Del Zika al coronavirus: el golf sigue dando muestras de desprecio por los Juegos Olímpicos
  1. Deportes
  2. Golf
Renuncia por agenda el número 1 mundial

Del Zika al coronavirus: el golf sigue dando muestras de desprecio por los Juegos Olímpicos

El anuncio de Dustin Johnson de que no competirá en Tokio 2021 por las apreturas del calendario evoca la extraña situación de Río 2016, cuando la élite del deporte de los 14 palos abandonó los Juegos de su readmisión olímpica.

placeholder Foto: Dustin Johnson, con la chaqueta verde de Augusta, tras ganar el Masters en noviembre del año pasado. (Efe)
Dustin Johnson, con la chaqueta verde de Augusta, tras ganar el Masters en noviembre del año pasado. (Efe)

El mundo del golf tiene una estricta etiqueta, y todos los profesionales hablan con devoción de las leyendas retiradas que aún pisan el campo alguna vez, como Jack Nicklaus o Gary Player. Sin embargo, las palabras del sudafricano cuando llegó a Río de Janeiro en agosto de 2016 parecen haberse olvidado ya. “Yo hubiese viajado remando a Brasil para competir en los Juegos”, dijo el carismático campeón (de entonces 80 años): “No quieren promover el golf. No se dan cuenta de lo afortunados que son. No entienden los que significan los Juegos Olímpicos para el golf. Yo habría dado cualquier cosa por jugar”, afirma Player en referencia a los numerosos jugadores que renunciaron a participar por presunto miedo al virus del Zika, a pesar de que el golf regresaba al evento por primera vez desde 1904.

Entre los ausentes figuraban, por ejemplo, los cuatro primeros jugadores de la clasificación mundial: Jason Day, Dustin Johnson, Rory McIlroy y Jordan Spieth. También los ganadores de seis de los once ‘grandes’ anteriores a la cita brasileña. Player calificó de “vergüenza” la renuncia de sus compatriotas Branden Grace, Charl Schwartzel y Louis Oosthuizen. Sus declaraciones recorrieron el mundo. Pero hoy las perspectivas de Tokio 2021, pese a ser mejores, no parecen tampoco demasiado halagüeñas, a falta de que se decidan esta primavera (por su posición en el ránking) las diferentes selecciones nacionales.

El grave accidente de tráfico de Tiger Woods había privado ya recientemente al golf olímpico de su mayor reclamo (el mejor jugador de este siglo ha confesado varias veces su deseo de añadir la medalla de oro a su extraterrestre palmarés). El segundo golpe ha ocurrido este mismo fin de semana, cuando el número uno del mundo, el estadounidense Dustin Johnson (ganador del último Másters), ha anunciado su ausencia del torneo olímpico para proteger su temporada.

placeholder Tiger Woods entrega la chaqueta verde del Masters de Augusta a Johnson, en noviembre pasado. (Reuters)
Tiger Woods entrega la chaqueta verde del Masters de Augusta a Johnson, en noviembre pasado. (Reuters)



Johnson fue de los primeros en retirarse de Tokio 2020: avisó en enero, antes de que se generalizara la pandemia, que su objetivo era ganar la FedEx Cup. Su retirada no tuvo efecto, dado el aplazamiento de los Juegos. Pero a pesar de Johnson logró finalmente llevarse la deseada FedEx Cup (y 15 millones de dólares), no ha habido cambios en la escala de prioridades del célebre ‘DJ’.

“Para ser sincero, no he pensado mucho en los Juegos”, afirmó tranquilamente este sábado tras la tercera jornada de The Players, el quinto torneo en importancia del año, jugado en Ponte Vedra Beach (estado de Florida). "Nunca llegué a decidir si jugar o no, porque sencillmente no me he inscrito. Los Juegos llegan en medio de una parte del calendario con muchos torneos importantes para mí. Es un viaje largo, el Mundial de St. Jude es una semana después... Y el Open Británico dos antes. Son demasiados viajes y me quiero centrar en el circuito americano”, explicó Johnson.

"No tengo nada contra los Juegos"

No se conoce aún el posible efecto contagioso de esta decisión, aunque otro de los posibles integrantes de la selección estadounidense, Webb Simpson, también ha adelantado su posible renuncia: “Sería un honor representar al país”, dijo Simpson esta semana, “no tengo nada contra los Juegos. Pero me interesa más tratar de ganar ‘grandes’, el Players, la FedEx Cup, que ser medallista olímpico”.

placeholder El golfista británico Justin Rose celebra su medalla de oro en Río 2016. (Efe)
El golfista británico Justin Rose celebra su medalla de oro en Río 2016. (Efe)



Afortunadamente, no parece que el grueso del circuito vaya a volver a utilizar un virus (el covid-19, en este caso) para disimular su escaso entusiasmo por los Juegos. Y un lustro después, el motivo sería mucho más justificado (en 2016 murió una persona por Zika en Estados Unidos, por ejemplo). La diferente reacción de muchos jugadores en 2020 hicieron pensar en una ‘rehabilitación’ de un deporte que no se tomó muy en serio su inclusión en el mayor evento del mundo y este año ha reforzado incluso su popularidad, debido a sus características y escenarios despejados, tras la pandemia.

El calendario golfístico de 2021 está ciertamente comprimido por las consecuencias de la pandemia. El torneo masculino de golf en Tokio se disputará entre el jueves 29 de julio y el domingo 1 de agosto. Dos semanas antes se jugará el Open Británico. El Mundial tendrá lugar la semana posterior a los Juegos, y a finales de septiembre se jugará la Ryder Cup en Estados Unidos (además de muchos otros torneos entre medias). Pero la renuncia de Johnson, dada su posición en el escalafón, es demasiado simbólica como para poder pasar desapercibida; especialmente tras el percance de Tiger Woods, el hombre que estaba llamado a reconciliar al golf con el olimpismo.

Golf Juegos Olímpicos Dustin Johnson Virus del Zika Pandemia
El redactor recomienda