Es noticia
Menú
Llegó el día del juicio final: Lorenzo vs Rossi, historia de una batalla por el título en Cheste
  1. Deportes
  2. Motociclismo
DOS PILOTOS EN BUSCA DEL MUNDIAL DE MOTOGP

Llegó el día del juicio final: Lorenzo vs Rossi, historia de una batalla por el título en Cheste

Después de todos los ríos de tinta que se han escrito, hoy llega la gran carrera: una prueba en la que Lorenzo es 'pole' y Rossi saldrá último que determinará quién es el nuevo campeón de MotoGP

Foto: Jorge Lorenzo y Valentino Rossi se jugarán el título en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana (Efe).
Jorge Lorenzo y Valentino Rossi se jugarán el título en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana (Efe).

Llegó la hora de la verdad. El circuito de Cheste acogerá la madre de todas las carreras, la prueba en la que se decidirá quién será el campeón del mundo de MotoGP. Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, compañeros de equipo y grandes enemigos en la pista, serán los dos gladiadores que tratarán de llevarse la victoria final que les permita llevarse el título de la categoría reina de motociclismo. Y lo harán en una carrera en la que se prevé mucha tensión y suspense.

Valentino, líder del Mundial, es consciente de que acabando primero o segundo en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, será campeón. Pero cuenta con varios problemas: saldrá último por su patada a Marc Márquez en Sepang, ve difícil la remontada... y enfrente tendrá al Lorenzo más agresivo del año. Pero, por supuesto, no son los únicos pilotos en pista, y todo lo ocurrido en los últimos días provocará 'posicionamientos' por parte del resto.

Si se tratará de una carrera lógica, los ritmos marcados en entrenamientos hacen pensar que Lorenzo no debería tener problemas para escaparse, mientras que Rossi debería meterse entre los seis primeros y, a partir de ahí, soñar -repetimos, siempre que no haya caídas u otro tipo de situaciones que se pueden dar en una carrera-. Desde ese momento, la gestión de la prueba por parte de ambos pilotos marcará quién será el campeón de MotoGP.

Y es que el resto de pilotos tendrán mucho que decir. Por un lado, las dos Hondas de Dani Pedrosa y Marc Márquez, dos pilotos competitivos y que tendrán ganas de brillar en casa. En especial el vigente campeón de MotoGP que, tras lo ocurrido en Malasia, no le facilitará lo más mínimo su remontada a Rossi. Lorenzo sólo necesitaría un piloto entre él y Rossi siempre que quede primero o segundo, y Márquez aparece como un aliado del español.

Pero Rossi también tiene los suyos, y su principal ayudante será Andrea Iannone. El piloto de Vasto no sólo ha renonocido públicamente en la televisión italiana que quiere "ayudar a Valentino", sino que este mismo sábado demostró que está de su parte. Durante los entrenamientos, le hizo gestos para que siguiera su rueda en pista y mejorara su tiempo. En pista, seguro que esperará la oportunidad de que llegue Rossi a la cabeza para echarle una mano.

Aunque, visto lo visto en los entrenamientos, las dudas sobre las posibilidades de Valentino son aún más grandes. Y no sólo por el tiempo estratosférico de Lorenzo, que fue capaz de destrozar el récord de Cheste con su 1'30''011 en lo que consideró "la mejor vuelta" de toda su vida, sino sobre todo por las sensaciones dejadas por el italiano. Y es que, en una situación que áun no se entiende muy bien, se terminó cayendo en los entrenamientos.

Flojos entrenamientos de Rossi

Rossi, carente de tensión durante toda la sesión a sabiendas de que saldría último de cualquiera de las manera, pareció que tenía que rodar más por obligación que por deseo propio. Aunque no tuviera ocasión de salir desde la 'pole', sí era una gran oportunidad para ajustar los reglajes de su moto y ponerla a punto para la carrera, algo que mandó al traste con una absurda caída en el último minuto de la sesión de clasificación.

Ahora, después de todos los ríos de tinta que han corrido los últimos días después de lo sucedido en Sepang, Lorenzo y Rossi se jugarán el título a una carta: el 'poleman' y el último de la parrilla se jugarán el campeonato en una carrera en la que saltarán chispas y donde el italiano no está muy esperanzado: "Sólo puedo concentrarme en mis vueltas y luego veremos dónde están los de delante". La diversión está servida y, el título, en juego.

Llegó la hora de la verdad. El circuito de Cheste acogerá la madre de todas las carreras, la prueba en la que se decidirá quién será el campeón del mundo de MotoGP. Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, compañeros de equipo y grandes enemigos en la pista, serán los dos gladiadores que tratarán de llevarse la victoria final que les permita llevarse el título de la categoría reina de motociclismo. Y lo harán en una carrera en la que se prevé mucha tensión y suspense.

Valentino Rossi Jorge Lorenzo
El redactor recomienda