Es noticia
Menú
Paco Vallejo, el 'Iniesta' del ajedrez español: "Ningún humano puede ganar a una máquina"
  1. Deportes
  2. Otros deportes
ENTREVISTA CON EL CONFIDENCIAL

Paco Vallejo, el 'Iniesta' del ajedrez español: "Ningún humano puede ganar a una máquina"

El mejor jugador español de ajedrez de todos los tiempos atiende a El Confidencial, donde explica cuál es su método de juego, hacia dónde va el deporte y el momento en el que está

Foto: Paco Vallejo, el mejor jugador español de todos los tiempos. (GMVallejo)
Paco Vallejo, el mejor jugador español de todos los tiempos. (GMVallejo)

Cuando hablamos de deportistas de élite, la primera imagen que se nos viene a la cabeza es la de atletas que pasan horas y horas en el gimnasio para tener su cuerpo al cien por cien, listos para hacer esfuerzos de varias horas y competir al más alto nivel. Pero existe otra serie de deportistas que son capaces de entrenar muchas más horas al día... pero ejercitando su mente en lugar del resto de músculos. Se trata de los jugadores de ajedrez, una estirpe muy especial que pelea en un tablero de 64 escaques por demostrar quién es el mejor. Y, en España, tenemos la suerte de contar con algunos de los grandes jugadores del mundo.

Es el caso de Paco Vallejo, considerado mejor jugador español de todos los tiempos. No solo es el Gran Maestro más joven de nuestro país, logró que consiguió en 1999 cuando solo contaba con 16 años, sino que actualmente ocupa el puesto 33 del ránking mundial y ha estado entre los mejores sesenta de manera ininterrumpida durante las dos últimas décadas. Vallejo ha atendido a El Confidencial, explicando cuál es su método, cómo enfoca el juego y, sobre todo, en qué momento se encuentra el ajedrez mundial, con un importante despegue a nivel de películas, medios de comunicación y de jugadores online.

Foto: La famosa imagen de Alekhine una vez muerto. (CC) Opinión

Pregunta: Paco, en cualquier deporte es fácil entender cómo hay que prepararse para ganar. Pero, ¿cómo se entrena un jugador de ajedrez?

Respuesta: No existe una técnica concreta, cada uno tiene sus costumbres. Pero es cierto que, a medida que mejoras tu nivel, necesitas más y más el ordenador. Cuando eres joven, necesitas tocar mucho tablero y familiarizarte con las dinámicas del juego, pero cuando ganas nivel necesitas del ordenador sí o sí: es el único que te puede ayudar. De hecho, me atrevería a decir que, cuando empiezas a jugar, el ordenador es contraproducente, porque te indica la mejor jugada y no te deja pensar por ti mismo.

P: Ahora que hablas de ordenador. ¿Por qué nadie se ha vuelto a enfrentar a uno como hizo Kasparov con Deep Blue?

R: Porque, a día de hoy, ganar a un ordenador es prácticamente es imposible. La computadora te ganará el 99,9 por ciento de las veces. La única salvación para un jugador es buscar tablas y, así, no perder.

P: El propio Kasparov decía que, a día de hoy, él no podría competir contra los jóvenes talentos por su incapacidad para mantener la tensión tantas horas. ¿Cuál es la clave del ajedrez?

R: Para un jugador de ajedrez, el factor más importante es la motivación. No importa tanto la edad física como las ganas que tengas: hay gente con 50 años que está muy motivada y otros que, con 40, lo están mucho menos. En realidad, todo depende de la personalidad, la edad no lo es todo.

placeholder Vallejo, entre los mejores durante dos décadas. (FIDE/Anastasia Karlovich)
Vallejo, entre los mejores durante dos décadas. (FIDE/Anastasia Karlovich)

P: Rey Enigma, Gambito de Dama... ¿Crees que se vive un momento de explosión en el ajedrez?

R: Si hablamos del más alto nivel, este no es el mejor momento, pues por culpa del covid se han frenado muchos torneos presenciales. Ahora, si hablamos a nivel online y de prensa, el ajedrez no está en un mal momento. De algún modo, tengo que estar agradecido de que esto suceda en este momento de mi carrera, porque si te pasa muy joven, un parón en el momento clave de tu vida es perjudicial. Ahora no me afecta tanto. Llevo más de 20 años como profesional y más de 30 jugando al ajedrez, quizá me quedan torneos por jugar, pero la mayoría de mi carrera ya está hecha. Pienso que no seré número uno mundial, lo tengo asumido. Si no lo he conseguido ya, supongo que no lo voy a lograr nunca.

P: ¿Qué te parece cómo está intentando potenciar Rusia a Yan Nepómniashchi?

R: A mí me encanta Rusia, considero a Putin un tío extremadamente inteligente. Rusia tuvo una época donde no se apoyó tanto el ajedrez y, claro, ahora echan de menos no tener un campeón del mundo. Sus grandes estrellas se han retirado y algunos de los jóvenes tienen gran nivel... pero, claro, número uno solo hay uno y es Magnus Carlsen, que es un cíborg, tiene una solidez que los demás no tenemos. Por todo ello, por mucho apoyo que te den, es difícil romper ciertas barreras de juego y, eso, cuando quieres ser número uno, es un problema.

P: Si no hubieras jugado al ajedrez, ¿te habrías decantado por otro deporte?

R: Sí, porque, en general, se me dan muy buen los deportes, tanto practicarlos como entenderlos. Tengo buena lógica, tengo buena cabeza y buen cuerpo, aunque mi principal problema es que me lesiono de más.

placeholder Paco Vallejo (d) y el indio Viswanathan Anand (i). (EFE/Alfredo Aldai)
Paco Vallejo (d) y el indio Viswanathan Anand (i). (EFE/Alfredo Aldai)

P: ¿Qué balance haces de tu carrera?

R: Mi mejor puesto fue el 18º del mundo y he estado entre los 20 mejores muchos años, pero me ha faltado un poquito más para llegar más lejos. Cada ajedrecista tiene sus virtudes y defectos, pero creo que he conseguido un equilibrio entre las dos, sé lo que me funciona y lo que no. Soy un jugador que coge rápido la forma, cuando empiezo a jugar tras unos meses de inactividad recupero más pronto que tarde el nivel que tenía cuando lo dejé. Me motivo mucho ante los retos, no me gusta perder ni a las canicas. Ese instinto de supervivencia es el que hace que te esfuerces. La gasolina perfecta para seguir en la vida es que te duela perder.

P: A lo largo de tu carrera, has ganado a buena parte de los campeones del mundo. ¿Cuál es la partida más importante para ti?

R: Tengo varias: contra Topalov, Krámnic o Carlsen, porque no solo han sido campeones del mundo, sino que están en el top de los mejores de la historia y eso no te lo quita nadie. Siempre quieres hacerlo mejor, incluso tienes la sensación de seguir mejorando y aprendiendo. Cuando entrenaba con Topalov, un jugador top histórico, aprendí mucho en el manejo de las emociones, cómo trataba las situaciones difíciles e, incluso, te preguntaba cosas que mostraban que estaba muy dispuesto a seguir adquiriendo conocimiento. A veces, me daban ganas de decirle 'el campeón del mundo eres tú, a mí qué me cuentas'. Él siempre estaba dispuesto a aprender, era muy humilde y tenía la particularidad de que se tomaba muy bien las derrotas. De él aprendí que, cuando pierdes en ajedrez, no hay que echar la culpa a nadie que no seas tú. Aunque también te digo que nunca le he ganado a un rival sano, siempre que alguien pierde es porque le pasaba algo (risas).

P: ¿Qué retos te esperan ahora con el Stadium Casablanca?

R: Hemos firmado por tres años con el objetivo de tratar de subir a División de Honor. El club tiene que crecer y vamos a poner nuestro granito de arena. Han formado un club muy interesante, con gente muy buena, buenos jugadores y gente muy valiosa. Es una de las razones por las que me animé a unirme al proyecto. Uno también quiere disfrutar de las pequeñas victorias. Siempre tengo muy claro que es muy importante rodearte de gente buena, eso es básico, al mismo tiempo que buscas nuevos retos que te hagan seguir creciendo.

Cuando hablamos de deportistas de élite, la primera imagen que se nos viene a la cabeza es la de atletas que pasan horas y horas en el gimnasio para tener su cuerpo al cien por cien, listos para hacer esfuerzos de varias horas y competir al más alto nivel. Pero existe otra serie de deportistas que son capaces de entrenar muchas más horas al día... pero ejercitando su mente en lugar del resto de músculos. Se trata de los jugadores de ajedrez, una estirpe muy especial que pelea en un tablero de 64 escaques por demostrar quién es el mejor. Y, en España, tenemos la suerte de contar con algunos de los grandes jugadores del mundo.

Ajedrez
El redactor recomienda