Carolina, de los gritos en Río a los gritos de pucherazo: su entrenador, sin voto
  1. Deportes
  2. Otros deportes
FERNANDO RIVAS Y 7 TÉCNICOS MÁS, FUERA DEL CENSO

Carolina, de los gritos en Río a los gritos de pucherazo: su entrenador, sin voto

Nuevas irregularidades en el proceso electoral de la Federación Española de Bádminton: ocho técnicos se quedan fuera del censo, en el que entran tres que no deberían hacerlo

placeholder Foto: Fernando Rivas, junto a Carolina Marín, durante los Juegos de Río. (EFE)
Fernando Rivas, junto a Carolina Marín, durante los Juegos de Río. (EFE)

Un censo inicial con más del 60% del bádminton español fuera de él;tramitación de licencias a personal de la federación, como loscasos dela Secretaria General, Gema Navas, que figura como jugadora por Asturias, del Jefe de Prensa, Jaime Gómez, que lo hace por Extremadura, o del propio presidente, David Cabello, como técnico por Andalucía;inscripción en el censo de seis clubesque no cumplen los requisitos,a saberClub Bádminton Forjadores y Club Bádminton Alto Conquero (Huelva), Club Bádminton Úbeda (Jaén) y Club Deportivo Trisquel, Club Castropol y MTB Oviedo, de Asturias;nombrar a dos amigos del presidente delegados de Ceuta y Melilla, donde el bádminton brilla por su ausencia, pero que como talestienen acceso directo a la Asamblea de la FESBA...

Foto: Carolina Marín, en el podio de Río, con David Cabello al fondo junto a Juan Antonio Samaranch. (Cordon Press)

Si todas estas triquiñuelascometidas en el proceso electoral dela Federación Española de Bádmiton no eransuficientes para que su presidente en funciones, el citadoDavid Cabello, no se planteara ni un segundo más presentarse a la reelección, (yantes de que le obliguen a hacerlo)aún hay más irregularidades. Así, según ha podido saber El Confidencial, ocho de los doce técnicosque tienen derecho aaparecer en el censo electoral se han quedado fuera de éste,entre ellos Fernando Rivas, entrenador de la campeona olímpicaCarolina Marín, o el seleccionador nacional, Ernesto García.

Los 12 jugadoresque tienenla condición de Deportista de Alto Nivel según el criterio del Consejo Superior de Deportes son Carolina Marín,Pablo Abián, Beatriz Corrales, Haideé Ojeda, Clara Azurmendi, Kike Peñalver, Sara Peñalver,Isabel Fernández, Pablo Sanmartín,Javier Suárez,Alejo Ibeas yMiren Azcue.A cada uno de estos jugadores no sóloles correspondeestar en elcenso, sino tambiénhacerlo junto aun técnico de Alto Nivel. Si el jugador tienen licencia con un club, es éste quien decide su entrenador, una norma obsoleta, pero que sigue en vigor. Por ejemplo, en el caso de Javier Suárez, ha sido el Oviedo el queha decidido que su técnicosea Óscar Martínez. Sin embargo, los jugadores conlicencia individual, como es el caso de Carlolina Marín, son ellos los que lo eligen.

Pues bien, en otra clara maniobra propia de quien pretendehacer unpucherazo,la junta electoral de la FESBA sólo ha admitido a cuatro de esos doce entrenadores, pues, según su criterio, los ocho restantes se inscribieronfuera de plazo, cuando el propio CSD, a través de su subdirector general de régimen jurídico, Ramón Barba, explicó por escritoque en el censo provisional había que incluir a todos aquellos que tuvieran licencia a fecha del inicio delproceso electoral, es decir, el 12 de septiembre, y abrir un plazo de reclamacioneshasta el 19, precisamente lo que hicieron los ocho entrenadores excluidos.

Cabe recordar quede esos12 jugadores que tienenla condición de Deportista de Alto Nivel, sietehan sido entrenadosen (al menos)las dos últimas temporadaspor los técnicos del Centro de Alto Rendimiento de Madrid, a saber el mencionadoFernando Rivas, Anders Thomsen y Yoana Martínez, aunque paradójicamentetodos se han quedado sin derecho a voto. Pero hay más, pues sólo uno de los cuatro que sí figuran en el censo,Óscar Martínez, técnico del centro de tecnificación de Asturias en representación de Javier Suárez, lo ha hecho de manera regular.

Alberto Carazo, empleado de la FESBA y mano derecha del presidente, se permitiótelefonearal TECNUN,club donostiarra de bádmintonde la Universidad de Navarra que la temporada pasada compitió en División de Honor, pero que ha desaparecido, hasta el punto de darse de baja y abandonar la práctica de este deporte. Elobjetivo de Carazo, que TECNUN volviera a inscribirse, aunque con unfin únicamente electoralista, de ahí que Pedro Gómez y Blanca Ibeasfiguren en el censocomo entrenadores de Miren Azcue y Alejo Ibeas, respectivamente. De esta manera, Cabello se aseguracinco votos fantasma: dos de los deportistas que a día de hoy han dejado de entrenarse, dos de sus presuntos técnicosy uno más de un club que posiblemente tendrá que dar explicaciones a la Universidad de Navarra cuando esta noticia llegue a oídos de sus máximos responsables.

Foto: David Cabello, presidente de la FESBA.

Claro que tanto o más irregular es el caso de Beatriz Corrales, quien en un principio tenía licenciade su club de Torrejón de Ardoz, aunque comoella quería ser quien eligiera a su entrenador, logró quela FESBAle tramitara una nuevalicencia como individual, sin el consentimiento previo de su club y su territorial, tal y como se exige.Gracias a ello, Bea ha podido incluir en el censo aArturo Ruiz, actual selecciondor italiano, con quien la madrileñase encuentra entrenando en Milán desde mediados de mayo, aunquedespués de estardesde los 16 añosen el CARD de Madrid.

Lo cierto es que este modus operandi de David Cabello no es nuevo, pues hace unos años modificòactas de alguna jornada deliga para que unos jugadores indonesiospudieran participaren lacompetición continental de clubes, lo que le costó tener que presentar su dimisióncomo miembro de la federación europea (Badminton Europe), algo que también le puede llegar a ocurrir con la mundialBWF en el caso de que seadeclarado culpable en el juicio por plagio que tiene pendiente.

Como es lógico, aunque ella se mantiene (de momento) al margen de todas irregularidades en el proceso electoral de su federación, a Carolina Marín no le ha hecho ninguna gracia que su entrenador se haya quedado sin derecho a voto. De ahí que sus gritos en Río sean ahora gritos de pucherazo de todo el bádminton español.

Carolina Marín Bádminton Federación Española de Bádminton Fernando Rivas David Cabello
El redactor recomienda