dos medallas y un diploma del taekwondo en río

Madrugada de medallas en el taekwondo: plata de Eva Calvo y bronce de Joel González

El superjueves se cerró con dos medallas en el taekwondo, que ya le ha dado seis en total al deporte español en la historia de los Juegos. ¿El secreto? "El trabajo", dice uno de los técnicos de la federación

Foto: Eva Calvo con su plata (Peter Cziborra/Reuters).
Eva Calvo con su plata (Peter Cziborra/Reuters).

La jornada del jueves, la que más alegrías (y también alguna decepción) le ha dado a España en los Juegos Olímpicos, se cerró con dos éxitos en el Carioca 3 del Parque Olímpico de Río de Janeiro. En plena madrugada española, los taekwondistas Eva Calvo y Joel González se subieron al podio. Primero lo hizo la madrileña para recibir la plata en la categoría de -57 kg y después lo hizo el catalán, que ganó el bronce en -68 kg.

"Antes de venir hubiéramos firmado este resultado, con dos medallas y un diploma", afirmó Marco Carreira, responsable técnico de la federación, justo después del combate de Eva Calvo. Con las dos de Río de Janeiro, donde el joven Jesús Tortosa ha conseguido un diploma, el taekwondo español ya suma seis medallas olímpicas. La primera fue la de Gabriel Esparza (que ahora es el fisioterapueta de Joel González) en Sídney 2000, y luego llegaron tres más en Londres 2012. En la capital británica, además del oro de Joel González, cayeron las platas de Brigitte Yagüe y Nico García. En las dos últimas ediciones, el taekwondo suma cinco medallas, más que ningún otro deporte.

Eva Calvo y Jade Jones durante la final (Elvira Urquijo/EFE)
Eva Calvo y Jade Jones durante la final (Elvira Urquijo/EFE)

Las ganas de comer "algo rico" de Eva Calvo

Eva Calvo se plantó en la final tras ganar tres combates muy igualados. Comenzó el día imponiéndose a la tailandesa Phannapa Harnsujin por 6-5. Después, en cuartos de final, superó a la iraní Kimia Alizadeh por 8-7, que posteriormente se convirtió en la primera mujer que logra un metal olímpico en la historia con el bronce. Y lo más emocionante estaba por llegar. La semifinal contra la egipcia Hedaya Wahba se decidió en el punto de oro tras acabar con empate a cero los tres asaltos de dos minutos. En ese tiempo extra, Calvo consiguió puntuar y se clasificó para la final, donde le esperaba Jade Jones, número 1 del ránking (la española es la número 2) y campeona olímpica en Londres.

En el combate por el oro demostró por qué tiene ese palmarés. Acabó el primer asalto con 6-0 y luego reaccionó cuando Calvo se puso 8-7 con un arreón que la colocó 15-7 en el último asalto. Así explicó el combate la española: "He empezado perdiendo, me ha costado la vida remontar y justo ahí me ha pillado arriba. Y ya remontar otra vez con el cansancio que eso conlleva y el poco tiempo que tenía ha sido imposible. La británica es una rival muy dura. Ha sido mejor, lo reconozco".

"Estoy orgullosa, aunque también un poco triste tras la final. La medalla de plata ya la tenía y he perdido el oro, pero sí soy consciente de lo que es una medalla en unos Juegos", señaló Eva Calvo, que estaba deseando irse a cenar con su familia y olvidar la estricta dieta que ha llevado en las últimas semanas. "Pediré algo rico, que tras tantos días a dieta ya me apetece una comida de las buenas".

El accidentado camino hacia la medalla de Joel

Joel González comenzó su participación combatiendo contra el croata Filip Grgic, al que ganó por 4-3. En cuartos de final, su rival fue el mexicano Saúl Gutiérrez. El taekwondista español estuvo muy seguro y venció por 7-4 para meterse en semifinales. El catalán, campeón hace cuatro años en Londres (aunque en la categoría de -58 kg; ahora compite en -68 kg), estaba a una victoria de volver a meterse en una final olímpica. Pero su rival en la semifinal, el jordano Ahmad Abughaush, fue demasiado. Se puso muy rápido por delante y González perdió por un claro 12-7. Fue una derrota dolorosa, pero en Jordania fue inolvidable. Abughaush es el primer medallista olímpico de ese país, y encima se colgó un oro. No era para menos la fiesta de la afición jordana en el pabellón.

Joel González recibe un beso de su entrenador Toni Toledo (Elvira Urquijo/EFE).
Joel González recibe un beso de su entrenador Toni Toledo (Elvira Urquijo/EFE).

En el combate por el bronce se enfrentó al venezolano Edgar Contreras, al que ganó por 4-3 para ganar su segunda medalla olímpica. "No sabe ni mejor ni peor que en Londres, sino totalmente diferente", dijo González, que reconoció que no había competido bien a lo largo del día, pero que entre su derrota en semfinales y la repesca por el bronce había podido desconectar y coger fuerzas.

El camino a la medalla de Joel González ha estado lleno de obstáculo, empezando por una grave lesión de rodilla en 2013 de la que se resintió a finales del año pasado. "He pasado días muy duros. En diciembre recaí de la rodilla y no pude entrenar hasta mayo. En mayo fui al campeonato de Europa y volví a recaer. Hace tan solo un mes me salió un herpes en el ojo y no pude entrenar durante dos semanas. Pillé un gripazo que flipas... Parece que se estaba alineando todo para que saliera mal, pero al final ha salido muy bien", explicó el catalán.

"No hay ningún secreto", afirmó Carreira cuando le preguntaron por la razón del éxito del taekwondo español. "La filosofía es el trabajo. En los clubes de España hay una buena formación, y después están los centros de alto rendimiento", continuó. En esos centros ya se moldean los taekwondistas que intentarán seguir con la racha de medallas en Tokio 2020.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios