caídas de los tres españoles

La maestría de Viñales le da otro triunfo en un mal día para Márquez, Pedrosa y Lorenzo

A Viñales, en el podio, le acompañaron Valentino Rossi y Cal Crutchlow, mientras que los tres españoles favoritos se fueron al suelo y despejaron el camino al líder del mundial

Foto: Viñales volvió a ganar. (EFE)
Viñales volvió a ganar. (EFE)

Maverick Viñales volvió a dar una nueva lección de superioridad de lo que en este campeonato del mundo de motociclismo de 2017 representan él y su Yamaha YZR M 1, al vencer con autoridad el Gran Premio de Argentina de MotoGP en el circuito de Termas de Río Hondo. A Viñales, en el podio, le acompañaron Valentino Rossi y Cal Crutchlow.

No consiguió el mejor tiempo de entrenamientos y se vio obligado a salir desde la segunda línea, pero en apenas una vuelta Viñales ya estaba delante y buscando la rueda de su máximo rival, Marc Márquez, al que los límites de la física le jugaron una mala pasada en la cuarta vuelta cuando tiraba como un poseso para intentar abrir un hueco en solitario que le permitiese lograr su primera victoria de la temporada. Márquez no se dejó sorprender por ninguno de sus rivales y salió como una exhalación nada más apagarse el semáforo rojo, por delante de Crutchlow, mientras que Jorge Lorenzo se convirtió en protagonista destacado al sufrir una caída en apenas un par de curvas que le alejó definitivamente de la carrera, tras tocar por detrás a Andrea Iannone.

En apenas una vuelta el piloto de Repsol Honda ya había conseguido una ventaja de 1,3 segundos respecto a su inmediato perseguidor, Crutchlow, y unas décimas más frente al líder del mundial, Viñales, que recuperó tres posiciones en la primera vuelta. Como era previsible, Karel Abraham, que logró el segundo mejor tiempo de entrenamientos, no fue rival para ninguno de los grandes de la categoría y el primer giro lo completó en la séptima plaza para ser decimocuarto en la siguiente, mientras Márquez marcó su primera vuelta rápida y ya tenía casi dos segundos de ventaja sobre el inglés, que no aguantó demasiado los ataques de Viñales intentando recuperar terreno al vigente campeón del mundo de MotoGP.

Nueva vuelta rápida de Márquez en el tercer giro, pero poco después la mala suerte se cebó también con él, al rodar por los suelos en la segunda curva del trazado al bloquear o perder adherencia la rueda delantera de su moto en ese punto. El percance de Márquez entregó el liderato de la carrera a Viñales, quien junto a Crutchlow y Rossi se habían adelantado ya al resto del grupo principal, en el que estaba Dani Pedrosa, quinto, y también Iannone, que fue penalizado con un paso por la calle de talleres al considerar Dirección de Carrera que se había adelantado al momento de la salida.

Su compañero de equipo, Alex Rins, con una visible cojera tras su fractura en el pie derecho mientras practicaba motocross, tampoco estuvo muy acertado pues se fue por los suelos en la octava vuelta, aunque recuperó la moto para reiniciar la carrera en última posición, si bien poco después entró en su taller y abandonó. Por delante, Viñales protagonizó su primera vuelta rápida en la octava vuelta y con ello aumentó su ventaja sobre Crutchlow hasta el segundo, aunque la mayor preocupación del piloto de las Islas era Rossi, completamente pegado al rebufo de su moto esperando la oportunidad para superarlo.

Pedrosa fue el primero en desaparecer del panorama de la carrera al acceder al liderato del grupo pero sufrir poco después un accidente, en la vuelta trece, que le obligó a abandonar, y más tarde le tocó el turno a Andrea Dovizioso, que se vio embestido por Aleix Espargaró, que intentaba superarlo por el interior de la curva cinco pero se quedó sin neumático. Antes, en el duodécimo giro, Viñales volvió a protagonizar otra vuelta rápida que aumentó su ventaja casi hasta los dos segundos, sin que Rossi hubiese podido dar todavía buena cuenta de Cal Crutchlow.

Vuelta a vuelta la ventaja de Maverick Viñales camino de su segunda victoria de la temporada fue en aumento y Rossi buscó con ahínco el mejor punto del trazado para intentar superar al inglés, lo que hizo en la tercera curva de la decimonovena vuelta. La carrera estaba, no obstante, vista para sentencia, puesto que Viñales contaba con 2,6 segundos de ventaja sobre Rossi y nada hacía presagiar que Crutchlow pudiese superar nuevamente al italiano. Y así fue. Ganó Viñales por delante de Rossi y Crutchlow, con Álvaro Bautista en una más que meritoria cuarta plaza, Tito Rabat en la duodécima, por delante de Héctor Barberá y Pol Espargaró, que dio los primeros puntos al fabricante austríaco KTM al ser decimocuarto.

opta
Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios