España se complica el pase a Río tras perder contra Eslovenia en el preolímpico
  1. Deportes
  2. Otros deportes
los de cadenas se la jugarán contra suecia

España se complica el pase a Río tras perder contra Eslovenia en el preolímpico

La selección de Manolo Cadenas hizo una buena primera mitad pero se desfondó en la segunda mitad. Necesita ganar a Suecia, a Irán y que el resto de resultados acompañe

Foto: Mlakar ataca ante Ugalde (EFE)
Mlakar ataca ante Ugalde (EFE)

La selección española de balonmano se complicó notablemente sus opciones de lograr el billete para Río tras caer este viernes en la primera jornada del preolímpico que se disputa en Malmoe (Suecia) por 21-24 ante Eslovenia, en un encuentro en el que el conjunto español se desfondó por completo en el segundo tiempo. Tal y como atestiguan los tan dos tantos que el equipo español anotó en los últimos veintitrés minutos de juego, una paupérrima cifra que tiró por la borda el buen primer tiempo de la selección, que llegó al descanso con una esperanzadora ventaja de cuatro tantos (16-12) en el marcador.

Sin embargo, todo el buen hacer de los Hispanos, especialmente en ataque, en el primer período se diluyó por completo en el segundo, en el que España se vio completamente superada por una defensa eslovena que al igual que ocurrió en el pasado Campeonato de Europa de Polonia, se convirtió en un problema irresoluble para los de Manolo Cadenas. Pero en esta ocasión, a diferencia de lo ocurrido en Breslavia, no hubo milagro, no hugo ningún gol salvador, como el que permitió hace dos meses rescatar un agónico empate (24-24) ante los balcánicos, no hubo nada de nada, desaparecido como estuvo el conjunto español en todo el segundo tiempo.

[Lea aquí: España, tres rivales y dos finales en el preolímpico]

Una circunstancia especialmente dolorosa tras la buena respuesta de España en la primera mitad, en la que supo encontrar la forma de superar la defensa eslovena gracias a su acierto en el lanzamiento exterior. No es que la selección hubiera encontrado de repente ese ansiado cañonero que anote desde 10 u 11 metros de distancia, pero, al menos sí se atrevió, y con acierto, a intentar esos lanzamientos rápidos y entre líneas que tanto reclama el seleccionador.

Maqueda, Raúl Entrerríos, Cañellas e, incluso, Álex Dujshebaev, el más destacado del equipo español en el primer tiempo, probaron fortuna desde lejos. Un alivio para el ataque español, que no se vio obligado a buscar constantemente a un Julen Aginagalde, perfectamente marcado en el pivote. Una fórmula que permitió a España llegar al descanso con una renta de cuatro goles (16-12) que ocultaba los problemas defensivos del equipo, incapaz de contener las acciones individuales de los talentosos jugadores eslovenos.

Catastrófica segunda parte

Dificultades que parecían destinadas a convertirse en una mera anécdota, tras ampliar el conjunto español todavía más su ventaja y situarse con una diferencia de 5 tantos 19-14 a los 7 minutos del inicio de la segunda mitad. Pero cuando todo parecía más favorable para España, se desfondó. Los lanzamiento exteriores que marcaron el camino en la primera parte desaparecieron por completo del repertorio ofensivo del equipo español y en defensa sucumbó, una y otra vez, ante las fintas de Sebastian Skube, Dean Bombac y Jure Dolenec.

Problemas y más problemas que llevaron a encadenar a España un doloroso parcial de 1-9 en los siguientes 17 minutos que le hicieron pasar de un claro 19-14 a verse condenada (20-23) a la derrota a falta de 5 minutos para la conclusión. Un tiempo en el que la selección española, pese a intentarlo, ni tan siquiera logró reducir su ventaja en el marcador, empeñada en estrellarse con el meta Gorazd Skof, que con sus paradas en los minutos finales acabó por hundir definitivamente (21-24) al conjunto español

Selección española de balonmano Raúl Entrerríos Eslovenia
El redactor recomienda