Las primeras pruebas de pretemporada dejan en el aire cómo será MotoGP este año
  1. Deportes
  2. Motociclismo
Las noches de Losail

Las primeras pruebas de pretemporada dejan en el aire cómo será MotoGP este año

MotoGP echó a andar por fin en Qatar, en las primeras pruebas de pretemporada, pero no hay cosas claras todavía. Hacen falta muchos kilómetros para definir la situación.

placeholder Foto: Sesión de calificación del Gran Premio de Catar, en marzo de 2020.
Sesión de calificación del Gran Premio de Catar, en marzo de 2020.

No es un chiste fácil decir que estas primeras pruebas arrojan poca luz dado que han estado rodando por espacio de dos jornadas en las noches de Losail. ¿Quién es capaz de sacar conclusiones? A golpe de vista vemos que las Yamaha se posicionan bien en la tabla de tiempos, con Fabio Quartararo como el más rápido; que las Ducati también destacan, que nos sorprenden Aleix Espargaró y la Aprilia, y que Honda se mantiene en vanguardia gracias a Stefan Bradl. Y el campeón Joan Mir se deja ver en el 'top ten'.

Quartararo ha concluido este primer ensayo general con el mejor tiempo. Cumple con los pronósticos dado que ahora se encuentra en el equipo de fábrica, pero su registro no consiguió mejorar los tiempos marcados en Losail en la pretemporada de 2020. Hay que recordar que el año pasado MotoGP no corrió en Losail como consecuencia de las primeras restricciones provocadas por la pandemia. Quartararo apenas ha mejorado una décima su tiempo del año pasado, y tanto Viñales (el mejor en 2020) como Morbidelli no han conseguido rodar más deprisa. ¿Por qué?

placeholder Stefan Bradl (Repsol Honda Team), en una sesión de entrenamiento. (Efe)
Stefan Bradl (Repsol Honda Team), en una sesión de entrenamiento. (Efe)

Lo primero: todos están faltos de kilómetros. No se habían subido a una MotoGP desde noviembre, y eso se nota. Y cuando el año pasado viajaron a Qatar lo hicieron después de haber completado tres jornadas de pruebas en Sepang, así que estos entrenamientos en Losail podemos decir que han sido “a puerta fría”, por usar un término comercial fácilmente entendible. Vemos que los que más kilómetros han cubierto hasta ahora, como son Bradl –piloto de pruebas de Honda, ya lleva nueve jornadas de trabajo- o los hombres de Aprilia, que todavía se benefician de las concesiones del reglamento y pueden realizar pruebas sin limitaciones, han sacado provecho del trabajo. Y es que la lógica de las carreras es implacable.

Esa lógica es la que hace que, por ejemplo, veamos a Pol Espargaró mucho más atrás que Bradl. El alemán le saca casi medio segundo, y no es lo normal que un piloto probador le endose semejante diferencia a un titular. Pero hay que recordar que el pasado fin de semana fue la primera ocasión en la que el nuevo compañero de Marc Márquez se subía a la Honda. En condiciones normales habría probado la moto en Valencia y Jerez en noviembre, y en Sepang en febrero antes de subirse a ella en Losail. Lo cierto es que los tres pilotos titulares de Honda, se movieron en tiempos muy parejos, aunque hay que destacar que la fuerte caída sufrida por Alex Márquez perjudicó su programa de trabajo ya que destruyó totalmente una de sus motos.

Foto: Marc Márquez, durante una rueda de prensa antes del Gran Premio de MotoGP de Jerez. (Reuters)

Tampoco podemos perder de vista que Qatar no nos va a dar una referencia fiable sobre la situación real de cada uno. Las pruebas de Losail, por las características de esta carrera, resultan muy específicas de este circuito y son difícilmente extrapolables a otras pistas, pero lo cierto es que en el escaso plazo de un mes se van a inflar a cubrir kilómetros en este circuito, en torno a 2.500 kilómetros entre pruebas y carreras.

Vuelta y ritmo

Lo cierto es que estos condicionantes de los que hablamos afectan a todos por igual, pero el rendimiento no es el mismo. Para intentar ver más claro dónde se encuentran las diferencias recurrimos a escrutar su ritmo durante las pruebas, y a veces descubres que el que está en lo alto de la tabla no siempre es el más constante, como así ha sido en esta ocasión. Quartararo y Miller fueron los más rápidos, pero no los más constantes. En cambio, el ritmo de Maverick Viñales fue el más notable de todos, y en unos registros muy parecidos se movió Espargaró con la Aprilia. Los demás estaban ya más lejos.

Habrá que ver qué da de sí la moto italiana, que en 2020 también se mostró muy competitiva en las pruebas invernales pero luego no pudo materializar resultados acordes con lo que mostró antes de empezar el campeonato.

Yamaha, por más que domine en uno u otro terreno, seguirá siendo la gran duda, porque incluso ahora Quartararo mostraba sus dudas respecto al chasis, el único elemento sobre el que se ha podido trabajar este invierno dado que el desarrollo de motor y aerodinámica está congelado en 2021, y solo se podrá hacer una única actualización de este último apartado a lo largo de la temporada. Sorprende un poco la política de Yamaha, que deja a su mejor hombre en 2020, Franco Morbidelli, subcampeón de MotoGP, sin las mejoras que recibirán sus compañeros, porque el piloto italiano ha confirmado en Losail que, inicialmente, no tendrá el mismo chasis que ellos.

placeholder Valentino Rossi, en el último Gran Premio de la temporada 2020. (Reuters)
Valentino Rossi, en el último Gran Premio de la temporada 2020. (Reuters)

Capítulo aparte es Valentino Rossi, ahora en el equipo satélite de Yamaha. Sigue con los problemas que arrastra desde hace un par de temporadas (falta de agarre trasero), y sus sensaciones fueron pobres, muy pobres, sin ritmo ni capacidad para hacer vueltas rápidas. Concluyó 19º a segundo y medio de Quartararo, y lo que es peor, a más de un segundo de sus tiempos de 2020.

Los hombres de Ducati están lejos del ritmo. Jack Miller es capaz de sacarse vueltas rápidas de la manga, pero no es suficientemente constante. Lo que no cambia en Ducati es el potencial de su moto. Las once motos más veloces en pista son las seis Ducati, las cuatro Honda, y la Suzuki de Rins, pero las cinco primeras Ducati marcan la diferencia. Suzuki llevó a Losail a sus dos probadores, Guintoli y Tsuda, pero ninguno había rodado hasta el momento durante el invierno, algo que sí hicieron los demás.

KTM ha hecho bastantes entrenamientos previos en invierno, pero de momento no ha sacado provecho en Losail. El fabricante austriaco es una incógnita. El año pasado sorprendió a todos con un máximo aprovechamiento de las concesiones del reglamento, pero ahora no dispone de ellas. Ha conseguido arrancar a regañadientes a la Grand Prix Commission, el organismo que regula el campeonato, la autorización para desarrollar un motor nuevo, alegando que dado que su diseño anterior partía de un propulsor que contaba con mayor número de unidades y menos vida útil, al cambiar las condiciones y tener que trabajar con menos motores su fiabilidad podía verse comprometida. Suzuki ya pasó en 2017 por el trago de jugar en la misma liga de los mayores, y no le salió bien.

Valentino Rossi Aleix Espargaró Yamaha Honda Joan Mir MotoGP
El redactor recomienda