El segundo golpe del belga Van der Plaetsen: una dura caída le obliga a retirarse
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
campeón de europa en 2016

El segundo golpe del belga Van der Plaetsen: una dura caída le obliga a retirarse

El decatleta belga Thomas van der Plaetsen perdió el equilibrio antes del primer salto, cayó de cara y tuvo que retirarse en silla de ruedas

placeholder Foto: Thomas van der Plaetsen sufre una dura caída que le obliga a abandonar en silla de ruedas. (EFE)
Thomas van der Plaetsen sufre una dura caída que le obliga a abandonar en silla de ruedas. (EFE)

Duro golpe para el belga Thomas van der Plaetsen en los Juegos Olímpicos de Tokio. En su primer salto de longitud, el decatleta ha sufrido un incidente que le ha obligado a retirarse de la competición en silla de ruedas, perdiendo así la posibilidad de hacerse con la medalla. El deportista, de 30 años, estaba a punto de hacer el primer salto cuando pareció detenerse con un dolor en el tendón; rodeó el foso de arena, caminó de nuevo y volvió a intentarlo: fue en este momento cuando se dio cuenta de que algo no iba bien, ya que tras el salto acabó postrado en la arena.

Van der Plaetsen había comenzado bien la jornada, haciéndose con un cuarto puesto en los 100 metros vallas. Tras el salto de longitud, los decatletas tienen que completar la competición con lanzamiento de peso, salto de altura y 400 metros. El jueves tendrán lugar los 110 metros vallas, lanzamiento de disco, salto con pértiga, jabalina y 1.500 metros, las disciplinas que conforman la competición de decatlón. Después de la caída, Van der Plaetsen tuvo que retirarse de la competición en silla de ruedas.

El belga llegó a Río 2016 como campeón de Europa en decatlón, recuperado de un cáncer de testículos que sufrió con poco más de 20 años. En octubre de 2014, cuando aún no había cumplido los 24, dio positivo en la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana), relacionada generalmente con el dopaje en atletas. Con la seguridad de no haberse dopado, buscó otra explicación para la presencia de estos niveles elevados de la hormona, y fue cuando se enteró de que tenía un cáncer de testículo del cual, hasta la fecha, no tenía noticias.

Tras meses de una operación para extirparle el tumor, y del tratamiento para el mismo, hizo su primera aparición al recibir el Golden Spike belga a mejor atleta, por su medalla de bronce en el Mundial en Pista Cubierta en 2016. Fue en este momento cuando, tal y como relata 'The Guardian', decidió regresar al deporte, impulsado gracias a su hermano y entrenador, Michael. Lo llevó a Sudáfrica y bajo el lema de que 'no se puede entrenar en la autocompasión'. "Fui muy duro con él, pero sabía que tenía que moverse otra vez", señaló su hermano.

Juegos Olímpicos
El redactor recomienda