la rfet le esconde una invitación de la europea

Coral Bistuer o cuando una federación ningunea a una leyenda de su deporte

La pionera del taekwondo en España, medalla de oro en Barcelona'92, doble campeona del mundo y cinco de Europa, fue homenajeada en Bucarest, pero ella ni siquiera se enteró

Foto: Coral Bistuer, en Barcelona 92
Coral Bistuer, en Barcelona 92

Medalla de oro en Barcelona 92, tras haberse colgado el bronce cuatro años antes en Seúl 88, cuando el taekwondo aún era un deporte de exhibición de los Juegos Olímpicos. Dos veces campeona del mundo, en 1987 y en 1991, y cinco de Europa, entre los años 1982 y 1992. Premio Reina Sofía a la mejor deportista española en 1987, miembro de la Real Orden del Mérito Deportivo en categoría de medalla de oro y Medalla de honor de la Unión Europea de Taekwondo (ETU) por el máximo número de títulos logrados por un mismo competidor.

Jesús Castellanos recoge un premio de la UTE. (Foto: RFET)
Jesús Castellanos recoge un premio de la UTE. (Foto: RFET)

Precisamente, por mantener vigente este récord de victorias casi 25 años después de los Juegos de Barcelona, Coral Bistuer (Madrid, 16 de noviembre de 1964) fue invitada el pasado 10 de septiembre por la Unión Europea de Taekwondo a Bucarest, donde la ETU conmemoró su cuarenta aniversario y quiso celebrarlo en una gala junto a los deportistas que han hecho historia durante estos años.

Sin embargo, la pionera de este deporte en España no estuvo presente en la capital rumana porque sencillamente la Federación Española de Taekwondo (RFET) no le remitió la invitación que había recibido a su nombre. Su presidente, Jesús Castellanos, no sólo no se lo comunicó, sino que viajó a Bucarest con su correspondiente acompañante, ni corto ni perezoso fue él quien recogió el premio a la deportista más laureada de Europa y, esto se supone, lo trajo a España, pues la extaekwondista madrileña sigue sin tener noticias de él.

Tal y como alardea en su página web, la RFET fue, con seis, la que más galardones se llevó. Concretamente el premio a los mejores deportistas, a los campeones olímpicos, al 1° Campeonato de Europa, a la mejor deportista Poomsae, a la mejor empresa 'Daedo' y el correspondiente a Bistuer, cuya ausencia extrañaría, sobre todo porque, al no ser conocedora siquiera de la invitación, lógicamente no pudo excusarla. Lamentable, sí, aún más después de que las últimas noticias sobre Castellanos hicieran referencia a su detención por miembros de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) por apropiación indebida y administración desleal. 

La española Eva Calvo combate con la británica Jade Jones en la final de la categoría -57 kg femenina de taekwondo de los Juegos de Río. (EFE)
La española Eva Calvo combate con la británica Jade Jones en la final de la categoría -57 kg femenina de taekwondo de los Juegos de Río. (EFE)

Fue casi una semana después cuando Coral se enteró de que había sido homenajeada por la ETU y tampoco precisamente por la mencionada página web de la RFET, donde se informa de los premios, pero no se nombra a los premiados, y sólo se ve la imagen de su presidente recogiendo hasta en tres ocasiones varios de ellos. Además de máximo dirigente de la RFET, Jesús Castellanos es presidente de la Confederación de Federaciones Olímpicas (COFEDE) y miembro del Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Español (COE), de ahí que su afrenta a Coral Bistuer se haga extensible a estados dos organizaciones. 

Parece claro que las relaciones de Coral con su federación no son las mejores, aunque con los antecedentes de su actual presidente, tampoco es de extrañar y en cierto modo ello dice mucho de ella. Cabe recordar que Bistuer también fue árbitro, aunque no le gustó nada lo que vio, tal y como contó después del Mundial disputado en Manila. "Nos metieron a cinco árbitros en una sala para decirnos que había que cambiar una decisión ya adoptada porque a no sé quién le convenía políticamente. Me negué y dije que no iba a cambiar mi decisión. En cuanto uno dijera que no, ya no se podía cambiar (...) Así que me apartaron de arbitrar (...) Cuando al otro lado ves a alguien con barriga, que no se ha pegado en su vida y no sabe sufrir, casi ni le respetas".

Como ocurre actualmente con Carolina Marín y el presidente de la Federación Española de Bádminton (FESBA), David Cabello, resulta difícil comprender que haya dirigentes federativos que se crean por encima de sus deportes y de sus deportistas. Y es que, salvando las distancias, algo parecido a lo de Jesús Castellanos en Bucarest hizo Cabello en abril de año pasado en París cuando recibió el premio a la mejor jugadora de Europa de 2014 sin la autorización de Marín. 

Al igual que Carolina lo ha sido en el bádminton, Coral Bistuer fue la pionera en España de un deporte que ya ha cosechado seis medallas olímpicas, desde la plata de Gabriel Esparza en Sidney 2000 a la de Eva Calvo en Río 2016, pasando por el oro de Joel González en Londres 2012, bronce también en Río, y las platas de Nico García y Brigitte Yagüe hace cuatro años en la capital inglesa.  

"¡¡¡ENHORABUENA A TODA ESPAÑA, PORQUE LA RFET SOMOS TODOS!!!" Así acaba el comunicado de la federación que preside Jesús Castellanos sobre la gala del 40 aniversario de la ETU, aunque más bien habría que decir que la RFET "somos todos", menos Coral Bistuer, tal y como ha quedado demostrado con lo recientemente sucedido. Es incomprensible, a la vez que inadmisible, que en el deporte español ocurran cosas así, de ahí que no estaría de más que el Consejo Superior de Deportes (CSD) tomara cartas en este asunto y de alguna manera desagraviara a la campeona olímpica, por más que el taekwondo aún fuera entonces de exhibición y ahora sea alguno el que quiera exhibirse.     

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios