Es noticia
Menú
España supera a Países Bajos y jugará la final de la Liga Mundial de waterpolo femenino
  1. Deportes
  2. Otros deportes
NUEVO ÉXITO EN LA DISCIPLINA

España supera a Países Bajos y jugará la final de la Liga Mundial de waterpolo femenino

El dominio de la Selección fue de principio a fin, en un partido en el que las holandesas no tuvieron opción. Pili Peña completó un excelso encuentro y fue una de las líderes del equipo

Foto: Bea Ortiz atrapa un balón durante la semifinal. (EFE/Ramón de la Rocha)
Bea Ortiz atrapa un balón durante la semifinal. (EFE/Ramón de la Rocha)

España se ha impuesto a Países Bajos en la primera semifinal de la Superfinal de la Liga Mundial que se disputa en el Real Club Náutico de Tenerife, en un partido que exigió esfuerzos constantes al consistir en un toma y daca en el que las anfitrionas siempre tuvieron la voz cantante.

Con el pase a la final, las campeonas de Europa pretenden cerrar este mágico año añadiendo un nuevo título a su palmarés. Para ello, tendrán que superar al vencedor de la segunda semifinal que enfrenta este mediodía a las vigentes campeonas, Estados Unidos, y Hungría.

Dominio de principio a fin

El primer periodo transcurrió sin un dominador claro y con la igualdad y tensión propia de una semifinal de un torneo internacional. El segundo cuarto se cerró con Martina Terre adivinando un penalti de Moolhuijzen para dejar la cuenta en 6-4.

En el tercer periodo el pulso prosiguió, primero con una diana de Van Der Weijden y luego con Nona Pérez contrarrestando para el 7-5. Aunque las neerlandesas insistieron (7-6), España volvió a encarrilar dos goles seguidos, de Pili Peña y de Paula Leiton, con los que se confirmaba la tendencia al alza de las anfitrionas (9-6). Con un último tanto de Moolhuijzen y un penalti convertido por Elena Ruiz se llegó al definitivo 14-10 que confirmaba la presencia de las españolas en la gran final de este domingo.

España se ha impuesto a Países Bajos en la primera semifinal de la Superfinal de la Liga Mundial que se disputa en el Real Club Náutico de Tenerife, en un partido que exigió esfuerzos constantes al consistir en un toma y daca en el que las anfitrionas siempre tuvieron la voz cantante.

Estados Unidos (EEUU)