un novedoso método para formar a los pequeños

El juego de la 'torre glotona': la aventura de educar a un niño con el ajedrez

Estrella Veloso, la emprendedora protagonista de esta historia, dio un giro a su vida para aplicar los beneficios del ajedrez a niños de entre 3 y 7 años. Una exitosa iniciativa

Foto: El ajedrez aporta grandes beneficios a los niños, tal y como ha quedado demostrado en diferentes estudios (FOTOS cedidas por escuelaSTEM.com)
El ajedrez aporta grandes beneficios a los niños, tal y como ha quedado demostrado en diferentes estudios (FOTOS cedidas por escuelaSTEM.com)

Problemas personales, la crisis que arrasó -y sigue haciéndolo- la vida de muchas personas, pérdida del puesto laboral… Un buen día encontró un artículo sobre las posibilidades que abría el mundo del ajedrez para ganarse la vida; la Federación Española de Ajedrez (FEDA) lleva tiempo potenciando los cursos de monitor y por esa rendija se coló una emprendedora que poco a poco gana su espacio en el mundo de la educación con las piezas y un tablero como protagonistas. Estrella Veloso, la emprendedora protagonista de esta historia cambió su vida como Asesor Business de Empresas, Convenciones y Congresos para sumergirse en una existencia rodeada de alfiles, peones y torres, con el fin aplicar los beneficios que proporciona el ajedrez en la formación de los más pequeños. El año pasado se lanzó a la piscina sin saber a ciencia cierta si había agua en su interior al fundar en Paracuellos (Madrid) escuelaSTEM.com, donde cada vez más niños -de 3 a 7 años- ven fortalecido su aprendizaje gracias al ajedrez.

[Monitor de ajedrez, una pujante profesión para esquivar el paro]

Aquellas líneas que leyó detenidamente dieron paso a un viaje hacia lo desconocido, pero que se ha revelado exitoso en muy poco tiempo. “Empecé a indagar y a descubrir los beneficios del ajedrez en edades tempranas hasta el punto en que me matriculé en uno de los primeros cursos que realizaron de Monitor Base de la FEDA”, explica en charla con El Confidencial. “Mi intención no era dedicarme profesionalmente a la docencia de ajedrez, pero tengo dos hijos pequeños y me interesaba como método de innovación educativa”, relata la emprendedora, que recuerda que “con las clases para adquirir el título de monitor me empezó a picar el gusanillo de la docencia”.

Un duro examen

Obtener el título de monitor de ajedrez no es sencillo para nadie, tampoco para Estrella, que puso tanto empeño que se salió con la suya. Fue el primer paso de esta iniciativa. “No es un curso fácil”, reconoce. En aquel momento lo hicieron 30 personas, de las que solo dos no estaban federadas ni habían participado en competición de ajedrez alguna. Y de ellas, la única mujer era la protagonista de esta historia. “Me dediqué a ello con mucha perseverancia hasta conseguir estar entre el 65% de la clase que aprobó el examen”, relata. A continuación, ya con la acreditación en el bolsillo, quiso comprobar si el tipo de enseñanza que quería ofrecer conectaba realmente con los niños. Tras impartir varios talleres gratuitos en colegios públicos durante el pasado verano, “pude confirmar que el método de enseñanza es fundamental para conseguir que los niños se enganchen al ajedrez”.

[El ajedrez llega a los colegios para captar talento... y dar trabajo]

Durante el curso que dio en la FEDA conoció a Pep Suárez -presidente del comité técnico de monitores y entrenadores- y “ambos coincidimos en que se podría acercar el ajedrez a los niños de otra manera”. Estrella recuerda que finalmente “decidí dar un paso más y me lancé al increíble mundo del trabajador autónomo”. “Soy del Atleti, no me dejo amedrentar fácilmente”, comenta con una sonrisa en la boca. El terreno se reveló como inmejorable porque Paracuellos es el cuarto municipio más joven de la Comunidad de Madrid y se registran unos 400 nacimientos al año. “Ya me habían ofrecido algún trabajo relacionado con la docencia, pero decidí lanzarme a la aventura que me apasionaba y crear escuelaSTEM.com”, narra la profesora.

Deseo y ejecución

¿Y cuál es ese método? Es la aplicación de la educación STEM -integra ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas- al ajedrez. Estrella recuerda que “estudios científicos y experiencias de todo el mundo llegan a la misma conclusión: los niños que emplean el preajedrez educativo como herramienta pedagógica, desarrollan más la inteligencia en múltiples parámetros y mejoran su rendimiento académico”. “Siempre me gustó la formación y de hecho me dedicaba a ello profesionalmente; al nacer mis hijos -de 2 y 4 años- pensé en su etapa escolar y en su desarrollo, empezando a investigar lo que el ajedrez les podría aportar”, explica, recordando que “me di cuenta de que no existía un método como tal para los más pequeños, tal y como yo lo entiendo, y de ahí surgió la iniciativa”.

[¿Por qué la élite del ajedrez no se quiere perder el festival de Gibraltar?]

Así se puso en marcha este proyecto educativo para niños, con el bautizado como diversiSTEMa como piedra angular. Se trata de un método integral que tiene como fin el desarrollo de las habilidades STEM. Convertir el aprendizaje en diversión para conseguir que los niños se apasionen con este método. “Nos basamos en los beneficios que proporciona la enseñanza del preajedrez y la programación. Beneficios que se complementan y retroalimentan, potenciando las habilidades emocionales y tecnológicas que los niños necesitarán con total seguridad en el futuro”, recalca. El propósito es que el pequeño sepa manejarse sobre el fino hilo del deseo y la ejecución, que aprenda a ser paciente antes de tomar una decisión. “Además, se fortalecen el respeto y la concentración”, especifica Estrella.

La estrategia

¿Cómo son los juegos y cómo son enseñadosnbsp;En un tablero gigante se realizan juegos motrices en los que los niños mas pequeños se convierten en las piezas de ajedrez. Como 'el enredos', para reconocer las partes del tablero y las casillas. O la 'torre glotona', en el que los niños hacen de peones, y la torre, con la ayuda de un dado, indica los pasos que se pueden dar, teniendo que ir a capturar los peones. “Con ello, de una forma divertida, además de aprender los movimientos de la torre y los peones, los más pequeños comienzan a practicar la estrategia y visualizar el mejor movimiento posible”, dice la maestra.

A partir de 5 los años, cuando el niño ya conoce todos los movimientos, juegan con las bautizadas 'cartas de ajedrez mágico'. En cada turno los niños eligen una carta del mazo que indica la o las piezas que pueden mover, o bien les permiten hacer varias jugadas seguidas, etc. “Con este juego se consigue afianzar su conocimiento de los movimientos e iniciarles en la estrategia introduciendo un componente de azar que les sirve de apoyo y acota sus opciones para que sea más sencillo y divertido para ellos comenzar a tomar decisiones”, determina la educadora.

[Entre Mourinho y Guardiola, el ajedrez español alumbra un pequeño genio]

Por otra parte, y como parte del método, la emprendedora ha creado minijuegos sencillos con el programa Scratch, y a través de MakeyMakey los niños pueden crearse sus propios dispositivos para manejar el juego de ordenador a través de sus piezas de plastilina, papel aluminio, dibujos con lápiz (sí, el grafito también es conductor) y cualquier otro material conductor que les permita experimentar y despertar toda su creatividad e interés.

“Empecé con 10 y ahora ya asisten a mis clases casi 50 niños en dos colegios -Las Navas De Tolosa y Miramadrid-, de Paracuellos”, dice Veloso para poner en valor el crecimiento de esta iniciativa en un tiempo récord. “Respeto, paciencia, concentración, tolerancia a la frustración… A los pequeños se le dan a través del ajedrez pequeñas píldoras formativas, aunque lo primero es fomentar su creatividad y que se diviertan”, resalta. Y añade que “a través de diferentes juegos mejoramos sus capacidades STEM. Aprenderán técnicas de exploración, descubrimiento y solución de problemas. Analizarán datos, propondrán soluciones y aprenderán a trabajar en equipo”. Crear, cooperar, imaginar y superación; esos son los cuatro pilares sobre los que se asienta el método. “Se trata de cambiar el miedo por interés y curiosidad”, puntualiza.

La mercadotecnia es cosa de niños

El boca a boca ha jugado un papel básico para entender cómo este proyecto impulsado simplemente por la pasión de una profesional de la formación empieza a recoger los primeros frutos cuando apenas tiene unos meses de vida. En este punto Estrella ofrece una clave que se muestra esencial. “Son los propios niños los que se encargan del 'marketing', pues son los que animan a sus compañeros de colegio y amigos a acudir a recibir esta enseñanza”, explica con un punto de emoción. “Cuando propuse al colegio de mis hijos, como a otros, empezar a impartir algún taller de estas características a pequeños de entre 3 y 7 años, enseguida me di cuenta de que se enganchaban”, recuerda.

[Enseñar ajedrez a niños en la India: la palabra humanidad cobra sentido]

Niños que no quieren cambiarse de domicilio para poder seguir asistiendo a sus clases, algún pequeño que ahora habla por los codos cuando antes era el más reservado… Los ejemplos de los beneficios que aporta el ajedrez al niño se agolpan en el corto pero intenso historial de esta iniciativa educativa. Por el momento Estrella se encarga en solitario de este proyecto, aunque ya tiene planeado contratar otra persona con vistas al próximo curso. Pensar en una franquicia ya son palabras mayores echando la vista a un plazo más lejano. Prefiere “dar pasos cortos pero seguros”, explica. Estima que lo primordial en la actualidad es consolidar un método en el que la importancia de la persona que gestione el mismo es fundamental. Por ahora, aunque el crecimiento se desarrolla de manera constante, no le da para alcanzar la categoría de mileurista, aunque no le queda mucho para conseguirlo.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios