Honda tiene un problema

¿Cambio de ciclo? La lesión de Marc Márquez da aire a sus competidores

La fractura del húmero derecho obliga a que sea operado el martes en Barcelona, y hace bastante improbable que pueda estar en Jerez de nuevo el próximo fin de semana. Peligra el Mundial

Foto: Marc Márquez, muy dolorido, es retirado en camilla. El piloto tiene una fractura de húmero. (Reuters)
Marc Márquez, muy dolorido, es retirado en camilla. El piloto tiene una fractura de húmero. (Reuters)

A posteriori, es muy fácil concluir que Marc Márquez cometió un grave error por haber sido tan ambicioso y no haber querido conformarse con la tercera o la segunda posición. Si no fuera tan voraz, si no tuviera tanta hambre y tanta ambición, quizás Márquez no habría conseguido todo lo que ha logrado en el Mundial. Ahora podemos lamentar su lesión, decir que se ha equivocado, que no ha sabido adaptarse a las condiciones de la carrera, que esta temporada tendría que haber cambiado su planteamiento porque nos encontramos ante unas circunstancias excepcionales… Sí, es verdad, pero también es cierto que todo lo que alabamos de Márquez es precisamente eso, que nunca se conforma.

Pero es inevitable pensar que el accidente y la lesión de Márquez van a dar un respiro a sus rivales. El cero del Gran Premio de España y su más que posible ausencia en el Gran Premio de Andalucía, da aire a los competidores, ya que todos ellos consideraban a Márquez como el gran favorito, y después de la carrera todos han vuelto a confirmar que era el piloto con mejor ritmo y el más fuerte.

Sin embargo, los hombres de Yamaha han sido más inteligentes. El susto sufrido por Maverick Viñales en la primera vuelta fue un serio aviso, y después en la vuelta ocho, cuando perdió el tren delantero, terminó por convencerse que no era el momento de forzar, y decidió reservar neumático para el final. Sin duda que se equivocó –tanto él como Valentino Rossi- eligiendo el neumático delantero blando, pero supo enmendar el fallo.

Campeonato abierto

Fabio Quartararo también supo corregir su mala arrancada, esperando el momento oportuno, casi media carrera, antes de dar un cambio de ritmo, una vez adaptado a las condiciones cambiantes de la pista. Había que tomarse su tiempo para entender el asfalto, que ofrecía menos agarre de lo esperado. Márquez no tuvo esa paciencia porque el fallo que lo llevó fuera de pista en la quinta vuelta le obligó a rodar al límite para recuperar terreno.

Con solo trece carreras en el calendario, si es que no hay futuras cancelaciones u otras complicaciones derivadas de esta pandemia que sigue sin controlarse, perderse las dos primeras supone conceder demasiado terreno a la competencia. Y habrá que ver en qué estado se presenta Márquez en Brno, donde se disputa el Gran Premio de la República Checa el 9 de agosto, y a renglón seguido, dos carreras consecutivas en el Red Bull Ring austriaco los siguientes fines de semana. El campeonato acaba de comenzar y se le ha puesto muy cuesta arriba a Márquez.

Otra cuestión importante es el caos en el que se encuentra en estos momentos Honda. Con Márquez lesionado y Cal Crutchlow no apto para esta cita –se cayó en el 'warm up'-, el mejor piloto de Honda ha sido Takaaki Nakagami, en décima posición. Vuelve a quedar en evidencia que Honda depende completamente de Marc Márquez, una situación que lleva arrastrando desde hace demasiado tiempo.

Cambio de ciclo

La curva 3 de Jerez marcó un cambio de ciclo en 1999, cuando Mick Doohan, en un exceso de confianza, se estrelló al resbalar sobre el arcén húmedo en los entrenamientos clasificatorios. Es pronto para decir si esa misma curva 3 donde también se ha caído Márquez va a marcar un cambio de ciclo en MotoGP.

¿Será el momento de Yamaha? ¿Es la hora de Andrea Dovizioso? Ahora vemos liderar el Mundial de MotoGP a un piloto y una moto satélites. Yamaha no ganaba con motos satélites desde 1999 (Regis Laconi, Gran Premio de la Comunidad Valenciana), también francés, como Quartararo, que es la gran apuesta de futuro de Yamaha, que lo ha elegido para acompañar a Viñales en el equipo oficial la próxima temporada, aunque no deja de ser algo humillante que el equipo satélite se imponga al de fábrica. Veremos qué dan de sí las próximas carreras.

Dovizioso, feliz en el tercer cajón del podio tras una fantástica carrera. (EFE)
Dovizioso, feliz en el tercer cajón del podio tras una fantástica carrera. (EFE)

En Ducati siguen sin cerrar el futuro de Dovizioso, y este refuerza su posición negociadora a golpe de resultados. Pero en estos momentos todas las miradas están puestas en Quartararo. En 2019 sorprendió con su fortaleza y su rapidez, pero le faltaba máquina. Ahora, con una moto idéntica a las de Viñales y Rossi, el piloto francés puede ser imparable. Lo bueno de que se disputen dos carreras consecutivas en el mismo circuito va a permitir que se enmienden los errores de esta carrera. Sobre el papel, todos serán más competitivos el próximo domingo. Pero, como ya sabemos, esto de las carreras no es una ciencia exacta.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios