PRIMEROS TEST OFICIALES EN MALASIA

MotoGP, entre princesas y reencuentros anda el juego

Mientras Márquez desvelaba cómo mima a su princesa (es decir, a su Honda), MotoGP comienza a desperezarse: llegan los primeros test oficiales con la centralita única y varios reencuentros

Foto: Marc Márquez en los test de Jerez (Repsol Media).
Marc Márquez en los test de Jerez (Repsol Media).

"¡Mimando a mi princesa!". A esta frase añadan una foto de Marc Márquez dando un beso a su Honda y tendrán la imagen que el de Cervera publicó en su cuenta de Instagram. Va a tener que tratarla muy bien en los primeros entrenamientos de la pretemporada de MotoGP que tienen lugar en Malasia. Regresa el rugido de los motores de la máxima categoría y en medio de ese delicioso sonido se cuela el de los interrogantes que atenazan a pilotos, equipos y fábricas. Si el trabajo invernal puede resultar clave en el devenir de la temporada -que se lo digan a Jorge Lorenzo en 2015-, este año este factor se ha multiplicado. ¿La razón? los cambios a los que deben adaptarse: la centralita única y los neumáticos. Y por si todo esto fuera poco, Sepang no sólo será el escenario del reencuentro entre Márquez y Rossi; Stoner está de vuelta.

Malasia es la primera parada de la pretemporada y una de las claves puesto que su clima es bastante estable: las temperaturas y condiciones actuales de la pista no se diferencian en exceso de las que se darán el próximo mes de octubre. Al menos hasta este año ya que después de los primeros entrenamientos, el trazado será reasfaltado y esto genera dudas acerca de la utilidad de los resultados que se obtendrán estos días. Después de Sepang, MotoGP viajará hasta Australia (17-19 de febrero). Phillip Island regresa a los test de invierno después de diez años fuera de ellos. Se trata de una petición de Michelin: el nuevo proveedor de neumáticos es consciente de la exigencia de la pista y por ello quiere probar sus gomas en ella. El problema es que con el verano austral, el trazado 'aussie' puede alcanzar los 45º... y en primavera (cuando tiene lugar el gran premio) la media es de 30º.

Los últimos entrenamientos se celebrarán en Qatar (2-4 de marzo), el mismo punto de partida del Mundial y un lugar pintoresco por su abrasivo asfalto (debido a la arena del desierto) y los escasos 20 grados que se registran en él al ser una carrera nocturna. Esta es la hoja de ruta de MotoGP, categoría que vive su particular borrón y cuenta nueva. Después de las Open y las CTR -los dos intentos frustrados de unificar, todo lo posible, la categoría-, llega la nueva electrónica y con ella un torrente de dudas. Se trata, entonces, de un año completamente diferente a los anteriores debido a los grandes e importantes cambios (no olviden los nuevos neumáticos de Michelin). Por esta razón, los test invernales cobran una especial y relevante importancia.

Con el Mundial de 2016 se cumple el sueño que tanto tiempo lleva persiguiendo Dorna: la vía para que la igualdad impere en la máxima categoría y se abarate la entrada a la parrilla de MotoGP. O lo que es lo mismo: la centralita única de Magneti Marelli. Las fábricas rechazaron la idea, en sus planes no entraba la posibilidad de que todos los equipos compartieran el mismo software y hardware teniendo en cuenta que trabajan con sus propios sistemas y a ellos estaban completamente acopladas sus máquinas. Los pilotos tampoco terminan de verlo con buenos ojos, al menos eso es lo que se desprendió de las sensaciones de Rossi y Pedrosa que apuntaron un regreso a las motos que manejaban en 2008. No serán los únicos cambios a los que tengan que acostumbrarse los 11 equipos oficiales y sus 21 pilotos de MotoGP. También llegan los neumáticos de Michelin, los mismos que garantizan un gran agarre en el trasero, pero no en el delantero, los siete motores sellados para toda la temporada, los 22 litros de combustible o el kilo que han perdido las motos.

 

MotoGP, entre princesas y reencuentros anda el juego

 

Este es el escenario que se va a encontrar Lorenzo y compañía. Los integrantes de la parrilla de MotoGP vuelven a verse las caras y, como es lógico, las miradas estarán centradas en Rossi y Márquez. El invierno ha sido tranquilo... aparentemente. No se han dado enfrentamientos frontales, pero a nadie se le ha escapado la guerra fría que sigue latente entre los dos pilotos. No será el único foco de atención. Casey Stoner también está en Malasia en calidad de probador de Ducati; después de haber rodado con la moto de la temporada pasada, lo hará con la de 2016... uno de los tres días de los entrenamientos oficiales. Cambio de planes a última hora. Y lo hará tras asegurar que Márquez le veía como una amenaza y después de que el de Cervera declarase que no le iba a dar más bola.

Mientras el motociclismo trata de pasar página y apuesta por recuperar la deportividad que siempre ha imperado, las fábricas siguen trabajando con afán. Desde que se bajó el telón de 2015, Yamaha sólo llevó a cabo los test de Valencia ya que no fueron a Jerez y Lorenzo se ha encargado de prevenir a propios y ajenos advirtiendo que perderán medio segundo respecto al año pasado. El problema en Honda es más grave. Si de algo se quejaron Márquez y Pedrosa fue de la excesiva potencia del motor y ahora deben gestionarla con un software que no es el suyo. Con las dudas generadas en los entrenamientos de noviembre presentes, tienen mucho trabajo por hacer. Y éste pasa por la pista; el problema es que para llegar a ella deben entender la centralita única que les confinó al box tanto en Valencia como en Jerez. En Malasia el contador está a cero; es tiempo de empezar a acumular kilómetros con el 20 de marzo en la mente.

Lorenzo, el más rápido en la primera jornada

Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) comenzó la pretemporada 2016 de la misma manera que concluyó la pasada, en la que se proclamó campeón del mundo de MotoGP, al dominar con autoridad, aunque lejos del récord, los primeros entrenamientos en el circuito malayo de Sepang. Durante tres jornadas los pilotos de MotoGP tendrán la oportunidad de poner a punto sus mecánicas de 2016 para afrontar con las mayores garantías una temporada que se presume equilibrada por los numerosos cambios en el reglamento.

Todos los pilotos deberán emplear la misma centralita electrónica suministrada por el fabricante italiano Magneti Marelli, los mismos neumáticos, ahora del fabricante Michelin en lugar del japonés Bridgestone, además de ver reducida la capacidad del depósito de combustible de 24 a 22 litros, lo que obligará a unos consumos mucho más reducidos para garantizar la finalización de la distancia de carrera en todos los trazados del campeonato.

En esta primera jornada de entrenamientos en Sepang, un circuito que suele generar falsas expectativas por las duras condiciones climatológicas con las que se disputan los mismos (altas temperaturas y humedad) y que se parecen en muy poco al resto de trazados del calendario, Jorge Lorenzo fue el más rápido con un registro de 2:00.684, aunque el récord de vuelta más rápida lo tiene el español Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), con 1:59.053. Y ese no es el registro más rápido en Sepang, en donde el doble campeón del mundo de MotoGP de Repsol Honda, el también español Marc Márquez, marcó un espectacular 1:58.867.

Justo tras Lorenzo concluyó su compañero de equipo, el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), aunque ya a más de un segundo (2:01.717) del vigente campeón del mundo, con Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) en la tercera posición y a escasamente 63 milésimas de segundo del transalpino.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios