La victoria más amarga aparta al balonmano masculino de los Juegos 40 años después
  1. Deportes
  2. Otros deportes
victoria insuficiente ante suecia (23-25)

La victoria más amarga aparta al balonmano masculino de los Juegos 40 años después

España se quedó a un solo gol de conseguir el billete para Río y no estará en unos Juegos Olímpicos por primera vez desde Montreal 1976. "No hemos estado a la altura", dijo Aginagalde

placeholder Foto: España faltará a unos Juegos Olímpicos 40 años después (Foto: Real Federación Española de Balonmano)
España faltará a unos Juegos Olímpicos 40 años después (Foto: Real Federación Española de Balonmano)

Cuarenta años después, la selección española masculina de balonmano volverá a faltar a unos Juegos Olímpicos. España consiguió una victoria insuficiente (23-25) contra Suecia y terminó en tercera posición del Preolímpico de Malmö que ganó Eslovenia tras ganar a Irán en el último partido (33-17). El equipo que dirige Manolo Cadenas tenía que ganar por 3 goles, y estuvo a punto de conseguirlo, pero un gol de penalti a solo 5 segundos para el final enterró el sueño olímpico español.

Pocas victorias tienen peor sabor que la conseguida este domingo. Realizó un buen partido, ganó a Suecia ante se público (11.000 espectadores que no dejaron de animar), pero no le valió. Tras un ciclo olímpico en el que ha sido campeona del mundo y subcampeona y tercera de Europa y cuarta del mundo, España no viajará el próximo verano a Río de Janeiro para disputar sus décimos Juegos consecutivos.

Desde que este deporte entró en el programa olímpico en Múnich 1972, la selección solo se había perdido una edición: la de Montreal 1976. A partir de ahí comenzó una trayectoria que alcanzó sus mayores éxitos en las dos últimas décadas, con los bronces de Atlanta 1996, Sídney 2000 y Pekín 2008.

España jugó contra Suecia su partido más completo del Preolímpico, algo que tampoco era difícil. Aunque no manejó la ventaja necesaria hasta los últimos minutos, nunca se desconectó, como ante Eslovenia. Dirigido por Dani Sarmiento (viéndolo en este torneo no se entiende que no fuera convocado para el Campeonato de Europa de Polonia), que también estuvo muy acertado en el lanzamiento, el equipo español mantuvo el marcador igualado. Tuvo una oportunidad para distanciarse, con una doble superioridad al comienzo del segundo tiempo, pero la desaprovechó.

Mediado el segundo período, el marcador se estancó en el 17-17, pero tras unos minutos España tomó la iniciativa y empezó a aumentar la ventaja. Poco a poco, con mucho trabajo. Primero un gol, luego dos, después tres... Raúl Entrerríos puso el 20-23 a cinco minutos y medio para el final. Fue la primera vez que España alcanzaba la diferencia necesaria. Poco después, Jorge Maqueda la aumentó (20-24) con un gol cuando los árbitros amenazaban pasivo. Atrás, Gonzalo Pérez de Vargas mantenía vivas las opciones.

El penalti decisivo que transformó Ekberg.

Valero Rivera, con un penalti, puso el 21-25. Quedaba un minuto y España ya no volvió a notar, mientras que Suecia marcó dos goles. Primero marcó fue Kim Andersson y luego Niklas Ekberg, que transformó un penalti que tardará en ser olvidado por los jugadores españoles. El jugador sueco se plantó ante Pérez de Vargas a cinco segundos para el final. Era un duelo a vida o muerte. Si marcaba, Suecia iba a los Juegos. Si lo fallaba o lo paraba Gonzalo, era España la que conseguía el billete. Y lo marcó.

"Duele más todavía porque representamos a todo el balonmano español y queríamos ofrecerle esa clasificación. Nos hemos esforzado al máximo y lo hemos intentado por todos los medios, pero no ha sido suficiente, aunque insisto: la clave no ha estado en el partido de hoy, sino el mal segundo tiempo ante Eslovenia, donde la presión nos pudo y no conseguimos más que 5 goles. Y así es difícil ganar partidos", explicó Cadenas tras el partido.

El triunfo por 23-25 es, en realidad, un batacazo para el balonmano español, que en dos meses y medio ha pasado de acariciar el título europeo a quedarse sin plaza olímpica. "No hemos estado a la altura, eso es lo primero que hay que decir", reconoció Julen Aginagalde, que se quejó del sistema de clasificación: "Un equipo que ha hecho 1º, 2º, 3º y 4º en el ciclo parece vergonzoso que tenga que jugar un Preolímpico". Vergonzoso o no, España no ha rendido a su mejor nivel en Malmö. Los constantes problemas ofensivos del equipo le pasaron factura en el debut contra Eslovenia y le llevaron a jugárselo todo a una carta en la última jornada, donde consiguió la victoria más amarga de su historia.

Preolímpico balonmano 2016 Juegos Olímpicos Río 2016 Selección española de balonmano
El redactor recomienda