Jorge Lorenzo y Marc Márquez: cuando un bocazas puede tener razón
  1. Deportes
  2. Motociclismo
LAS DOS CAÍDAS DEL GP DE FRANCIA

Jorge Lorenzo y Marc Márquez: cuando un bocazas puede tener razón

Los comentarios de Jorge Lorenzo tras las caídas de Márquez han provocado polémicas en las redes sociales y en los medios de comunicación ¿Está arriesgando demasiado?

placeholder Foto: Tras liderar dos veces, Marc Márquez se cayó otras tantas ocasiones en el GP de Francia
Tras liderar dos veces, Marc Márquez se cayó otras tantas ocasiones en el GP de Francia

El cruce de declaraciones entre los campeones motociclistas españoles y el debate entre sus seguidores en la redes sociales se ha recrudecido a raíz de la doble caída de Marquez este pasado fin de semana en el Gran premio de Francia.

Un año después de su retirada a causa de su lesión en el hombro, Márquez volvió a liderar una carrera de MotoGP. La intensa lluvia en el circuito de Le Mans permitieron sacar de nuevo el mejor repertorio del campeón leridano,gracias a la menor exigencia física que implica correr sobre mojado. El catalán reconocer no estar todavía al 100% y tanto en Jerez como en Portimao, las dos primeras carreras desde su regreso, sufrió mucho en condiciones de seco, pues es en las frenadas donde se penaliza mucho cuando los músculos del brazo no funcionan a pleno rendimiento.

El animal competitivo que es Márquez no lleva dentro la paciencia entre una de sus muchas virtudes. Pese a las múltiples advertencias de los médicos y su entorno volvió a caerse. Una de las caídas además bastante fea, aunque afortunadamente sin consecuencias gracias a la labor de las protecciones inflables. A raíz de esa caída, entró al trapo Jorge Lorenzo desde su estrenado retiro, opinando un canal que ha abierto en Youtube llamado ’99 segundos’. Lorenzo realizó un comentario sobre Marquez que ha levantado ampollas: “Cuando te ves como un héroe en MotoGP te ves capaz de más de lo que estás posicionado a hacer”.

Al mallorquín le llovieron las críticas y le tacharon de ‘bocazas’ por opinar así de su antiguo rival. Aunque efectivamente Lorenzo estuvo poco diplomático y pudo haberse expresado mejor no le faltaba razón al fondo de su mensaje, porque puede que Márquez esté tentando demasiado a la suerte, y compite pensando que está dotado de un halo de invulnerabilidad.

Quizás Lorenzo tenga razón

Marquez restó importancia a las declaraciones del mallorquín, incluso admitiendo que en algunas cosas pudiera tener razón: "Con estos canales, -comentó el piloto de Cervera- todo el mundo puede decir lo suyo, opinar desde casa. Lorenzo dice cosas buenas; otras que no comparto; otras que sí comparto. Cada uno tiene su opinión, aunque a veces, desde fuera la perspectiva es otra y los pilotos mismos no vemos". Aunque el tono de Marc fuera de lo mas conciliador, la polémica estaba servida. Los días previos al Gran Premio de Francia no sólo polarizó el debate en las redes, sino que saltó también a los medios de comunicación, posicionándose unos y otros a favor o en contra de ambos pilotos. Sin embargo, Lorenzo solo puso sin filtros el dedo en la llaga: Márquez lleva tanto tiempo con el cántaro a la fuente que termina por romperse.

Ese instinto ‘caníbal’ que hace de Márquez un piloto tan especial, también es su principal enemigo. Y especialmente más a partir de ahora tras el aviso tan serio de un año de incomparecencia. Al termino de la carrera el propio Marc admitía su error: “Es verdad que hacía tiempo que no lideraba una carrera y, quieras o no, todo esto influye. Estoy más enfadado conmigo mismo por la segunda caída, más que por la primera”. En esta, no solo lideraba, sino que ponía tierra de por medio rodando cerca de un segundo por vuelta más rápido que sus rivales cuando, además, veía como varios de ellos se iban al suelo o se salían de pista. Lo razonable hubiera sido tratar de distanciarse minimizando los riesgos. Pero tiene la insaciabilidad de pedirse a sí mismo y a su moto más y más. A pesar de salir despedido de su moto ‘por las orejas’ con el riesgo que implicaba para su lesionado hombro en su primera caída comenzó a remontar con tal furia volvió a caerse cuando rodaba ¡dos segundos mas rápido que el resto! La física tiene un límite.

Aunque el catalán se resistiera a aceptarlo, sabía en su fuero interno que esa segunda caída nunca debió de haber ocurrido: “En la primera puede pasar, -admitió resignado-, pues se han caído muchos pilotos hoy con las condiciones delicadas. Pero la segunda era innecesaria, he caído, quizá, por falta de estar completamente dentro de la carrera. Estaba más pensando en posiciones encima de la moto que estar dentro de la carrera en sí y eso no puede pasar por el peligro en sí. Estoy enfadado por eso”.

Demasiados ‘avisos’

Ahora se cumplen diez años de su grave accidente en los entrenamientos del Gran Premio de Malasia en Moto2, donde sufrió una lesión que le provocaba visión doble y que pudo haber acabado con su carrera deportiva. Entonces los médicos le frenaron y, aunque eso supusiera perder el mundial de Moto2, alertaron de las consecuencias del ‘sindrome del segundo impacto’.

Márquez tiene ya la suficiente experiencia y heridas de guerra como para no actuar con esa inconsciencia. El manido mantra del ‘Marc es así’, ya no vale con un año en blanco detrás de sí y no puede permitirse esos errores. El ansia de Valentino Rossi de prolongar su carrera mas allá de lo recomendable para evitar que el piloto español le alcance en la cuenta de títulos mundiales va a tener en esas ansias del catalán a su principal aliado.

Durante demasiado tiempo Márquez ha estado buscando los límites de su pilotaje con caídas en los libres del viernes. Táctica que le ha proporcionado sin duda muchos réditos, pero aparte de destrozar monos, debería haber aprendido de las consecuencias de ese flirteo constante con la catástrofe. Es cierto los pilotos casi siempre caen sin consecuencias al fallar el tren delantero, pero pesar de la electrónica de vez en cuando se se sale despedido por los aires al derrapar de más la rueda trasera. Con ese hombro tan tocado Márquez no puede permitirse muchas más caídas de ese tipo.

Como decía Jorge Lorenzo, no hace falta sentirse héroe. Igual se gana por menos distancia y menos machaque a tus rivales, porque lo que cuentan son los títulos, no las heroicidades sin sentido.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Marc Márquez Jorge Lorenzo Gran Premio de Francia MotoGP
El redactor recomienda