la actualidad, tanto como para que en 2015 fuera nominado por la IRB como mejor jugador del mundo (honor que se lo llevó Dan Carter). Con 30 años, lleva 94 caps con el XV del Dragón en los que su participación ha sido fundamental para que en 2011 terminaran cuartos la copa del Mundo y en la pasada edición alcanzaran los cuartos peleando con Sudáfrica (una de las favoritas) de tú a tú por un hueco en semifinales.

Wyn Jones es un modelo para su entrenador, su club, su selección y los valores que desprende el rugby. En Gales es un personaje público muy apreciado, quizás tanto como en su propio vestuario, en el que ejerce de líder y tutor, según muestra con su tono hacia los recién llegados: “Sería muy fácil poner presión sobre los más jóvenes, pero están jugando por encima de sus posibilidades para sus años. Les dije que no tenemos que ser excelentes, simplemente no hacerlo mal”.

Alun Wyn Jones, con la tranquilidad que le aporta su “futuro cerrado”, no sólo ha alargado su vínculo con los Ospreys: ha renovado por el rugby.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Clermont Gales Árbitros
El redactor recomienda