Es noticia
Menú
Quién es Yuka Saso, la filipina que 'copió' a McIlroy para hacer historia en EEUU
  1. Deportes
  2. Golf
La deportista a seguir

Quién es Yuka Saso, la filipina que 'copió' a McIlroy para hacer historia en EEUU

Un espacio en el que destacaremos a ese deportista con menos nombre, pero que lo tiene todo para ocupar grandes titulares y que queda eclipsado por las estrellas de (casi) siempre

Foto: Yuka Saso celebra su título en EEUU. (Kyle Terada-USA TODAY Sports)
Yuka Saso celebra su título en EEUU. (Kyle Terada-USA TODAY Sports)

El golf es, probablemente, uno de los deportes que más alegrías ha dado a España y, también, uno de los grandes olvidados de los medios de comunicación. John Ram, Sergio García, Miguel Ángel Jiménez, José María Olazábal y, sobre todo, el gran Severiano Ballesteros han marcado un antes y un después en nuestro país, junto a muchos otros deportistas nacionales que hacen que el golf goce de gran salud. Pero dos imágenes han marcado nuestra historia, ambas con Seve como protagonista: una, como el verdadero héroe; otra, como el inspirador de una de las mayores remontadas de todos los tiempos.

La primera imagen icónica sucedió el 22 de julio de 1984. Por aquel entonces, Seve ya tenía dos Masters de Augusta y un British Open, pero fue precisamente en St. Andrews donde dejó uno de los grandes momentos del deporte español: el cántabro tenía un putt largo para llevarse su segundo título en Gran Bretaña, apuntó, golpeó con suavidad, la bola trazó una espectacular curva y, ante el delirio de la afición, entró en el hoyo. Severiano Ballesteros, puño cerrado en alto, comenzó a gritar: "La metí, la metí, la metí". Ese momento dio la vuelta al mundo y, a día de hoy, sigue emocionando solo con verlo. Historia de nuestro deporte.

La segunda imagen ocurrió en la Ryder Cup de 2012. Europa y EEUU se enfrentaban, como cada año, por ganar este prestigioso título... pero las cosas no pintaban bien para el viejo continente. A falta de una jornada, los americanos acariciaban el título, comandando el marcador por 10 a 6. El equipo capitaneado por José María Olazábal se conjuró antes del último día... y saltó la sorpresa. Una de las mayores remontadas del deporte, con Ian Poulter como protagonista, tuvo lugar en Medinah, ganando por 13,5 a 14,5. ¿Saben qué gritó Olazábal antes de empezar a jugar? "Va por ti, Seve". De hecho, su imagen del British Open iba en las bolsas de los jugadores.

Pero, como tantas y tantas historias de la vida y del deporte, casi nadie podría haber asegurado que un jovencito de un pequeño pueblo de Cantabria podría hacer historia en el mundo del golf, un deporte con no demasiada tradición hasta ese momento en España. Eso es, precisamente, lo que ha ocurrido en Filipinas. Sin demasiada historia ni bagaje en este deporte, la irrupción de una joven de solo 19 años ha provocado un verdadero 'boom' en su país: Yuka Saso ha pasado de ser prácticamente una desconocida a convertirse en una ídolo de masas. ¿El motivo? Ser la más joven de la historia, igualada con Inbee Park, en ganar el Abierto de los EEUU.

placeholder FOTO: (EFE/EPA/ERIK S. LESSER)
FOTO: (EFE/EPA/ERIK S. LESSER)

Con solo 19 añoos, Yuka Saso firmó una remontada impresionante para llevarse a la victoria. Llegaba a la última jornada seis golpes por detrás de la líder, Lexi Thompson, pero la última ronda de la filipina no comenzó bien. Tras dos hoyos donde no se mostraba cómoda, su caddie la detuvo, la apartó a un lado y fue clara con ella: "Queda mucho aún, no te rindas, sigue creyendo y trata de sacar tu mejor golf". Hoyo tras hoyo, no solo iba sacando sus mejores golpes, sino que vio cómo iba remontando, ante el hundimiento de Thompson. Consiguió empatar con la japonesa Nasa Hataoka, con la que tuvo que ir al desempate: en el tercer hoyo, hacía historia.

Pero esta joven, de padre japonés y madre filipina, recordaba a alguien en la manera de golpear la bola. Su estilo, su postura e, incluso, su manera de entender el juego, eran un calco del norirlandés Rory McIlroy, quien fue número uno del mundo durante más de 95 semanas. Ese parecido no podía ser casual. Preguntada tras conseguir el título en el Abierto de EEUU, su respuesta fue clara: "Hay muchísimas noches que me quedo viendo vídeos del swing de McIlroy durante horas y horas antes de irme a dormir", explicaba. Había 'copiado' su golpeo, había aprendido de uno de los más grandes y el éxito había llegado gracias a su talento innato.

Y es que Saso es mucho más que una gran pegadora. La golista filipina no solo destaca por su gran 'swing', sino que buena prte de su éxito se basa en su concentración. Es de esos deportistas que, gane o pierda, nunca cambia el rictus, siempre se la ve muy metida en competición y mide al milímetro lo que hace y cómo lo hace. Salvando las distancias, recuerda a ese Miguel Indurain subiendo el Tourmalet sin torcer el gesto. Yuka Saso solo tiene 19 años, pero su camino en el golf es más que meritorio: no en vano, más allá del Abierto de EEUU, tiene el honor de ser la primera filipina en ganar una medalla de oro en los Juegos Asiáticos.

Durante los pasados Juegos Olímpicos, Saso quedó novena en su categoría y demostró que tiene potencial para rato. Como hiciera Severiano Ballteros hace cuatro décadas, la filipina se ha encargado de abrir un camino en su país y hacer que el golf comience a tener una importancia que, hasta entonces, no tenía. De momento, ya ha roto varios récords de precocidad y, dada su juventud, su campo de mejora es innegable. A pesar de ser ya una estrella, reconoce que sigue 'copiando' a McIlroy para seguir mejorando su juego. Velocidad, precisión y concentración que hacen que Yuka Saso sea una de las grandes joyas del golf mundial.

El golf es, probablemente, uno de los deportes que más alegrías ha dado a España y, también, uno de los grandes olvidados de los medios de comunicación. John Ram, Sergio García, Miguel Ángel Jiménez, José María Olazábal y, sobre todo, el gran Severiano Ballesteros han marcado un antes y un después en nuestro país, junto a muchos otros deportistas nacionales que hacen que el golf goce de gran salud. Pero dos imágenes han marcado nuestra historia, ambas con Seve como protagonista: una, como el verdadero héroe; otra, como el inspirador de una de las mayores remontadas de todos los tiempos.

Juegos Olímpicos Severiano Ballesteros José María Olazábal
El redactor recomienda