el español, segundo en el RBC Canadian Open

Jon Rahm, la gesta está consumada: tarjeta del PGA Tour en tiempo récord

La pena es que, además, no ganara el torneo para meterse de cabeza en el último major de la temporada, el PGA, que se disputa la semana que viene en Baltusrol...

Foto: Jon Rahm.
Jon Rahm.

Jon Rahm terminó segundo en el RBC Canadian Open y ya ha cumplido con creces su gran y primer objetivo, que era conseguir los derechos de juego para la temporada 2016-17 del PGA Tour. Porque ahora mismo suma más de ochocientos mil dólares en ganancias, cantidad que ya, a día de hoy, será más que suficiente (el año pasado hicieron falta en torno a 750.000 dólares para alcanzar el puesto 125 en la lista de ganancias, que era la meta a alcanzar).

La victoria se la llevó Jhonattan Vegas (-12), que vino desde atrás y con un 64, ocho menos en el día, sorprendía a todos. Bravo por el venezolano, que encadenaba hasta cinco birdies en el arranque de su vuelta sin tener que patear desde más allá de tres metros. Aquello era un prodigio de precisión. Y finalizaba con otros tres birdies consecutivos. Matador.

Pero en honor a la verdad el español mereció salir al menos a un play off de desempate. Y no se trata de un arranque de euforia patria. No. Se trata de que el de Barrika se fabricó la mejor opción de eagle de la jornada en el 18, pateando desde tres metros, aunque no lo embocó. Se trata de que en el 13, par 5, la bola se le quedó asomada al balcón para birdie, pateando desde metro y medio. Se trata de que en el 15 volvió a gozar de una gran oportunidad tras pegar un gran disparo desde el tee en este par 3. Se trata de que en el 12, también par 3, no anduvo muy lejos de embocarla desde la arena. Se trata de que en el 17, aún sin tener una opción razonable de birdie, tiraba un magnífico putt desde diez metros y la bola volvía a quedarse casi asomada. Se trata de que en el 16, par 5, desde una posición muy delicada, se jugaba un globo a la nubes mayestático de tercer tiro y la bola lamía el borde del hoyo, regateando cruelmente al eagle. Puede que este globo imposible, ejecutado a 16 metros del hoyo, marque un antes y un después... Al menos en la percepción de la realidad de algún realizador televisivo norteamericano, porque resulta patético, absurdo, lo poco y mal que han mostrado al joven vasco. En fin, si es por galones, no hay cuidado: Jon se los está ganando de dos en dos cada semana...

Se trata, en definitiva, de que Jon Rahm fue desde el inicio a por el torneo(birdies en los hoyos 1 y 2), con una determinación bestial, y de que ha entregado un 67 en la jornada decisiva, con una tarjeta libre de bogeys. Y se trata, para ir resumiendo, de que este muchacho se hizo profesional hace poco más de un mes y ya atesora dos top-3 en el circuito más importante del mundo, con opciones serias de victoria en ambas ocasiones. De momento, además, ya se ha metido entre los 150 mejores del mundo y es el tercer español mejor clasificado, sólo por detrás de Sergio García y Rafa Cabrera Bello.

A veces cuesta enfocar la perspectiva real de las cosas, pero quizá ayude recordar que sólo tres golfistas españoles, en toda la historia, han conseguido ganar un torneo del PGA Tour. Y son los que son: Severiano Ballesteros, José María Olazábal y Sergio García. Jon aún no ha ganado, seguramente porque ese putt de eagle del 18 no quiso entrar (y con permiso de Vegas, claro, que ya se había ganado su plaza en un supuesto desempate), pero no se puede estar más cerca, tantas veces, en menos tiempo. Mientras llega o no el triunfo, se haga esperar o no lo haga, Jon nos ha dejado ya meridianamente clarito que quizá sí merezca la pena soñar a lo grande.

Más información en Tengolf.es

VÍDEO | Jon Rahm emuló al mejor Mickelson con este globo mágico...

Entrevista: "Belmonte sería Mickelson, un artista en terrenos muy cortos"

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios