la medalla tenía un premio de 48.000 euros

Lydia Valentín no se conforma con su plata: quiere los 48.000 € que le deben

El dopaje provoca situaciones tan extrañas como que Lydia Valentín haya recibido este martes en Madrid su primera medalla olímpica año y medio después de haber

Foto: Lydia Valentín recogió su medalla este martes enla sede del COE. (EFE)
Lydia Valentín recogió su medalla este martes enla sede del COE. (EFE)

El dopaje provoca situaciones tan extrañas como que Lydia Valentín haya recibido este martes en Madrid su primera medalla olímpica año y medio después de haber ganado la segunda. La descalificación, gracias a los reanálisis realizados en los últimos años por el Comité Olímpico Internacional (COI), de tres de las cuatro rivales que la antecedieron en los Juegos Olímpicos de Pekín han permitido esta posibilidad. Valentín suma ahora a su bronce de Río 2016 la plata de Pekín 2008. Y dentro de poco se le puede añadir el oro de Londres 2012, también por la descalificación de varias rivales.

¿Contenta? Mucho. ¿Satisfecha? Para nada. Valentín reclama lo que por derecho le pertenece: los premios asociados los éxitos deportivos. "Confío en el trabajo que se está haciendo. Me quedo con la medalla, que es lo importante. Es feo hablar de euros en este momento tan especial. Confío en que me lo van a entregar todo porque ya he tenido realmente un castigo muy fuerte por no tenerlo in situ", dijo en la sede del COE, donde recibió la medalla de manos de Marisol Casado, miembro del COI.

Lo que reclama Valentín son como mínimo 48.000 euros del premio por la plata que tenían los deportistas españoles en la cita china. Este lunes, el secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete, comentó en un desayuno informativo que el CSD estaba trabajando junto al COE en ese asunto y que confía en que la halterófila reciba el premio que le corresponde. No se mostró tan optimista cuando le preguntaron por las becas del plan ADO, cuya cuantía aumenta según los resultados de los anteriores Juegos.

Valentín se enfrenta a una situación similar con la medalla de Londres 2012. En caso de que la justicia deportiva confime la descalificación de sus rivales, el perjuicio económico será mayor, pues ese oro llevaba asociado un premio de 96.000 euros. En total, y sin contar los posibles ingresos por patrocinadores, la leonesa dejó de ingresar más de 100.000 euros en el ciclo olímpico 2012-2016.

"(La medalla) Tiene que tenerlo todo. Confío en mi país, confío en el presidente del COE, en el secretario de Estado para el Deporte, en el ministro. Sé que me tienen especial cariño, al igual que yo a ellos", comentó este lunes la vigente campeona del mundo tras recibir la plata de Pekín, donde terminó quinta, pero la primera, la tercera y la cuarta han sido descalificadas.

Marisol Casado fue la encargada de entregarle la medalla a Lydia Valentín. (EFE)
Marisol Casado fue la encargada de entregarle la medalla a Lydia Valentín. (EFE)

"Yo puedo dormir tranquila cada noche sabiendo el trabajo que he hecho. Al final lo más importante es el honor, saber que lo has hecho bien", aseguró Valentín, quien comentó que "no estaría mal" que las dopadas aportasen el dinero que ella debe recibir. "Yo no considero que sean deportistas. Si alteras unas normas, esto deja de ser deporte y ellas dejan de ser deportistas. Esas personas que han jugado de forma no legal deberían devolverlo todo. ¿Incluso más? Bueno, ya tienen la conciencia bastante dañada, seguramente", dijo.

Valentín se emocionó en el acto organizado por el COE para entregarle la medalla. "Ver a la familia, a mis entrenadores, a los preparadores que he tenido para que sea posible esta medalla, escuchar el himno, a mis compañeros olímpicos... ha sido algo muy especial. Siempre miro el lado positivo de las cosas y si hubiera recibido la medalla allí no habría tenido este acto tan bonito. Me quedo con esto", indicó.

Con el Campeonato de Europa, dentro de nueve semanas, como próximo objetivo, Valentín señaló que volver a ver las imágenes de Pekín 2008 le he permitido recordar "la preparación, el calentamiento, la ilusión del debut en unos Juegos". "Era como un sueño. Nos costó muchísimo la clasificación. Volverlo a ver ha sido trasladarme allí y sentir como si estuviera en Pekín", afirmó.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios