Es noticia
Menú
Sorokina, de ser detenida por Lukashenko a dirigir a los mejores ajedrecistas del mundo
  1. Deportes
  2. Otros deportes
El perfil de una estrella del ajedrez

Sorokina, de ser detenida por Lukashenko a dirigir a los mejores ajedrecistas del mundo

La bielorrusa, jugadora, entrenadora y vicepresidenta de la FIDE, forma pareja de árbitros en el prestigioso torneo de Candidatos de Madrid junto al navarro Iosu Mena

Foto: Sorokina, pendiente de que todo transcurra a la perfección. (FIDE/Stev Bonhage)
Sorokina, pendiente de que todo transcurra a la perfección. (FIDE/Stev Bonhage)

Entre las mesas de la sala del Palacio de Santoña destaca la melena rubia de Anastasia moviéndose con sigilo cuando se sientan ocho de los mejores ajedrecistas del planeta. Todo está en su lugar, no falta detalle. La temperatura de la sala, las luces alineadas para no molestar... Solo el chino Ding Liren solicitó un cambio de silla porque la de respaldo alto que había elegido la organización le impedía tener una vista perimetral de la sala. Hoy la silla descartada por Ding descansa en la sala de prensa de la cuarta planta y algún periodista bromea con ella: "Solo con sentarse aquí a uno se le dispara el ELO".

La bielorrusa Anastasia Sorokina es, junto al navarro Iosu Mena, la árbitra internacional del torneo de Candidatos. Sorokina es toda una celebridad en el ajedrez de su país e internacional. Sobrina del Gran Maestro Viktor Kupreichik, Anastasia se proclamó ocho veces campeona femenina de su país y ha jugado tres Olimpiadas, una de ellas en Calviá, en 2004, representando a Australia. Hasta allí se había mudado un año antes para trabajar como entrenadora en Queensland y en Melbourne.

Después, retornó a Bielorrusia, donde en 2017 se convirtió en la presidenta de la Federación de Ajedrez, provocando un crecimiento exponencial de las fichas de ajedrecistas que vino acompañado de notables resultados internacionales de sus selecciones más jóvenes. En otoño de 2018, Anastasia fue elegida vicepresidenta de la FIDE, la Federación Internacional, lo que la convirtió en una de las bielorrusas más influyentes de la historia.

placeholder Iosu Mena, ejerciendo como árbitro. (FIDE-Stev Bonhage)
Iosu Mena, ejerciendo como árbitro. (FIDE-Stev Bonhage)

Sorokina es una mujer comprometida con su pueblo, hasta el punto de desafiar al autoritario presidente del país, Alexander Lukashenko, al que exigió que convocase elecciones y pusiese fin a la represión policial en Bielorrusia. Firmó una carta, junto a otros 355 deportistas, en la que se pedía la liberación de los manifestantes detenidos no implicados en actos ilegales, la rehabilitación de los presos políticos y el castigo a los policías involucrados en abusos y malos tratos durante las protestas pacíficas. Aquello la acabó metiendo en problemas.

El 29 de octubre de 2020, el día del cumpleaños de su hija, Anastasia desapareció inesperadamente. Fue detenida en su casa por agentes del Departamento de Asuntos Internos del distrito de Partizansky, en Minsk. Le quitaron el teléfono y la mantuvieron retenida e ilocalizable durante horas, lo que hizo saltar todas las alarmas. Finalmente, fue liberada y pudo realizar un viaje que tenía previsto a Moscú, donde la esperaban impacientes miembros de la FIDE. Otros ajedrecistas bielorrusos durmieron varias noches en la cárcel, alguno fue expulsado del equipo nacional y hubo entrenadores que perdieron su trabajo tras aquello. Sorokina, firme en sus convicciones, sigue luchando por implantar el ajedrez en las escuelas de su país y porque aumente la democracia en una Bielorrusa gobernada con mano de hierro por Lukashenko desde el 20 de julio de 1994.

Foto: Arkady Dvorkovic, en San Petersburgo. (Reuters/Evgenia Novozhenina)

En estos días, Anastasia se encarga, junto a Iosu, de que todo esté en su sitio y nada pueda molestar a los jugadores en el torneo de Candidatos de Madrid. El navarro afirma que "nos compenetramos bien. Es la tercera vez que formamos pareja en un evento internacional de altura. Primero coincidimos en el Campeonato del Mundo en 2014, luego en Palma en 2017 y, ahora, en este torneo de Candidatos. Tenemos buena relación, nos conocemos y nos complementamos".

Mena recuerda que "cuando llegamos al Palacio de Santoña, los suelos crujían por todos lados. Al ser un palacio con suelos de tarima de madera no podías moverte sin hacer ruido. Pero se ha hecho un gran trabajo y los jugadores están encantados con el entorno de juego". El navarro desvela que "gran parte de nuestro trabajo se desarrolla antes de los torneos. Habilitamos la escena de juego para que temperatura, luz, ruidos y demás agentes externos no les desconcentren. Hay una leyenda sobre si son excéntricos o caprichosos, pero no tengo esa sensación. Solo buscan proteger su concentración, que en torneos así es importantísima dada el nivel de los rivales".

Iosu afirma "tener una buena relación con los jugadores. No estrecha, pero sí cordial. A estos niveles, no hay mucho que hacer en términos reglamentarios, porque todos conocen las reglas y las cumplen con naturalidad. Quizás hay que estar más atentos cuando el tiempo se les echa encima, pero no ha habido contratiempos hasta ahora". El español, que tiene una dilatada experiencia como árbitro, admite que "hay algo de cierto en que los árbitros somos jugadores frustrados. Yo jugué, pero a un nivel profesional".

Foto: Karpov, en una partida de ajedrez en Barcelona. (EFE/Marta Pérez)

En estos días, se ve pasear a los jugadores como leones enjaulados tras mover pieza. Algunos, como el chino Ding Liren, incluso se animan a observar las otras partidas. "Es lógico, buscan evadirse momentáneamente de su juego. Recuerdo cuando en el pasado había salas de descanso y salas de análisis. Porque después de las partidas se quedaban analizando lo que había ocurrido. Hoy no hace falta. Se van al hotel y con los programas que manejan allí lo analizan todo. Aquí lo que sí estamos viendo es la buena relación que hay entre ellos, que ha provocado que en varias partidas, tras el final, los jugadores se queden conversando amigablemente sobre un momento del juego o un movimiento".

Iosu destaca "la buena forma física de los jugadores. Mucha gente no lo ve, pero el desgaste que produce tanto esfuerzo mental exige que estés en buena forma. Y los árbitros también tenemos que estar en forma. Porque son muchos días pendientes de muchas cosas". Para el navarro un buen árbitro debe tener "conocimiento, experiencia, empatía y mano izquierda. Es tan importante conocer el reglamento como ponerte en el lugar del jugador". Como amante del ajedrez, Mena afirma "estar disfrutando de las partidas. Estamos viendo un nivel alto y, sobre todo, muy competido. Hay tablas muy entretenidas. No creo que el torneo esté decepcionando a nadie".

Entre las mesas de la sala del Palacio de Santoña destaca la melena rubia de Anastasia moviéndose con sigilo cuando se sientan ocho de los mejores ajedrecistas del planeta. Todo está en su lugar, no falta detalle. La temperatura de la sala, las luces alineadas para no molestar... Solo el chino Ding Liren solicitó un cambio de silla porque la de respaldo alto que había elegido la organización le impedía tener una vista perimetral de la sala. Hoy la silla descartada por Ding descansa en la sala de prensa de la cuarta planta y algún periodista bromea con ella: "Solo con sentarse aquí a uno se le dispara el ELO".

Ajedrez Aleksandr Lukashenko
El redactor recomienda