oro en esquí y en snowboard

Ester Ledecka reina en PyeongChang 2018 con dos oros en dos deportes distintos

La checa, que ya ganó hace unos días el supergigante de esquí alpino, logró este sábado el oro en el gigante paralelo de snowboard. Hacía 90 años que un deportista no lograba algo igual

Foto: Ester Ledecka celebra su victoria en el gigante paralelo de snowboard tras cruzar la meta. (Reuters)
Ester Ledecka celebra su victoria en el gigante paralelo de snowboard tras cruzar la meta. (Reuters)

La checa Ester Ledecka, que ya había ganado el supergigante de esquí alpino en los Juegos Olímpicos de PyeongChang, hizo historia este sábado al capturar otro oro y en otro deporte distinto en la misma cita olímpica, al ganar la prueba de gigante paralelo de snowboard disputada en Phoenix Park. Ledecka, nacida en Praga hace 22 años, se convirtió en la segunda deportista de toda la historia en capturar un oro olímpico en dos deportes diferentes en unos mismos Juegos, al ganar la prueba disputada en la citada estación surcoreana, en la que derrotó en la final a la alemana Selina Jörg. Hace 90 años, en los Juegos de St. Moritz 1928, el noruego Johan Grøttumsbråten ganó el oro en la prueba de 18 km de esquí de fondo y en la combinada nórdica.

"Me sentí estupenda, hoy me divertí", dijo Ledecka. "Al final no sentí la menor presión desde hace una semana; simplemente estaba surfeando la nieve y haciéndolo lo mejor que sé. Y finalmente lo hice a mi mejor nivel". La checa, hija de un conocido músico en su país, Janek Ledecky, y perteneciente a una saga de deportistas que incluye a su madre, Zuzana, patinadora; y a su abuelo, Jan Klapac, jugador de hockey sobre hielo que ganó siete medallas mundialistas y dos olímpicas (bronce en Innsbruck'64 y plata en Grenoble'68) se convirtió este sábado en la representante más importante de su ya reconocida familia.

Ledecka ya había llamado poderosamente la atención, el año pasado, cuando tras lograr meterse en el 'top 30' en tres disciplinas diferentes (descenso, supergigante y combinada) en los mundiales de esquí alpino de St. Moritz (Suiza) se presentó como gran favorita en los de snowbard que organizó la estación española de Sierra Nevada.

La campeona checa, que ya detentaba el título mundial de eslalon paralelo que había ganado dos años antes en Kreischberg (Austria), no defraudó a pies del Pico Veleta, disputando las dos finales de las disciplinas alpinas de la tabla de nieve: se llevó la plata en el eslalon y salió de la estación andaluza con el título mundial de gigante paralelo.

Ester Ledecka posa en el podio con su segunda medalla de oro en los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018. (EFE)
Ester Ledecka posa en el podio con su segunda medalla de oro en los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018. (EFE)

En los Juegos de PyeongChang ya se había convertido en una de las figuras al ganar el supergigante de esquí alpino del pasado día 17, en el que relegó al segundo y al tercer puesto a la austriaca Anna Veith y a Tina Weirather. En una prueba en la que buscaba el oro toda una estrella consagrada como la estadounidense Lindsey Vonn, que acabó en una discreta sexta posición.

Este sábado Ledecka completó la proeza. Sin sorprender, esta vez. Simplemente haciendo buenos los pronósticos. En una prueba en la que también hubiese escrito historia con ganar medalla. Pero en la que acabó subida a lo más alto del podio. Ledecka eliminó en cuartos de final a la austriaca Daniela Ulbing y en semifinales a la alemana Ramona Theresia Hofmeister, que acabaría festejando el bronce. En la final no se puso nerviosa y 'surfeó' la nieve hacia el oro, derrotando a Jörg, para suceder en el historial olímpico a la suiza Patricia Kummer.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios