Doncic empuja a España a la reedición de Atenas 2004: contra Estados Unidos en cuartos
  1. Deportes
  2. Juegos Olímpicos
el próximo martes

Doncic empuja a España a la reedición de Atenas 2004: contra Estados Unidos en cuartos

La derrota ante Eslovenia hizo que España acabara segunda de grupo. El sorteo celebrado después del partido ha deparado un duelo contra Estados Unidos en cuartos de final

placeholder Foto: Ricky Rubio y Luka Doncic, durante el España-Eslovenia de este domingo. (EFE)
Ricky Rubio y Luka Doncic, durante el España-Eslovenia de este domingo. (EFE)

El España-Eslovenia (87-95) de este domingo demuestra que Luka Doncic es, probablemente, imparable en el baloncesto de selecciones. Intentar frenarlo es elegir: reducir su producción anotadora o evitar que alimente a sus compañeros. La selección española eligió lo primero y acabó perdiendo por lo segundo. Eslovenia es mucho más que Doncic y en los Juegos Olímpicos de Tokio opta al oro, con el permiso de los otros equipos candidatos. Su triunfo le permite tener un rival más asequible, mientras que España tendrá que enfrentarse a Estados Unidos, como en Atenas 2004.

Que un jugador termine un partido con 12 puntos, 14 rebotes y nueve asistencias y pueda decirse que no ha estado brillante puede parecer un atrevimiento, pero con Doncic nada es normal. Sergio Scariolo preparó muy bien su defensa y el equipo la ejecutó igual de manera notable, con Víctor Claver, Álex Abrines y Alberto Abalde turnándose para defenderlo cara a cara y el resto atentos para llegar a las ayudas. Solo lanzó siete veces a canasta, cuando el promedio de los dos primeros encuentros era de 22 tiros. Pero no es el esloveno un jugador egoísta, e incluso cuando apenas anota consigue hacer que el juego de su equipo gire a su alrededor.

Desde que debutara con la selección absoluta de su país hace cuatro años, Doncic no ha perdido ningún partido oficial: 16 partidos, 16 victorias. Todos los del EuroBasket 2017, donde Eslovenia ganó el oro; el preolímpico celebrado en Lituania hace unas semanas, y los tres primeros encuentros de Tokio 2020. Esos resultados no solo se explican por el nivel del base de los Mavericks, sino porque el esloveno es un 'equipazo'.

Todo comienza en Doncic, pero puede terminar en Vlatko Cancar, Klemen Prepelic, Zoran Dragic, Jaka Blazic o Mike Tobey, actores secundarios que son mucho más que simples complementos de la gran estrella. A todos los potencia Doncic y entre todos convierten Eslovenia es un equipo que es mucho más que su líder. España lo sufrió este domingo como antes lo habían sufrido Argentina y Japón y como lo sufrirá Alemania.

La derrota tiene una consecuencia importante para España. En vez de enfrentarse a Italia o Alemania en cuartos de final, lo hará contra Estados Unidos. Se repite la historia de Atenas 2004, aunque entonces el camino hacia el duelo de cuartos fue diferente. La selección española ganó los cinco partidos de la primera fase y quedó primera de grupo. Pero Estados Unidos perdió dos y acabó cuarta.

Ahora, ninguno de los dos equipos ha estado brillante en la fase de grupos. Estados Unidos perdió en su debut ante Francia y España ha generado dudas, sobre todo en su juego interior. Marc Gasol está lejos de su nivel; el tiempo que Pau Gasol puede estar en pista es limitado; el encaje de Willy Hernangómez y su desempeño en la defensa y el rebote sigue siendo problemático, y Usman Garuba está pagando la novatada. Lo mostrado por la selección española no parece suficiente para superar a Estados Unidos, por mucho que el equipo norteamericano tampoco esté jugando a su mejor nivel.

Juegos Olímpicos Luka Doncic
El redactor recomienda