Super Bowl: El día que Tom Brady se volvió humano: el error que costó la Super Bowl a los Patriots. Noticias de Otros deportes
NO PUDO CULMINAR LA REMONTADA DE SU EQUIPO

El día que Tom Brady se volvió humano: el error que costó la Super Bowl a los Patriots

Cuando todas las miradas están en un mismo jugador, muchos se encogen, pero otros se crecen: Tom Brady es de los segundos pero, esta vez, no pudo ser el héroe de los Patriots

Foto: Tom Brady, desolado en el suelo tras perder el balón que pudo cambiar la final. (Reuters)
Tom Brady, desolado en el suelo tras perder el balón que pudo cambiar la final. (Reuters)

La leyenda de los grandes héroes del deporte se forja en los momentos de máxima tensión, esas situaciones en las que a cualquiera le temblarían las piernas pero en las que el que quiere hacer historia se crece ante la adversidad. En esa situaciones, los 'grandes' saben templar sus nervios, respirar hondo y ser capaces de pensar ese medio segundo que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Pero en la Super Bowl LII, el mítico Tom Brady se encontró con lo inesperado.

Si tenemos que hablar de historia de la NFL, podemos asegurar sin miedo a equivocarnos que Brady es uno de los mejores 'quaterback' de toda la historia. A sus 40 años, el mariscal de los New England Patriots continúa marcando las diferencias en el campo, pero en la gran final frente a los Philadelphia Eagles no pudo repetir aquello por lo que siempre ha destacado: convertirse en la estrella de su equipo con una remontada épica. Es más, una pérdida suya determinó la victoria final.

Los Eagles comenzaron muy bien la gran final, en un partido en el que muy pronto empezaron a dominar en el marcador. Los Patriots no se pusieron nerviosos, pues no en vano un equipo que ha llegado a la Super Bowl en ocho ocasiones -con cinco títulos- en los últimos 16 años quería hacer valer su mayor experiencia ante un combinado que no había ganado nunca antes el título. Y, de la mano de Brady, los Patriots comenzaron a recortar puntos y acercarse en el marcador.

Faltaban poco más de dos minutos para el final del partido, y Brady se encontraba en su salsa: a sólo cinco puntos de diferencia (38-33), quería volver a hacer historia. Brady lo había hecho escasos días atrás, cuando firmó un último 'drive' brillante para ganar la final de conferencia ante los Jacksonville Jaguars. Y más aún: lo había conseguido en la pasada edición de la Super Bowl, cuando su brillante dirección llevó a su equipo a remontar 25 puntos para ganar el título.

Era el momento de la verdad, el momento de los héroes, el momento de que Brady brillara: un 'touchdown' podía dar el triunfo a su equipo y aún en 'segunda y dos', tenía tiempo de sobra para dirigir un último ataque que diera el título a los Patriots. Pero ocurrió lo inesperado: Brady erró donde nunca falla. La línea previa a Brady no pudo contener a la defensa y el 'quaterback' no vio lo que se le venía encima: la jugada que iba a cambiar el partido por completo.

Brady ya había visto el movimiento, y se encontraba armando el brazo para completar un pase más con destino a la victoria... pero algo golpeó su codo. Estaba en plena ejecución del lanzamiento, cuando Brandon Graham llegó lo justo para tocarle. El balón salió, sin fuerza y dirección, despedido para que los Eagles lo recuperaran. Brady perdía el primer 'fumble' de sus últimos 20 partidos de play-off, precisamente en el peor momento: los Patriots acababan de perder la final.

Brady, en el momento del 'fumble' con Graham. (Reuters)
Brady, en el momento del 'fumble' con Graham. (Reuters)

Brady, tocado y hundido

Las imágenes lo decían todo: Brady, desolado en el suelo, era consciente de que acababa de perder el título. A sus 40 años, es consciente de que su carrera deportiva se acerca a su fin y las finales no se alcanzan todos los días. Las ideas se le agolpaban en su cabeza: quizá, sólo podía pensar que él era el 'culpable' de la derrota; quizá, el héroe que lleva dentro le hacía dudar de sus reflejos en la jugada; quizá, solo pensaba que esta podía ser su última oportunidad de ser campeón.

Considerado como uno de los mejores 'quaterback' de la historia, y 'MVP' de la anterior Super Bowl, parecía sentir que se iba a liderar otra remontada, esas que le han llevado a ser historia viva del deporte. Pero un 'fumble' acabó con sus esperanzas. Los héroes lo son no solo por lo que logran, sino también por levantarse con más fuerza de sus errores: ¿lo hará Brady? De momento, parece no pensar en la retirada... pero si no logra otro título, esta jugada quedará grabada a fuego en su cabeza.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios