ha pasado de cuarta a primera en londres 2012

Lydia Valentín, una campeona sin oro y sin más de 100.000 euros en premios

La leonesa es, virtualmente, oro olímpico por el dopaje de sus rivales, pero ahora le queda un largo camino para recibir su medalla de Londres y luchar por lo que es suyo

Foto: Lidia Valentín en Londres 2012 (EFE)
Lidia Valentín en Londres 2012 (EFE)

Lydia Valentín es, virtualmente, campeona olímpica de Londres 2012. El COI ha descalificado oficialmente este lunes a la segunda y tercera de la cita inglesa (el oro ya lo estaba) y ahora es la Federación Internacional de Halterofilia la que debe pronunciarse para encumbrar a la leonesa cuatro años después. Lydia finalizó cuarta en la categoría de menos de 75 kg y ahora, como ella misma señaló a El Confidencial en una entrevista a finales de julio, cuando se supo de estas descalificaciones (no oficiales, por aquel entonces) se subirá a "un podio de mentira".

Pese a la noticia, que la dejó "muy contenta", quedar fuera del podio por detrás de tres deportistas dopadas le ha supuesto una pérdida económica muy importante, además de vivir el sueño de verse en lo más alto del podio, recibir la medalla de oro y escuchar el himno de su país. "Me han robado aquel momento", dice la deportista, bronce en Río 2016.

[El campeón de Europa de 5.000 metros: "Vine a España ilegal, sí, pero no jodí a nadie"]

"He perdido sponsors y patrocinadores", narraba la virtual campeona, ya que "no es lo mismo conseguir el oro que quedar cuarta", pues las marcas siempre andan en busca de caras nuevas para lucir sus logotipos y una presea olímpica da mucho prestigio. Ese ingreso variable se suma a la cantidad que Lydia Valentín debió recibir del Comité Olímpico Español (COE) por colgrarse una medalla olímpica, además del correspondiente aumento económico en la beca ADO

Las tres sancionadas por dopaje que subieron al podio en Londres 2012. (EFE)
Las tres sancionadas por dopaje que subieron al podio en Londres 2012. (EFE)

"Espero ser recompensada, porque me pertenece", comenta la atleta olímpica, que peleará por recibir sus premios una vez vuelva de Río, ya que ahora mismo se encuentra centrada "en disfrutar de la competición", para la que lleva preparándose cuatro largos años. La Federación de Halterofilia reclamará en su nombre para que pueda recibir "cuanto antes" el reconocimiento por sus méritos.

Lydia desconoce cuaádo recibirá su metal dorado. La kazaja Svetlana Podobedova, que se colgó el oro, dio positivo por anabolizante estanozolol en Londres 2012, algo que salió a la luz a mediados de junio de este mismo año. Eso convirtió a la deportista española en medalla de bronce, aunque a día de hoy todavía no ha recibido el metal correspondiente. El pasado jueves, se supo que tanto la rusa Zabolotnaya (plata) como la bielorrusa Iryna Kulesha (bronce) también dieron positivo. Por tanto, ahora toca esperar a recibir el metal dorado y todas las recompensas que debería venir junto a él.

¿Qué sucede con los premios de Lydia?

Lydia Valentín no es Cristiano Ronaldo, con millones de euros en ingresos. Ella es levantadora de pesas, un deporte sin el público y las cifras del fútbol, el tenis o el baloncesto. Por tanto, la diferencia entre ganar una medalla o un diploma puede cambiar radicalmente el nivel económico de una deportista como ella. Los ingresos de los olímpicos españoles se dividen en dos: becas ADO y premios del COE por conseguir medallas. En ambas partidas, la deportista leonesa ha recibido mucho menos dinero del que debería. De ahí que ahora quiera luchar por conseguir lo que es suyo.

Según las bases del programa ADO, los deportistas del grupo I, al que pertenece la halterofilia y, por tanto, Lydia Valentín, recibieron 20.400 euros de cantidad fija por firmar un cuarto puesto en unos Juegos Olímpicos. Una cifra que ascendió hasta los 36.000 euros para aquellos que conseguieron una medalla de oro. En este caso, la leonesa perdió 15.600 euros de beca.

Por otro lado está la parte variable. Mientras los ganadores de un metal dorado pudieron conseguir hasta 24.000 euros en función de sus méritos deportivos (aquí se incluyen mundiales, europeos...), la cantidad que recibió, como máximo, un diplomado olímpico por un cuarto puesto fue de 13.600 euros. Ahí pudo perder hasta 10.400 euros, aunque esta cifra no se puede conocer con exactitud.

Por último, el COE premió con 94.000 euros a aquellos deportistas individuales que consiguieron una medalla de oro en los Juegos de Londres, mientras que las platas se pagaron a 48.000 y los bronces a 30.000. Aquí está el grueso del dinero que Valentín dejó de ganar en Londres 2012. En total, de forma estimada, el dopaje de sus rivales le ha costado a Lydia Valentín unas cifras que bailan entre los 100.000 y los 150.000 euros.

Manolo Martínez y los que quedan por llegar

El Comité Olímpico Internacional da una cantidad fija a los comités de cada país por participar, en función del número de deportistas que lleve a los Juegos. Después, el propio COE es el encargado de repartir los premios entre aquellos que hayan conseguido un metal. Por tanto, sería el organismo español el que se encargara de dar a Lydia el dinero que le corresponde.

Según fuentes del COE, el dinero de las medallas olímpicas se otorga en el mes de noviembre de después de los Juegos. El organismo español, en este caso, adelanta el dinero a los deportistas, pues son cifras que luego aparecen registradas en el presupuesto compartido por CSD, COE y ADO del año siguiente. Pero ese dinero solo es para aquellos deportistas que hayan conseguido un metal en esos Juegos, no en los anteriores, ya que no hay una partida presupuestaria para pagar a casos como el de Lydia Valentín. 

Lydia Valentín en los europeos de Kazán 2011 (EFE)
Lydia Valentín en los europeos de Kazán 2011 (EFE)

De este modo, después de los Juegos de Río el COE hará un análisis profundo de la situación con su presidente, Alejandro Blanco, a la cabeza para evitar situaciones como la de Manolo Martínez. Después de la descalificación del ucraniano Bilonog por dopaje en Atenas 2004, el lanzador de peso pasó al tercer cajón, pero jamás recibió el premio en metálico que debió ganar por el bronce. Cabe recordar que su medalla llegó 9 años más tarde de la celebración de aquellos Juegos.

Se trata de un asunto de máxima urgencia para el COE, ya que además del caso probado de Lydia Valentín, hay otros deportistas que quedaron cerca del podio y pueden encontrarse en la misma situación si salen más pruebas de dopaje en un futuro próximo. Es el caso de Jesús Bragado en Pekín 2008 o Ruth Beitia en Londres 2012, donde consiguieron un cuarto puesto. Es por ello que Alejandro Blanco es el primero que cree que hay que buscar una solución, la cual pasa por tener prevista una cantidad de dinero destinada a los posibles casos como el de Lydia, a la que el dopaje de sus rivales no sólo le privó la gloria de lo que significa ganar un oro olímpico, sino también alrededor de 100.000 euros

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios