Es noticia
Menú
Los reyes del mundo más anónimos del deporte español están en el kayak-polo
  1. Deportes
  2. Otros deportes
ÍDOLOS FUERA DE ESPAÑA

Los reyes del mundo más anónimos del deporte español están en el kayak-polo

La Selección Española sub-21 de kayak-polo logró un oro histórico de en el Mundial con un grupo de estudiantes que en Francia firman autógrafos y en España no los conoce nadie

Foto: El equipo de kayak-polo. (Cedida)
El equipo de kayak-polo. (Cedida)

Antoñito pasea por la calle Larios de Málaga tranquilamente sin que nadie le reconozca, pero viene de firmar autógrafos como si fuera una estrella de Hollywood en Saint Omer, una pequeña localidad francesa con mucha tradición palista en la que se ha disputado el Mundial de kayak-polo.

Antonio Romero es el crack de la Selección Española sub-21 de esta modalidad. La última vez que el equipo de promesas español se colgó una medalla fue en 2004, cuando disputaban el torneo seis selecciones. Ahora se han proclamado campeones del mundo en una competición con 20 países y lo han hecho cargando de épica sus triunfos. Los chicos que dirige Víctor Mateos han conseguido levantar el título tras remontar partidos ante las grandes potencias de este deporte. "Ha sido un premio al coraje de los chicos, que no han bajado los brazos por muy mal que estuviese la situación.

Foto: Unai Aguirre, durante el partido ante Italia del Mundial. (Reuters/Lisa Leutner)

Con Francia íbamos perdiendo 2-0 y teníamos el ambiente en contra, pero los chavales se supieron sobreponer a ello y terminamos ganando. Luego, ante Italia en semifinales, fue aún más increíble porque llegamos a ir perdiendo 4-1. Eso es muy complicado porque en kayak-polo los tiempos son de diez minutos solo", afirma el seleccionador, que fue miembro de este equipo en las citas mundialistas de 2012 y 2014 y se hizo cargo de esta selección en diciembre. Este grupo que ha hecho historia cuenta con tres jugadores del club de Arcos, cuatro valencianos y el malagueño Romero.

Mateos, miembro del Club Deportivo Piragüismo de Arcos, la bella localidad gaditana que es puerta de entrada a la Sierra de Grazalema, comenzó a jugar allí animado por su padre. Hoy trabaja con 30 jugadores y 20 niños en la escuela en el popular lago de la localidad. "Es un privilegio poder tener una escuela con 20 niños e ir modelándolos para que jueguen este deporte. El ayuntamiento nos ayuda dentro de lo que puede porque, entre otras cosas, el delegado de deportes, Diego Zambrano, ha sido kayak-polista", confiesa Mateos, que alternó la piragua con los partidos de waterpolo en su club de Jerez.

placeholder Los jugadores de kayak-polo, antes de un encuentro. (Cedida)
Los jugadores de kayak-polo, antes de un encuentro. (Cedida)

Un duro rival en la final

La final del Mundial enfrentó a España con la todopoderosa Alemania, que ha ocupado el primer escalón del medallero con sus dos victorias en seniors (masculino y femenino) y dos platas en sub-21. El partido decisivo ante España se decidió con un gol de oro que anotó Romero, "un jugador que lleva años demostrando que es probablemente el mejor del mundo de su edad". Antoñito, como lo llaman cariñosamente alguno de sus compañeros, fue elegido MVP en la semifinal y en la final- "Siempre aparece cuando el equipo lo necesita", advierte su seleccionador.

El kayak-polo es un deporte que cuenta con 30 equipos en España. La liga es amateur y la mayoría de los jugadores son estudiantes, como Romero, que cursa segundo de Bachillerato. Las competiciones más potentes son la de Italia y Alemania, con España cerca de la del Reino Unido. Europa es el continente dominador, pero está comenzando a crecer competitivamente en Sudamérica con selecciones como Argentina o Brasil. También se juega en Estados Unidos, Canadá, en Asia y en las antípodas, donde Australia y Nueva Zelanda tienen una larga tradición de deportes acuáticos.

placeholder Lance de un encuentro de kayak-polo de la Selección. (Cedida)
Lance de un encuentro de kayak-polo de la Selección. (Cedida)

Una categoría mixta

El kayak-polo se juega con dos equipos de cinco jugadores, siendo el portero un atacante más y pudiendo ser ocupada la portería por cualquier jugador. Cuenta con dos partes de diez minutos y los jugadores, llamados kayak-polistas, se desplazan remando y lanzan con la mano al modo del waterpolo, aunque pueden utilizar el remo para tocar la pelota. En España hay categoría mixta hasta sub-21, aunque ya en esta edad hay Selección masculina y femenina en el Mundial. De hecho, las españolas se han colgado la primera medalla de su historia en esta categoría, un bronce.

La experiencia de Saint Omer ha marcado a esta generación de jugadores que el año que viene afrontarán el Europeo de Alemania y en 2024 el Mundial en China. Cuenta el seleccionador que "aunque podemos pasear por nuestra ciudad sin que nadie no conozca, nadie nos puede quitar esa sensación de sentirnos los reyes del mundo tras colgarnos la medalla de oro en un Mundial". "Y más por la forma en que lo hemos conseguido". Unos reyes anónimos que tratan de hacer crecer un deporte híbrido entre dos disciplinas muy exigentes que siempre han dado muchas alegrías al deporte español, el waterpolo y el kayak.

Antoñito pasea por la calle Larios de Málaga tranquilamente sin que nadie le reconozca, pero viene de firmar autógrafos como si fuera una estrella de Hollywood en Saint Omer, una pequeña localidad francesa con mucha tradición palista en la que se ha disputado el Mundial de kayak-polo.

Historia Nueva Zelanda
El redactor recomienda